Las bodas de papel de Carlos Baccetti y Darío Straschnoy

Cumplieron su primer año. Abrieron una filial en México y tendrán otra en Miami. Aciertos y errores
José del Rio
(0)
17 de mayo de 2015  

Dos publicistas en acción
Dos publicistas en acción Crédito: Rodrigo Néspolo

"No es una peluquería, no es una veterinaria, es el nuevo edificio de Carlos y Darío." Así se enteraron los vecinos del barrio de Núñez que la esquina pintada de un blanco radiante se convertiría en una agencia de publicidad. Poco tiempo después llegaron las 20 grandes mesas de madera donde hoy conviven Carlos Baccetti y Darío Straschnoy, quienes festejan su primer año de "casamiento" como les gusta decir con un equipo de 40 personas.

Los dos son un clásico dentro de la publicidad: uno por haber liderado Young & Rubicam, la agencia más grande de la Argentina, por 25 años, y el otro por haber sido junto a Ramiro Agulla el símbolo de creatividad en los 90.

"Teníamos dos opciones: esperar a que el carpintero entregara los muebles y cada uno de los proveedores hiciera lo suyo o arrancar con 20 mesas por las que pagamos $ 10.000 mientras el resto avanza. Optamos por lo segundo", se divierte Straschnoy.

Baccetti lo mira atento. La barra de tragos (sin tragos) devenida en recepción da el marco. No es casualidad: la agencia toma hoy parte del lay out del histórico restaurante Manero al que reconstruyeron durante casi un año de obra. Los amplios ventanales conectan sin escalas con la ubicación más que cercana al estadio de River. Los marcos de las ventanas internas todavía no tienen los vidrios y las puertas no son las que finalmente serán. Pero eso no les importa. "Arrancar de cero y vivir esta situación un poco hippie es un poco difícil pero queremos conectar con esta parte de la casa. Es un gran recuerdo futuro para la nueva historia", se entusiasma Baccetti.

El lugar se divide en dos amplios pisos de espacios abiertos. "En los ratos de ocio hacemos la oficina pero ahora hay que trabajar", agrega Straschnoy. Los dos admiten que el start up es un poco más lento de lo que esperaban pero lo justifican en que "levantar una nueva casa siempre lleva tiempo".

Si bien nunca se refieren al plan de negocios con esa formalidad hablan de un camino previamente trazado al que planean respetar a rajatabla. "Desembarcamos en la ciudad de México con una filial propia de Carlos y Darío", anticipa Straschnoy. En el caso del DF arrancó con un "casting" para ver quién sería su "manito" allá como bromean con el responsable de esa filial y luego se definieron por Francisco Funes, un publicista con quien Darío había trabajado en su vida anterior, como se refiere sin nombrar a Young. El vive allá desde hace casi tres años.

Pancho, como lo llaman, tiene 20 años de carrera en la industria de las comunicaciones y trabajó en agencias multinacionales en la Argentina, México y Centroamérica, tales como McCann-Erickson, Young & Rubicam, DDB, FireAdvertainment y Leo Burnett, entre otras. "Venía de un matrimonio anterior y tuvimos que seducirlo", grafican.

"Nuestra visión es que en el futuro hasta las agencias más chicas van a ser multinacionales porque todos piensan más allá de las fronteras", revela Straschnoy. El próximo paso en este sentido será en Miami adonde abrirán la cuarta filial que se suma a Buenos Aires, México y Uruguay adonde desembarcaron con socios locales.

"Nos juntamos para tener una gran empresa no para hacer un kiosco. Por eso los doce meses que pasamos fueron de mucho crecimiento: oficinas, clientes, filiales y concursos por cuentas internacionales", agregan cuando se les pregunta por cómo está hoy el negocio. También siguen de cerca a Panamá como otro hub regional de alta proyección. Entre sus clientes actuales figuran DirecTV, Quaker y Toddy para Pepsico, Alamos y Bravío para Catena Zapata, el retailer virtual Avenida y la bebida energizante V Energy Drink.

Respecto de la publicidad en los tiempos que corren admiten que varios son los nuevos códigos. "Es el mejor momento para la creatividad por la alta tasa de retorno que tiene pero hoy el desafío es que nos presten atención a los publicitarios porque en tiempos de redes sociales todo cambió", resume Carlos. La creatividad es más funcional que emocional y conectar desde lo digital implica otros desafíos. "La relación es completamente pragmática. Antes te decían cuando ver TV y hoy el receptor cambió su ADN", resumen.

Darío cree que "la publicidad digital tiene mucho que ver con la TV en vivo salvo que evolucionó la cucaracha -el audífono por el cual los productores les dicen a los conductores si algo mide o no en rating-". La respuesta es inmediata. Casi tanto como los videos que tienen 100 millones de views en YouTube y a los que les prestan especial atención. "La conexión en esos casos se da desde lo simple. No aplica más si es bueno o malo pero sí que es entretenimiento", comenta Carlos. De hecho, el consumidor cuando se aburre se va, ya no espera. Ellos en tanto, se limitan a remontar sus votos de papel que confían, el tiempo convertirá en bodas de plata.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?