Cinco momentos polémicos de Madonna sobre el escenario

Caídas, besos y otras provocaciones cortesía de la Reina del Pop
(0)
15 de abril de 2015  • 09:43

El beso con Drake. El fin de semana pasado, el rapero canadiense ocupó un lugar privilegiadio en la grilla del festival Coachella. Durante su show, la Diva del Pop tomó por sorpresa el escenario, ubicó a Drake en una silla y, tras entonar algunos versos del hit "Madonna", le estampó un beso al cantante, que quedó estupefacto y con cara de asco le preguntó al público "¿Qué carajo acaba de pasar?".

Tropezón y caída en los Brits. Para promocionar su último disco, Rebel Heart, Madonna actuó en febrero en los premios de la industria discográfica británica. Vestida con una capa negra, Madge se cayó de espaldas mientras estaba sobre una escalinata. Ella culpó a Giorgio Armani, encargado del vestuario, y el diseñador aclaró que la prenda había sido modificada por pedido suyo. Lo único cierto es que después de la caída, Madonna tuvo que pasar la noche en observación por un esguince cervical.

De una generación a otra. Puede verse como una provocación, o también como una extraña forma de darle el visto bueno a una nueva camada pop. En su presentación en los VMA del 2003, Madonna compartió escenario con Britney Spears y Christina Aguilera. Nada fuera de lo normal, hasta que la diva le dio un beso a cada una, algo que dejó boquiabierta a toda la platea. Peor suerte corrió para Missy Elliott, que también andaba por el escenario, pero no recibió ninguna muestra de afecto por parte de sus compañeras.

Exposición pública. La gira de MDNA en 2012 fue una invitación constante a la polémica. Cuando el tour llegó a París, en uno de los interludios del show apareció en pantalla una imagen de la diputada al Parlamento Europeo, Marine Le Pen, con una esvástica dibujada en su frente. En otras ocasiones, Madonna se bajó los pantalones de espaldas al público, y coronó todo en Estanbul, cuando mostró durante unos segundos su pezón derecho mientras interpretaba "Celebration".

¡Por los brazos de Vishnú! Madonna despidió el milenio abrazando la espiritualidad manifiesta en Ray of Light. Su presentación en los VMA de 1998, sin embargo, no hizo más que desatar polémica. La cantante apareció usando en su rostro pinturas faciales que simbolizan castidad, pureza y dedicación a Dios para el hinduismo. Varias asociaciones ligadas con esta fe manifestaron su disgusto, algo entendible teniendo en cuenta lo excesivamente sugerentes que resultan tanto algunos de sus movimientos en escena como también su vestuario.

Notas relacionadas

Madonna en la tapa de RS: vivir para contarlo

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.