Condenan a 10 años de prisión a un policía acusado de torturar a Luciano Arruga

Vanesa Orieta, hermana del joven, luchó durante años para saber qué había sucedido con Luciano, que apareció enterrado como NN en Chacarita
Vanesa Orieta, hermana del joven, luchó durante años para saber qué había sucedido con Luciano, que apareció enterrado como NN en Chacarita Fuente: Télam
El adolescente fue víctima de "tormentos físicos agravantes" en el destacamento de Lomas del Mirador cuatro meses antes de desaparecer en 2009
(0)
15 de mayo de 2015  • 13:59

Un policía de la Bonaerense fue condenado a 10 años de prisión por torturar a Luciano Arruga cuando estuvo detenido en el destacamento de Lomas del Mirador en 2009, cuatro meses antes de desaparecer.

El Tribunal Oral en lo Criminal 3 de La Matanza condenó hoy a 10 años de prisión al policía bonaerense Diego Torales por la aplicación de torturas al adolescente.

Los jueces por unanimidad encontraron culpable al ex uniformado por ser responsable de "tormentos físicos agravantes" contra el adolescente, de 16 años, en la cocina del entonces destacamento policial de la localidad bonaerense de Lomas del Mirador.

La Fiscalía y la querella habían pedido que Torales fuese condenado a 16 años de prisión, mientras que la defensa planteó la absolución.

El caso

Luciano Arruga tenía 16 años cuando salió de su casa de Lomas del Mirador, partido de La Matanza, cerca de las 21 del 31 de enero de 2009, con 1,50 pesos en el bolsillo. Nunca regresó. Desde entonces su familia comenzó una lucha incansable para hallarlo y para lograr justicia. Ellos denunciaron en varias oportunidades que la policía había amenazado y torturado al adolescente porque querían obligarlo a robar.

Vanesa Orieta, hermana del joven desaparecido, contó que a Luciano le habían ofrecido armas, autos y dejarle liberadas algunas zonas para que cometiera robos bajo "protección" policial. Como el joven se negó, comenzaron a detenerlo sistemáticamente. Lo golpeaban, lo llevaban a la comisaría y lo amenazaban diciéndole que iba a aparecer en un zanjón.

La propia Vanesa lo había acompañado al destacamento de Lomas del Mirador en una de estas detenciones. Allí escuchó la golpiza y las amenazas. "Sacame de acá que me están moliendo a palos", le había suplicado su hermano en aquel momento. Vanesa tuvo el coraje de enfrentarse con la policía cada vez que su hermano era detenido injustamente.

Durante cinco años su familia llevó a cabo una intensa búsqueda del joven desaparecido.

El cuerpo de Luciano fu e hallado el pasado mes de octubre: durante todos estos años estuvo enterrado como NN en el cementerio de Chacarita. Un habeas corpus presentado por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que representa a la familia, fue decisivo para el hallazgo.

Tras el hallazgo, se supo que Luciano había sido atropellado la misma noche de su desaparición. El joven fue trasladado al Hospital Santojanni, donde falleció. Como carecía de documentación, el cuerpo fue llevado a la morgue judicial y luego enterrado como NN en el cementerio de Chacarita.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?