Suscriptor digital

Fútbol y droga: Patricio Gorosito, el narco de las grandes ligas

Es uno de los principales acusados en la causa Carbón Blanco, por el tráfico de cocaína a España a través de Portugal; llegó a ser dueño de un club que creó de cero y se codeó con Messi y el Barça
Germán de los Santos
(0)
7 de abril de 2015  

ROSARIO.- El sol de la mañana golpea con suavidad el frente de la casa gris. Tres de Febrero al 1200, en Arroyo Seco, una pequeña localidad ubicada 20 kilómetros al sur de Rosario.

La puerta se abre y Patricio Gorosito sale rumbo a la panadería. Camina con cierta dificultad, con bastón, y 10 minutos después llega a destino para comprar bizcochos. Nadie lo sigue ni lo mira con sorpresa. A este hombre de 65 años que estuvo detenido en esa casa gris hasta el 17 de marzo pasado, tras ser extraditado de España en abril de 2013, la Justicia lo considera uno de los líderes -junto con el abogado Carlos Salvatore- de la banda de traficantes de droga más importante del país. Al caso se lo conoce como Carbón Blanco, un rótulo que encierra una trama de contrabando de miles de kilos de cocaína en cargamentos de carbón vegetal, y también de lavado de activos. El negocio del fútbol, según surge de la investigación, habría sido uno de los canales por donde la plata circuló para "limpiarse".

A nadie en Arroyo Seco le llama la atención ver a Gorosito a cara descubierta, a plena luz del día. Todos saben quién es y desconfían de esa apariencia de jubilado que cumple con los ritos domésticos. Su propia historia conspira contra la credibilidad de ese hombre gordo, canoso, que tuvo sus años de gloria cuando se rozó con el presidente del Barcelona FC.

La Justicia considera a Patricio Gorosito uno de los líderes -junto con el abogado Carlos Salvatore- de la banda de traficantes de droga más importante del país

Patricio Gorosito jugó en las "grandes ligas" y hasta se deba el lujo de decirle "pibe" a Lionel Messi.

Ese hombre mayor, que hoy parece abatido, golpeado por los años, que podría estar en una plaza jugando a las cartas, amasó -como se sospecha en la Justicia- millones durante la última década, y la Procelac lo investiga ahora por lavado de dinero, junto con Salvatore, que fue detenido por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en diciembre de 2012 en el edificio Cetro Real, en pleno centro de la ciudad de Rosario. Su auto, un Volvo, estaba en el estacionamiento de un supermercado.

El 16 de marzo de este año, el domicilio de Gorosito fue blanco de un operativo que hizo la PSA, que incluyó 39 allanamientos en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Santiago del Estero. Un día después le llegó el alivio de la excarcelación, por un fallo de la Cámara de Casación.

"Está enojado porque los policías le incautaron 20.000 pesos y dicen que no pudo explicar su procedencia. Era plata para vivir, para comprar los remedios", explicó un allegado de Gorosito.

La causa Carbón Blanco fue elevada a juicio en febrero -el expediente tiene 65 cuerpos-, pero se retrasó por los planteos de la defensa. El titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), el fiscal Adolfo Villate, anticipó a LA NACION que en mayo próximo se podría concretar el juicio en el que se ventilará el engranaje de exportación de la droga a Europa.

A la par, el año pasado se inició otro expediente donde se busca desentrañar el destino del dinero proveniente del tráfico de cocaína descubierto en 2012, luego de que parte del grupo fuera detenido en España y en Portugal.

Allí la lupa está sobre Gorosito y el abogado Carlos Salvatore, el mismo que está con prisión domiciliaria, por problemas de salud, en una casa del barrio porteño de Belgrano R, lo que no le impidió abrirles la puerta a los agentes de la PSA que realizaron los 39 allanamientos el 19 de marzo pasado. Un fiscal de Chaco pidió que le sea revocado ese beneficio al abogado luego de que LA NACION revelara que en una conversación telefónica con su esposa -detenida en la causa de lavado- amenazó con mandar a matar a la jueza del caso Carbón Blanco, la chaqueña Zunilda Niremperger, convertida en su némesis.

