¡Yo no filmé eso!: cinco directores que reniegan de sus películas

Jessica Biel y Jake Gyllenhaal en Accidental Love, la fallida sátira de David O. Russell
Jessica Biel y Jake Gyllenhaal en Accidental Love, la fallida sátira de David O. Russell Fuente: Archivo
No siempre los cineastas están orgullosos de sus productos finales y ésta lista lo comprueba
Milagros Amondaray
(0)
8 de junio de 2015  • 00:10

Por lo general siempre estamos viendo la otra cara de la moneda, el costado menos problemático de Hollywood: las películas que se completan sin mayores inconvenientes y que en ocasiones son sucedidas por el reconocimiento de los críticos y los círculos de premiación. Sin embargo, muy pocas veces se menciona la contraparte, aquellos proyectos que sufren numerosos obstáculos en su realización a punto tal que sus directores buscan desligarse de ellos. ¿Cuáles son esos films? Mencionamos tan solo cinco de ellos en la siguiente lista:

*1. David O. Russell y ACCIDENTAL LOVE

  • Seguramente el temperamental David O. Russell no se haya puesto para nada contento de que Accidental Love - previamente conocida como Nailed - saliese a la luz un año después de haber sido nominado al Oscar por segunda vez consecutiva por la realización de Escándalo americano. Lo cierto es que Accidental Love comenzó a filmarse en el año 2008, con los protagónicos de Jake Gyllenhaal y Jessica Biel y un elenco secundario por demás brillante: Bill Hader, Tracy Morgan, Catherine Keener, entre muchos otros nombres reconocidos. Los problemas surgieron cuando ciertas trabas en la financiación del rodaje causaron el enojo de su director, quien decidió retirarse del proyecto, anulando así cualquier chance de filmar escenas clave de la película. En consecuencia, esta historia que se planteaba como una sátira política, derivó en una serie de episodios inconexos y completamente desprovistos de sentido. Russell no aparece en los créditos sino que usó un alias (Stephen Greene) para desligarse de un film que tiene como premisa el arrebato hipersexual de una mujer tras accidentalmente sufrir la perforación de un clavo en su cabeza. Este puntapié argumental es solo una parte de los numerosos problemas de esta ridícula "comedia" que, para el bien de los involucrados y los cinéfilos, nunca debió haber sido estrenada.

*2. Tony Kaye y AMERICAN HISTORY X

Edward Norton en American History X, la película que le valió una fuerte pelea con el realizador Tony Kaye
Edward Norton en American History X, la película que le valió una fuerte pelea con el realizador Tony Kaye Fuente: Archivo

  • American History X no habrá sido una película paupérrima como lo es Accidental Love, pero de todas formas no es la película que su director quiso filmar. El conflicto se inició cuando Tony Kaye y New Line, el estudio que le financió su ópera prima, expresaron sus discrepancias respecto al final de la historia. Kaye quería que su obra concluyera de un modo mucho más oscuro - lo cual se convertiría en su marca registrada -, mientras que New Line tenía todas las intenciones de alterar ese desenlace. El tira y afloje no benefició a Kaye y el corte final de American History X fue filmado por su protagonista Edward Norton (quien consecuentemente tuvo su propia pelea con el director) y por el editor Jerry Greenberg. Los detalles de este fuerte choque no tardaron en surgir, uno de ellos aseguraba que Kaye fue literalmente dejado afuera de la sala de edición sin que se le diera la posibilidad de rever su primer largometraje. Cuando perdió dicha batalla, el director acudió a la DGA (el Sindicato de Directores) para que saquen su nombre de los créditos y pongan uno más inventivo (Humpty Dumpty), movida que tampoco le dio buenos resultados, ya que su pedido fue negado rotundamente. ¿ Cómo siguió esta historia? Con una demanda de Kaye a la DGA por 200 millones de dólares (¡!) y una reunión con New Line a la que acudió con un mono y un rabino (sí, eso sucedió). Recientemente, y ya más calmo, el director aseguró que American History X "no está tan mal", aunque sigue sin querer hacerse cargo del resultado. Dato: Norton recibió su segunda nominación al Oscar por esta película, en la que brindó una de las mejores interpretaciones de su carrera.

