Suscriptor digital

Renunció Juan Carlos Molina, el cura que había asumido en la secretaría antidrogas

De manera sorpresiva, el sacerdote dejó su cargo, según se publica en el Boletín Oficial; "Agradécense al funcionario renunciante los servicios prestados en el referido cargo", se incluye en el breve decreto
(0)
14 de mayo de 2015  • 07:17

El sacerdote Juan Carlos Molina , que había asumido el 4 de diciembre de 2013 al frente de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), renunció a su cargo, según consigna hoy el Boletín Oficial.

"Agradécense al funcionario renunciante los servicios prestados en el referido cargo", dice el segundo artículo del decreto 818/2015, firmado por la presidenta, Cristina Kirchner , el jefe de gabinete, Aníbal Fernández , y el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo.

En su comparecencia ante la prensa de cada mañana, Aníbal Fernández se refirió hoy al tema frente a la Casa Rosada: "Estuvo conmigo ayer a la mañana, me hizo conocer la situación personal, que creía que había cumplido su objetivo, y que por motivos personales se apartaba. Me dejó la renuncia, y a la tarde cuando vino la Presidenta, decidió aceptarla, y es lo que han leído en el Boletín Oficial", expresó. Además, dijo que darán a conocer quién es su sucesor "a la brevedad".

Anteayer, antes de dejar la titularidad de la secretaría antidrogas, el sacerdote había destacado el trabajo de la Sedronar en su cuenta de Twitter, donde todavía figura con su cargo en esa secretaría.

Molina comenzó su carrera ministerial en la provincia de Santa Cruz, donde forjó una amistad con la familia Kirchner y especialmente, con Alicia Kirchner, a quien luego asesoró ad honorem en en el Ministerio de Desarrollo Social.

También en el Sur creó la Fundación Valdocco, una ONG para ayudar a los más necesitados, que luego extendió sus hogares a Chaco e incluso Haití.

El 29 de noviembre de 2013, el entonces jefe de gabinete, Jorge Capitanich , anunció la designación de Molina, a quien describió como "una persona de amplia vocación de servicio, de experiencia y ha estado siempre al servicio de los pobres y humildes de nuestra tierra".

Para asumir, la semana siguiente, Molina recibió el retiro de las licencias ministeriales, a través del Obispo Miguel Ángel D'Annibale. Una vez en el organismo, cuestionó las gestiones de sus antecesores y afirmó que era "crítica" la situación administrativa de la secretaría.

El debate por la despenalización

Como funcionario, una de sus mayores polémicas fue su defensa de la "no criminalización" del consumo de drogas, lo cual le valió muchas críticas. "Me dicen cura drogón, pero me hacen reír", dijo al respecto en noviembre pasado.

El padre Molina es además amigo del papa Francisco , con quien se reunió por última vez en noviembre pasado, junto con 19 adictos recuperados invitados por el pontífice. "La postura del Papa es no perseguir a los pibes, no criminalizarlos y tener cuidado cuando hablamos de legalización, que no hace bien", señaló después sobre ese encuentro.

Cinco frases de Juan Carlos Molina

"Me dicen cura drogón, pero me hacen reír" (13 de noviembre de 2014)

"Los informes son claros, nosotros no somos un país productor. Sí hay cocinas que hacen estiramiento de mala calidad, que están en los grandes conurbanos" (23 de abril de 2014)

"Pasé de ser el secretario de la Sedronar a ser el hijo de puta defensor de Pablo Escobar" (11 de marzo de 2014)

"La realidad es que tenemos problemas con la droga, pero también que está puesto para sacar otros temas, está instalado por las corporaciones, por los medios. Las corporaciones usan distintos temas para ir peleando" (10 de marzo de 2014)

"Es una realidad que la droga está en la calle, que los pibes se falopean y que en las previas los revientan porque chupan como esponja y consumen pastillas" (6 de marzo de 2014)

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?