Suscriptor digital

Un video desnuda la brutalidad de la violencia racial en EE.UU.

Graban a un policía blanco disparándole ocho tiros por la espalda a un negro desarmado que intentaba escapar
(0)
9 de abril de 2015  

NORTH CHARLESTON, Carolina del Sur.- Un video tomado con un celular o una cámara personal tiró por la borda la "defensa propia" que alegó un policía blanco en Carolina del Sur, que fusiló por la espalda a un hombre negro desarmado, en otro brutal episodio de violencia racial en los Estados Unidos.

El video, entregado a la familia de la víctima por una persona no identificada que grabó las imágenes, muestra al agente Michael Thomas Slager, de 33 años, cuando le dispara ocho veces por la espalda a Walter Lamer Scott mientras éste huye corriendo. Scott, de 50 años, cae tras el octavo tiro, realizado luego de una breve pausa.

El incidente sucedió al sábado, pero cobró fuerza ayer, luego de que The New York Times difundió la toma. Allí no quedan dudas de la escena en la que Slager dispara contra Scott, corre hasta donde está abatido y le pone las esposas aun cuando yace inerte, a 30 metros de donde apretó el gatillo.

"La manera en la que le dispararon, parecía que [el policía] estaba tratando de dispararle a un ciervo. Ni siquiera sé si es racismo o tiene un problema mental", declaró ayer a la cadena NBC el padre de la víctima, también llamado Walter. El oficial quedó detenido, fue despedido de la fuerza y enfrenta cargos de homicidio que podrían conducirlo a la pena de muerte.

La orden de arresto señala: "Thomas Slager mató a la víctima ilegalmente y con premeditación. Le disparó a la víctima varias veces por la espalda después de un altercado. Todo está basado en pruebas recogidas en el video".

La violencia fue el desenlace de un incidente menor. Slager detuvo a Scott por tener rota una luz de freno del auto, lo que fue seguido de una discusión, la corrida a pie del conductor y la ejecución con el arma reglamentaria.

Con la difusión del video, se derrumbó la defensa propia que Slager insinuó en las primeras horas después del incidente. También jugaba a su favor, en ese momento, el hecho de que Scott tenía antecedentes penales.

"Si no hubiera habido un video, ¿sabríamos la verdad? Pero ahora conocemos la verdad", dijo en una conferencia de prensa el hermano de la víctima.

El tiroteo del sábado podría reavivar las tensiones raciales en los Estados Unidos, donde en los últimos meses se conocieron varios casos de ciudadanos negros muertos a manos de oficiales blancos. La muerte en agosto pasado de otro joven negro desarmado en la ciudad de Ferguson (Misuri) provocó masivas protestas en todo el país.

Decenas de manifestantes salieron asimismo a protestar en North Charleston por la muerte de Scott, con carteles que decían: "El mundo entero está mirando" y "No disparen por la espalda".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?