Julio Mario Santo Domingo III, el DJ que sedujo a Nieves Zuberbühler

De bajísimo perfil –casi no hay fotos de él–, Julio suele usar barba y bigote y tiene un angioma de nacimiento que lo caracteriza.
De bajísimo perfil –casi no hay fotos de él–, Julio suele usar barba y bigote y tiene un angioma de nacimiento que lo caracteriza.
Hermano de Tatiana, la mujer de Andrea Casiraghi, es miembro de la élite latinoamericana que vive en Nueva York y marca tendencia con su estilo de vida
(0)
28 de abril de 2015  • 17:55

Se conocieron a mediados de 2014 en Nueva York, y la celestina fue Concepción Cochrane Blaquier (31). Amiga íntima de Andrea Casiraghi (30) y de su mujer, Tatiana Santo Domingo (31), Concepción fue quien presentó a Julio Mario Santo Domingo III (29), hermano de Tatiana, y su prima Nieves Zuberbühler (27). El era uno de los solteros de oro de Manhattan; ella estaba recién separada del abogado argentino Manuel Maximino y recuperándose de una fractura de cadera (la atropelló un taxi en Nueva York). Después, Cupido hizo de las suyas, se enamoraron, y en pocos meses sellaron su amor con una boda secreta que el entorno de él vio algo apresurada.

Hijo de Julio Mario Santo Domingo Jr. y de la socialité brasileña Vera Rechulski, Julio nació en Arizona en mayo de 1985. Educado en Suiza, estudió en la Ecole Internationale de Ginebra y luego se graduó en Historia del Arte en la Universidad de Boston. Vive en Nueva York, en el distrito de Meatpacking, en una casa de 250 metros cuadrados por la que pagó 4 millones de dólares, y desde 2008, cuando fundó Sheik’ Beik –una comunidad que organiza fiestas y que se extendió a Río de Janeiro, Beirut, Londres, París, Barcelona, Miami, Bogotá y Los Angeles– se convirtió en un reconocido DJ que ha pinchado en las mejores fiestas de Europa, incluidas las que celebra el magnate Roman Abramovich.

Con su mujer, Nieves Zuberbühler, en una gala en el Lincoln Center de Nueva York, en septiembre de 2014. Hace poco más de un mes, se casaron en secreto en Manhattan.
Con su mujer, Nieves Zuberbühler, en una gala en el Lincoln Center de Nueva York, en septiembre de 2014. Hace poco más de un mes, se casaron en secreto en Manhattan.

Tras la muerte de su abuelo Julio Mario Santo Domingo en octubre de 2011, se convirtió en heredero de una de las grandes fortunas latinoamericanas: 2200 millones de dólares (la misma cifra heredó su hermana Tatiana). Es que el holding que comandaba su abuelo –llegó a ocupar el lugar 108 de la lista Forbes– controló 120 empresas de rubros como finanzas, seguros, turismo, transporte, alimentos, servicios y comunicaciones, y a Julio le tocó la mitad de lo que le correspondía a su padre, Julio Mario Santo Domingo Jr, quien murió de cáncer en 2009.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.