*3. Sam Raimi y EL HOMBRE ARAÑA 3

Sam Raimi admitió haber "metido la pata" con la tercera entrega de El hombre araña
Sam Raimi admitió haber "metido la pata" con la tercera entrega de El hombre araña Fuente: Archivo

  • Si bien hay muchos directores que quieren emanciparse de determinados productos - especialmente cuando alguien más "mete mano" en las decisiones creativas -, pocas veces nos encontramos con aquellos que hablan largo y tendido sobre dichos conflictos, y de manera elocuente. Uno de ellos es Sam Raimi . El director que tuvo a cargo la trilogía del Hombre Araña protagonizada por Tobey Maguire , aludió en el podcast Nerdist a las críticas poco favorables que recibió la tercera entrega de la saga haciéndose cargo parcialmente de los malos resultados obtenidos. "Arruiné mucho la película", confesó Raimi y no tardó en indagar en las razones por las cuales no estuvo al ciento por ciento de su innegable talento. "Las tres películas fueron muy demandantes para mí, y por culpa de la tercera recibí el odio de mucha gente y con razón, se trata de una película que simplemente no funciona". Asimismo, Raimi añadió que nunca creyó en todos los personajes del film y que sintió una enorme presión por estar a altura de lo que había hecho con las dos primeras partes. Sin embargo, su declaración no fue estrictamente un mea culpa porque también hizo referencia a la injerencia de los estudios Sony: "No me dieron el total control creativo de la película (...) volvería a contar historias relacionadas al Hombre Araña pero siempre y cuando las condiciones estén dadas para hacerle honor al personaje, de lo contrario no lo volvería a hacer nunca". Posteriormente se hizo un reboot de la saga, con Andrew Garfield en el rol central y con Marc Webb en la silla de director.

*4. Mark Romanek y STATIC

Static, la ópera prima de Mark Romanek de la que nadie habla
Static, la ópera prima de Mark Romanek de la que nadie habla Fuente: Archivo

  • De todos los realizadores de videoclips que dieron un salto al cine, Mark Romanek es indudablemente uno de los más atractivos, sobre todo porque logró darles a sus largometrajes una impronta autoral indiscutible. De todas formas, cuando se alude a su filmografía, se indaga mucho en Retratos de una obsesión y en Nunca me abandones, pero pocas veces se analiza su ópera prima de 1986, Static. ¿Por qué será? Porque su director no la considera una película digna de atención sino un ejercicio de cinefilia más inconsciente que elaborado: "Se trató de un proyecto completamente prematuro; me dieron la posibilidad de hacer una película en un momento en el que yo no sabía ni qué quería contar ni cómo quería filmar, fue algo casi juvenil y embarazoso". El film fue co-escrito por el propio Romanek y el protagonista, el actor Keith Gordon. Con el paso del tiempo, y en gran medida por la presencia de Amanda Plummer, Static se convirtió en una película de culto difícil de rastrear y Romanek tuvo que aludir a ese fenómeno: "Soy consciente de que mucha gente conectó con ella, no quisiera olvidar eso, pero por otro lado me encantaría que Static desapareciera de una buena vez". Más claro, imposible.

*5. Matthieu Kassovitz y BABYLON A.D.

Vin Diesel en la polémica Babylon A.D.
Vin Diesel en la polémica Babylon A.D. Fuente: Archivo

  • Al igual que Mark Romanek, el actor y realizador francés Matthieu Kassovitz también fue contundente respecto a su propia (mala) experiencia realizando una película en los Estados Unidos. El film en cuestión fue Babylon A.D., un largometraje de ciencia ficción que Kassovitz estuvo planeando por más de seis años. Cuando finalmente los estudios 20th Century Fox le dieron luz verde, el rodaje fue una tortura para su responsable. "Estoy muy insatisfecho con esa película, nunca se me dio la posibilidad de filmar una escena como yo quería ni de respetar el guión, no me tomaron en serio", aseveró el director. ¿Cuál fue el inconveniente puntual? Kassovitz también lo explicó: "Me tocó un estudio que no tuvo agallas, que quería hacer una película apta para todo público, me rodeé de malos socios, malos productores, fue todo terrible". Del otro lado, Fox disparó contra el realizador asegurando que el mismo tuvo muchos episodios de ira durante el rodaje y que solía atrasarse con el cronograma. Kassovitz, claro, refutó dichas acusaciones y ahora sencillamente reniega del producto final protagonizado por Vin Diesel . Dato: hay un documental titulado "Fucking Kassovitz - Making of Babylon AD", que registra el duro proceso por el que pasó el director y que se encuentra completo en YouTube.

PARTICIPACIÓN. ¿Vieron algunas de estas películas? ¿Les resultaron tan fallidas como opinan sus realizadores? ¡Esperamos sus comentarios!

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?