Suscriptor digital

El Gobierno cita al embajador británico por el espionaje por Malvinas y denuncia a las petroleras en la zona de las islas

Cancillería convocó a John Freeman para exigirle explicaciones "ante el silencio" de Londres, luego de que se conociera el trabajo de espías ingleses en Buenos Aires; también acusará en la Justicia a las compañías que operan en el archipiélago
(0)
9 de abril de 2015  • 11:57

A poco de revelarse que el Reino Unido realizó una fuerte actividad de espionaje sobre la Argentina para evitar que nuestro país intentara recuperar por la fuerza las islas Malvinas, la Casa Rosada citó al embajador británico a que se presente ante la Cancillería, que dirige Héctor Timerman.

El pedido formal lo realizó el segundo del Ministerio de Relaciones Exteriores, Eduardo Zuain, "ante el silencio del gobierno británico frente a revelaciones de Edward Snowden", reza un comunicado oficial de Cancillería. Las actividades de espionaje se conocieron públicamente el 3 de abril pasado.

Casi al mismo tiempo, se conoció hoy que Inglaterra convocó a la embajadora argentina, Alicia Castro, para que explique la última escalada verbal por la disputa por las Malvinas.

Zuain también comunicó al embajador Freeman que la Cancillería y el Ministerio de Planificación Federal "presentarán hoy una denuncia penal contra las empresas que llevan adelante actividades de exploración de hidrocarburos en la plataforma continental argentina".

La citación ocurrió una semana después del 33 aniversario del conflicto bélico de 1982 por el archipiélago, en medio de la tensión bilateral por las denuncias de Londres según las cuales la Argentina es una "amenaza" para los isleños, lo que la presidenta Cristina Kirchner rechazó al encabezar el acto en recuerdo de los caídos en la guerra.

Según el Gobierno, la explotación de hidrocarburo en la zona del archipiélago viola la ley 26.915 y las resoluciones de las Naciones Unidas sobre la Cuestión de las Islas Malvinas.

"Las empresas que serán denunciadas integran un consorcio responsable de la contratación de una plataforma semi-sumergible que el 6 de marzo último inició una campaña exploratoria en la cuenca Malvinas Norte, a unos 200 kilómetros de las Islas Malvinas, durante la que prevé perforar al menos seis pozos", especificó en un comunicado la Secretaría de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, que dirige Daniel Filmus. Fundamentan la denuncia en que las compañías no obtuvieron la correspondiente autorización de la Secretaría de Energía.

El espionaje británico se trató de actividades de agentes anglosajones que evaluaban a la Argentina como aliado de Irán desde 2010 y por ese motivo se habrían incrementado las medidas preventivas del Reino Unido sobre Buenos Aires.

El seguimiento se orientó a averiguar planes argentinos sobre las islas Malvinas, según los archivos que poseía Snowden, como correos electrónicos, informes, presentaciones y comunicados internos comprendidos entre 2006 y 2011.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?