Suscriptor digital

Un amigo de Macri construyó la obra que inauguró la Presidenta

Una empresa de Caputo remodeló el Casino de Oficiales de la ex ESMA por $ 16 millones
Iván Ruiz
Maia Jastreblansky
(0)
20 de mayo de 2015  

La remodelación en el Casino de Oficiales de la ex ESMA que inauguró ayer la presidenta Cristina Kirchne r costó $ 30 millones. La obra civil del Sitio de la Memoria, que se llevó $ 16 millones de ese presupuesto, fue realizada por SES SA, una firma del empresario Nicolás Caputo, amigo de Mauricio Macri y uno de los principales financistas de su proyecto presidencial.

El primer paso para refaccionar este lugar emblema de los derechos humanos ocurrió en mayo de 2014: con los votos del kirchnerismo y Pro, el Congreso traspasó a la Nación las actividades en los ex centros de detención porteños.

Con el predio de la ex ESMA bajo su control, el Gobierno comenzó a materializar su proyecto. Para licitar la obra, Presidencia de la Nación y la Secretaría de Derechos Humanos firmaron un convenio con la Universidad Nacional de San Martín (Unsam), entidad que contrató a la constructora.

La empresa SES SA, donde Caputo tiene una participación cercana al 50%, ganó la licitación. "Fue la mejor propuesta entre tres oferentes. Pagamos $ 16 millones", dijo la responsable del concurso en la Unsam. Los trabajos comenzaron en septiembre del año pasado y culminaron con la cadena nacional de la Presidenta. Desde la firma se negaron a dar detalles sobre los costos.

Un espacio emblema

La obra en el Casino de Oficiales incluyó una moderna carcasa de vidrio en la fachada y un ascensor externo que accede a los pisos superiores, donde estaban los espacios de tortura. En el interior del edificio se colocaron pasarelas, se realizaron efectos de mapping en las paredes y se montaron paneles explicativos.

El Sitio de la Memoria está montado sobre el epicentro de los secuestros durante la última dictadura militar. Por eso, las obras fueron resistidas por organismos de derechos humanos que reclaman su preservación original.

Presidencia ya había recurrido a la firma emblema de Caputo para otra obra de la ex ESMA. El Museo de las islas Malvinas fue construido por la UTE Caputo SA, SES SA y Farallón Desarrollos Inmobiliarios SA. El Ministerio de Planificación pagó al menos $ 70 millones por el nuevo edificio.

"Nicky" Caputo, como todos lo conocen en Pro, es amigo de Macri desde la adolescencia, cuando compartían las clases en el colegio Cardenal Newman. Su carrera como empresario en la firma familiar no le impidió al constructor continuar ligado a su amigo de Pro también en su proyecto político: sólo en 2014 aportó de su propio bolsillo $ 4,5 millones a Pro para el sueño presidencial de Macri.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?