¿Alemania colaboró con el espionaje de Estados Unidos?

Las autoridades europeas pidieron explicaciones a Berlín antes las versiones de que su servicio secreto prestó sus instalaciones a la NSA para monitorear las comunicaciones de funcionarios de Francia y la Comisión Europea
(0)
30 de abril de 2015  • 12:18

BERLÍN.- Mientras en el resto del mundo el escándalo del espionaje estadounidense en el exterior parece haber quedado en un segundo plano, en Alemania sigue generando coletazos que ponen en aprietos al gobierno de Angela Merkel . La misma canciller que hace unos meses se "ofendió" con Barack Obama cuando se enteró del programa que tenía también a ella como blanco.

Las autoridades europeas pidieron hoy explicaciones a Berlín por las informaciones que apuntan a que el servicio secreto exterior alemán (BND) ayudó a la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) a espiar en París y Bruselas.

El roce con los socios europeos genera preocupación en la cancillería, donde se otorga una gran dimensión política a lo ocurrido y no se descarta que termine forzando renuncias dentro del BDN o incluso del gobierno, según pudo saber la agencia alemana DPA.

"Es algo que tiene que ser aclarado por las autoridades alemanas, también por las parlamentarias", señaló hoy el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, al exigir explicaciones por lo ocurrido a Alemania.

También el alemán Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo, se mostró irritado con las sospechas y advirtió que de ser ciertas constituirían un acto "grave e inaceptable".

Los vínculos

Hace una semana comenzaron a publicarse reportes sobre una supuesta colaboración de los servicios secretos alemanes con la NSA para espiar a empresas y políticos europeos durante años.

Ayer, el diario Süddeutsche Zeitung y las emisoras NDR y WDR aseguraron que la NSA usó la estación de escuchas del BND en Bad Aibling, Baviera, para monitorear comunicaciones de funcionarios de alto rango del Ministerio de Exteriores y la presidencia en París y de la Comisión Europea en Bruselas.

Además, el BND informó al parecer a la cancillería hace ya años de intentos de espionaje irregulares de la NSA al detectarlos, pero el gobierno de Merkel sólo comenzó a investigarlos a fondo cuando el tema llegó a la comisión del Parlamento que trata el escándalo. La dimensión de lo ocurrido sigue sin aclararse del todo.

Merkel evitó pronunciarse por el momento sobre el escándalo. Su portavoz, Steffen Seibert, se limitó a asegurar que el gobierno "informa al Parlamento siempre con su mejor voluntad y consciencia".

Sin embargo, la oposición acusó a Berlín de haber ocultado datos sobre el espionaje estadounidense en Alemania y consideró "penoso" para el gobierno si se confirma que la NSA espió "a sus mejores amigos políticos en París", en palabras del diputado de los Verdes Hans-Christian Ströbele.

La comisión parlamentaria de control de los servicios secretos sesionará el miércoles próximo para tratar la situación.

En la sesión se espera al miembro del gabinete más golpeado por el escándalo, el ministro del Interior Thomas de Maiziére. El cristianodemócrata (CDU) fue ministro de la Cancilleria de 2005 a 2009, cargo del que depende el BND.

Agencia DPA

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.