Suscriptor digital

Carlos Fayt: "Seguiré en la Corte mientras Dios me dé fuerza, vida y plenitud"

El ministro de la Corte Suprema, cuestionado en los últimos días por el kirchnerismo, desmintió problemas de salud: "Me encuentro bien; estoy trabajando como siempre"
(0)
9 de mayo de 2015  • 16:09

Después de días de silencio, el ministro de la Corte Suprema Carlos Fayt reapareció hoy en público tras la embestida encabezada por el kirchnerismo para que deje su silla en el máximo tribunal y desmintió problemas de salud.

"Me encuentro bien, estoy trabajando como siempre", dijo el juez en una entrevista con radio América que salió al aire esta mañana. Y ratificó que "seguirá así" mientras Dios le "de fuerza, vida y plenitud".

Fayt también agradeció, en declaraciones a Radio América, el apoyo que recibió de la sociedad ante las críticas por su avanzada edad para integrar la Corte.

De esta manera, el magistrado se defendió de las críticas que el Gobierno lanzó durante la semana sobre sus supuestos problemas de salud que -sostienen- lo imposibilitarían para ejercer su labor como magistrado.

Fayt habló con el abogado Jorge Rizzo, quien fue asesor letrado de Fayt años atrás. El ex presidente del Colegio Público de Abogados destacó que el magistrado estaba afectado por un cuadro gripal cuando se realizó la entrevista.

"Tengo un poco de garganta y hasta tengo buena voz, pero no es la misma cuando estoy sano que cuando estoy enfermo", señaló Fayt a radio América, donde el conductor, el abogado Jorge Rizzo, advirtió que al momento de la entrevista atravesaba un cuadro gripal.

El magistrado también destacó que está en contacto "con todos los abogados" y hasta sostuvo que los letrados tendrían que tener "un programa de televisión propio" para "poder tener una voz y decir lo que piensan". En tanto, agradeció "las manifestaciones de aprecio" que recibió "a través de la prensa, la radio y la televisión y de internet, con los comentarios virtuales de todos".

La polémica sobre la salud de Fayt se generó luego de que el Gobierno denunciara que el magistrado firmó desde su casa la acordada que determinó la reelección del titular de la Corte, Ricardo Lorenzetti, con ocho meses de anticipación.

Al respecto, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, sostuvo esta semana que la acordada del 21 de abril, firmada por Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Fayt "falsea la verdad" porque el juez de 97 años no participó en el acto en el que se firmó el documento.

Ante este escenario, el diputado kirchnerista Carlos Kunkel instó a Fayt a que se presente en la Comisión de Juicio Político para que vaya a "platicar" y "demostrar que no son ciertas las afirmaciones de que no está en condiciones de ejercer la función".

La estrategia kirchnerista

La embestida que ordenó la presidenta Cristina Kirchner a sus principales ministros y operadores para pedir la renuncia del juez de la Corte Suprema Carlos Fayt, de 97 años, tiene un objetivo central: paralizar al máximo tribunal para evitar cualquier posibilidad de que trate antes de fin de año dos de las causas que más preocupan a la jefa de Estado: la investigación de las cuentas de su empresa Hotesur y la constitucionalidad del memorándum firmado por el Gobierno con Irán.

Con sólo tres miembros de la Corte quedaría virtualmente paralizada. Como los fallos del tribunal requieren una mayoría de al menos tres votos afirmativos, si uno de los miembros vota en contra, impediría cualquier resolución.

"Fayt siempre vota con Lorenzetti. Si no está Fayt, sólo contaría con Juan Carlos Maqueda. Si Elena Higton de Nolasco vota a favor del Gobierno, no hay fallo, porque quedan 2 a 1. Y al no haber tres votos no se avanza", explicó una fuente oficial a LA NACION días atrás.

La máxima pretensión de Cristina Kirchner sería lograr dos nuevas vacantes en el tribunal: la de Fayt y la de Eugenio Zaffaroni, quien renunció en diciembre pasado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?