A fines de julio empezará a funcionar la nueva terminal de ómnibus en Villa Soldati

Descomprimirá la estación de Retiro y reducirá el tránsito en la zona del Bajo
Valeria Musse
(0)
18 de mayo de 2015  

La nueva terminal de ómnibus de la ciudad, que permitirá descomprimir la estación de Retiro, estará operativa en los últimos días de julio, según anunció el gobierno porteño. La obra, emplazada en el barrio de Villa Soldati, prevé desconcentrar el tránsito de ómnibus de larga distancia en el área metropolitana, ahorrar tiempo de viaje a los habitantes del sur porteño y revitalizar el comercio en una zona postergada durante años.

Además, también avanzan las obras del nuevo distribuidor en la autopista Dellepiane, que ayer visitaron el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, y su jefe de gabinete, Horacio Rodríguez Larreta. Ambos recorrieron la obra que busca agilizar el tránsito y mejorar la seguridad vial en un área en la que convergen cuatro autopistas y cuatro avenidas donde circula tránsito pesado: las autopistas 25 de Mayo, Dellepiane, Cámpora y Perito Moreno, más las avenidas Perito Moreno, Zuviría, Eva Perón y Lacarra.

Este nuevo distribuidor, situado a la altura de Flores y parque Avellaneda, tendrá un acceso especial para la nueva terminal de ómnibus de Villa Soldati, que se edificó en un predio de cuatro hectáreas, situado entre las avenidas Dellepiane, Perito Moreno y la calle Lacarra.

La estación cuenta con 48 dársenas y 51 boleterías, y tendrá paradas para taxis y refugios para 15 líneas de colectivos urbanos. Como ocurre en la terminal de Retiro, funcionará todos los días, durante las 24 horas, y estará equipada con locales comerciales y una playa de estacionamiento con capacidad para más de 400 vehículos particulares. El lugar será custodiado por un destacamento interno de la Policía Metropolitana.

Uno de los objetivos de este proyecto es que el 40% de los ómnibus de larga distancia que transitan habitualmente hacia o desde Retiro -unos 1800 colectivos diarios y hasta 2400 en temporada alta- sean derivados a esta nueva terminal. Esto permitirá desconcentrar el tránsito en el Bajo porteño.

La estación contará también con una conexión directa con el subte E, en la estación Lacarra.

Con buena parte de la estructura de hormigón terminada, actualmente se trabaja en la instalación de las cañerías para el cableado de energía y de datos, y la construcción de los tanques de agua y de la torre de control. A fines de julio, la terminal sería inaugurada, mientras que sólo a fines de año quedarán finalizados los últimos detalles técnicos, según indicaron a LA NACION en el Ministerio de Desarrollo Económico.

Con el propósito de colaborar en el desarrollo barrial, el gobierno porteño dispuso que la mayoría de los empleados que trabajarán en la estación de ómnibus sean vecinos de la zona. Por esa razón, el proceso de selección del personal se realiza entre habitantes de los barrios de Villa Soldati, Villa Lugano y la zona del Bajo Flores.

La infraestructura de la estación fue desarrollada con estrategias sustentables. Según explicaron en el Ministerio de Desarrollo Económico, se utilizarán techos translúcidos que permitirán aprovechar la luz natural y se instalarán paneles solares que proveerán la iluminación nocturna exterior a través de lámparas LED. Además, la terminal contará con un reservorio de agua de lluvia que será reutilizada para la recarga de los sanitarios.

"Esta obra será emblemática para la ciudad. Cuando el trabajo desde lo público se pone en función de facilitarle la vida a la gente, surgen estos proyectos, donde los vecinos ahorrarán tiempo de su día y ganarán en comodidad", dijo el ministro de Desarrollo Económico, Francisco Cabrera.

Cuestionamientos

El proyecto de la terminal nació como una iniciativa privada y, en 2013, tras una serie de cuestionamientos de legisladores de la oposición, fue adjudicada a la empresa Terminales Terrestres Argentina SA, la misma compañía que administra la estación de Retiro.

Mediante un contrato de leasing (alquiler con derecho a compra), la firma abonará un canon mensual y sólo podrá destinar el predio a la edificación de una terminal de transporte interjurisdiccional, dijeron fuentes del gobierno porteño. La inversión estimada de la obra es de 150 millones de pesos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.