Se calcula, según admitieron fuentes judiciales, que la organización presuntamente capitaneada por Gorosito y Salvatore armó 60 empresas en el país y en el extranjero para licuar el dinero narco. Montañas de euros

Se calcula, según admitieron fuentes judiciales, que la organización presuntamente capitaneada por Gorosito y Salvatore armó 60 empresas en el país y en el extranjero para licuar el dinero narco. Montañas de euros.

En el expediente figura el testimonio de Rolando Direnzo, miembro de la banda, que declaró que "el negocio del transporte de cocaína a Europa se pagaba con el 30 o 40% de la droga". Con un solo cargamento de 400 kilos de cocaína a la banda le quedaban unos 120 kilos de droga. En la Argentina esa cantidad está valuada en más de 1,5 millones de pesos.

La jueza federal Niremperger inició una investigación tras la denuncia que hizo la Dirección General de Aduanas el 13 de marzo de 2012. En el país el expediente se abrió después de que se descubriera el caso por las fuerzas de seguridad de Portugal y España, que incautaron 400 kilos de cocaína ocultos en una cargamento de carbón vegetal que había salido de Quitilipi, Chaco, y tenía como destino final el puerto catalán. Fueron detenidas siete personas, entre ellas Gorosito. Ése fue el final del hombre que intentó compartir el negocio del fútbol y el narcotráfico.

Nueve años antes de caer preso en Europa, Gorosito tomó vuelo en Santa Fe como un empresario futbolístico. En 2002 perdió por seis votos las elecciones del Athletic Arroyo Seco, el club de sus amores, adonde sus hijos iban a jugar desde pequeños.

Nueve años antes de caer preso en Europa, Gorosito tomó vuelo en Santa Fe como un empresario futbolístico. En 2002 perdió por seis votos las elecciones del Athletic Arroyo Seco, el club de sus amores

Pero la derrota frente al dirigente Roberto Donatti no le quitó el sueño. Un año después decidió construir su propio club. A lo grande, sin reparar en gastos. Lo que había soñado lo convirtió en realidad. En un predio de 21 hectáreas hizo siete canchas de fútbol profesionales, con un estadio para 12.000 espectadores que podían sentarse en butacas de plástico.

El broche de oro era un hotel de cuatro estrellas con todas las comodidades que edificó Constructora Deportiva SA, propiedad de Genaro Aversa, yerno del ex presidente de la AFA Julio Grondona. Faltaba el resto. Darle vida, porque el club no tenía ni un solo socio. Allí estaba parte del problema. Pero el dinero solucionaba casi todo: podía comprar jugadores y llegar a Primera con la ayuda de su "amigo" Grondona. Su anhelo no estuvo lejos. Con el DT Oscar Craiyacich, que hizo dupla en la zaga de Rosario Central con Edgardo Bauza , actual entrenador de San Lorenzo, Real Arroyo Seco llegó a la final del Torneo Argentino A, pero perdió con Gimnasia de Concepción del Uruguay.

Su estadio tapizado con un césped impecable se vio en las transmisiones de TV porque Tiro Federal de Rosario jugó de local allí en su paso por la Primera División en 2005/2006.

La llegada al Barcelona

Grondona le abrió otra puerta. El 4 de octubre de 2006, Gorosito firmó un acuerdo con el Barcelona FC, cuyo presidente, Joan Laporta, presidió el acto en Arroyo Seco y le entregó la camiseta N° 10, la de Messi , con la inscripción "Gorosito" en la espalda. Él le dio la naranja del "Real", con la publicidad del restaurante Katrine.

El crack rosarino usó el club durante su recuperación, en marzo de 2008. Lionel era vecino. La casa de Messi está cerca del estadio, sobre el río, en el country Azahares del Paraná. "Acá nadie te va a molestar, pibe", le dijo entonces Gorosito.

En sólo cuatro años, Gorosito vendió el club que había construido. En junio de 2008 este hombre de 65 años traspasó el predio de 21 hectáreas a Rosario Central por 16.100.000 dólares. El diario La Capital publicó por aquellos días que el acercamiento entre Gorosito y el entonces presidente "canalla" Horacio Usandizaga lo había tejido el ex jefe de la policía de Santa Fe Ricardo Milicic.

El broche de oro era un hotel de cuatro estrellas con todas las comodidades que edificó Constructora Deportiva SA, propiedad de Genaro Aversa, yerno del ex presidente de la AFA Julio Grondona

La urgencia por conseguir dinero impidió entablar una negociación con un precio razonable. Las conversaciones se hicieron en Uruguay, donde Gorosito también estaba ligado al fútbol como manager del club Deportivo Colonia.

El inmueble del Real Arroyo Seco estaba a nombre de la sociedad financiera internacional Bavella SA, radicada en Montevideo. El predio estaba gravado con dos hipotecas (del 24 de noviembre de 2006 y el 10 de agosto de 2007) a favor de la firma Conort SA. Tras acordar el precio, la escritura se firmó cerca de las dos de la madrugada en la escribanía del vicepresidente de Rosario Central Alfredo Buhler, quien falleció en 2009. El club de Arroyito pagó una cuota de 2,5 millones de dólares. Los 40 pagarés que Usandizaga firmó por el resto del monto fueron vendidos por Gorosito a la financiera Autocredit SA, de Villa Constitución.

Tras desprenderse de su "sueño", sus negocios tomaron otro rumbo: apuntaron hacia el Norte. Compró un campo de 3800 hectáreas en Suncho Corral, Santiago del Estero, para producir carbón vegetal. Pero en esa provincia Gorosito no abandonó su pasión por el fútbol, algo que le servía supuestamente (como se investiga ahora) para lavar dinero.

En 2011 desembarcó en Atlético Mitre, donde era una especie de "manager" en la sombras. Vendía sus contactos con Grondona y ofrecía jugadores importantes para la categoría zonal. El fútbol lo hacía visible, importante, en ese pueblo pobre de 13.000 habitantes, donde se construyó una mansión. Lo "invisible" iba dentro de los cargamentos de carbón que exportaba a través de la empresa Carbón Vegetal del Litoral, con sede en Quitilipi, Chaco. La Procelac calcula que desde 2003 realizaban operaciones de contrabando de cocaína.

Gorosito fue detenido en España y extraditado el 10 de abril de 2013. Según el procesamiento dictado por Niremperger el 14 de febrero de 2013, "había ocupado un rol importante en la organización". La magistrada los procesó a él y a Salvatore por "contrabando calificado de estupefacientes y por asociación ilícita".

"Además de tener el manejo de parte del dinero y de haber realizado los contactos en la Argentina, regenteaba a los miembros del resto de la organización que operaban en España y con Carlos Salvatore eran los que recepcionaban y distribuían el dinero", suscribió la jueza.

Gorosito fue detenido en España y extraditado el 10 de abril de 2013

En Chaco, según el expediente 170/2012, las entregas de plata se hacían generalmente en el hotel Gualok, de Roque Sáenz Peña. "Me dijeron: «Llevá esta plata a fulano». No pude o no quise retirarme a tiempo. Dios sabe por qué. No recuerdo bien cuándo fue que advertí que había droga", dijo Gorosito la semana pasada en una entrevista con el diario El Liberal de Santiago del Estero.

Uno de los integrantes de la banda declaró en la causa que la relación entre Gorosito y Salvatore con Carbón Vegetal del Litoral "era a través de Héctor Ángel Roberto [oriundo de Arroyo Seco], que se encargaba de los pasaportes y de la falsificación de documentación con origen en Uruguay". El nombre apócrifo que figuraba "era el de Fernando Lozano Fernández". La jueza señaló: "Ha quedado acreditado que la constitución de la empresa exportadora de carbón fue una de las maniobras realizadas para cumplir con el fin ilícito programado de exportar cocaína al mercado europeo".

El fiscal federal Carlos Sanserri dijo a LA NACION que cuando detuvieron a este grupo en Portugal detectaron que "en las guías de la Aduana argentina figuraba Quitilipi, Chaco". "El carbón vegetal donde iba la droga se había cargado en contenedores en un depósito de esa localidad. Los agentes aduaneros de Barranqueras, Chaco, hicieron el control del cargamento y lo precintaron. Así viajó al puerto de Buenos Aires. El carbón vegetal debió haber pasado por carril rojo, lo que suponía ser sometido a escaneo obligatorio de los contenedores. Parece que esto no pasó así". El fiscal señaló: "Hay indicios claros de encubrimiento de agentes aduaneros, que no van a juicio en la primera etapa. Hubo indudable falta de control".

Hugo Prodan, otro detenido de la banda, declaró que en enero de 2009 se realizó una reunión en el Hotel Presidente, en Buenos Aires, para "tratar la forma de eludir y evitar la detección del escáner de la Aduana".

En 2011, según el expediente, Gorosito estuvo en Portugal en busca de un galpón adecuado para acopiar la cocaína. Mantenía comunicaciones frecuentes con Salvatore, quien usaba el nombre de "Manuel". En julio de 2010 surgió un problema. La policía española incautó 762 kilos de cocaína en un contenedor expedido por Agroforestal Litoral SRL, que nadie fue retirar. Después cayeron presos. Además del embarque de 400 kilos de droga, Carbón Vegetal del Litoral SRL había hecho otros dos embarques a Portugal, que cuando la AFIP hizo la denuncia estaban en tránsito en el puerto de Buenos Aires en dos containers, que habían sido registrados en la Aduana de Barranqueras. El 13 y el 14 de marzo de 2012 se ordenaron las requisas y el perro "Otti" encontró entre 1050 bolsas de carbón 77 envoltorios de cocaína que pesaron 519 kilos.

Patricio Gorosito

Tiene 65 años y actualmente cumple prisión domiciliaria en una casa que posee en Suncho Corral, Santiago del Estero. Admite que "cuatro o cinco veces" llevó dinero mal habido a Barcelona, por "sugerencia" e "imposición" del abogado Carlos Salvatore

Zunilda Niremperger

La jueza federal de Presidencia Roque Sáenz Peña, Chaco, instruye la causa denominada Carbón Blanco, por el contrabando de cientos de kilos de cocaína a Portugal. Sostiene que Gorosito y el abogado Carlos Salvatore son los principales acusados en el caso

El curso de una causa compleja

13/03/12

A instancias de una denuncia de Aduanas, la jueza federal Zunilda Niremperger, de Roque Sáenz Peña, Chaco, inició una investigación por contrabando de cocaína. Fue luego de que fuerzas de seguridad de España y Portugal incautaron 400 kilos de cocaína ocultos en un cargamento de carbón vegetal despachado desde Quitilipi, Chaco

Primera detención

Por causa de ese primer descubrimiento, Patricio Gorosito y otras seis personas fueron detenidas. Gorosito cayó en Barcelona y fue extraditado a la Argentina en abril de 2012

Los negocios (1)

Antes de ser detenido, Gorosito se hizo fuerte en el mundo del fútbol y tuvo nexos con Julio Grondona, el fallecido presidente de la AFA. Creó de la nada, con una fortuna, el club Real Arroyo Seco; luego vendió las instalaciones a Rosario Central

19/03/15

La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) realizó 39 allanamientos simultáneos en la Capital, Mar del Plata, Santiago del Estero y Santa Fe, para seguir la ruta del lavado de dinero del narcotráfico

Los negocios (2)

Se sospecha que la organización criminal creó unas 60 empresas en el país y en el extranjero (muchas, del rubro inmobiliario) para licuar dinero narco

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?