Top Five: las duplas más bizarras de la televisión

Ilana y Abbi, dos chicas muy particulares en Broad City
Ilana y Abbi, dos chicas muy particulares en Broad City Fuente: Archivo
Desde hermanas que fueron clonadas hasta un asesino serial y su presa, repasamos cinco extrañas parejas televisivas
Milagros Amondaray
(0)
22 de mayo de 2015  • 10:04

La diversidad en la oferta televisiva actual se vuelve más evidente cuando se hace un repaso por sus mejores duplas. Desde el juego con el humor físico de las chicas de Broad City, pasando por el impecable timming cómico que se puede ver en Veep, hasta la interacción entre dos programadores y sus particulares códigos de lenguaje en Silicon Valley, a veces los mejores momentos de las series surgen gracias a la química entre solo dos actores.

A continuación, nos detenemos en cinco parejas televisivas que revitalizan la pantalla chica semana a semana:

*1. ILANA WEXLER Y ABBI ABRAMS en BROAD CITY

  • Con el apoyo de Amy Poehler , quien no solo produce sino que además dirige y actúa en uno de los capítulos de la serie, Broad City se convirtió en una de las comedias más originales y sólidas de los últimos años. Emitida por Comedy Central, la misma fue creada por dos ex alumnas del Upright Citizens Brigade - suerte de mítica escuela de improvisación de la cual Pohler formó parte -, Ilana Glazer y Abbi Jacobson, con una premisa que a priori podía resultar trillada: seguir la vida de dos jóvenes en Brooklyn. Sin embargo, no estamos hablando de dos jóvenes salidas del universo de Girls de Lena Dunham . Ilana y Abbi (personajes) viven su cotidianidad casi siempre drogadas y sin necesidad de progresar laboral o sentimentalmente. El motor de la serie está circunscrito, entonces, a sus hilarantes e impredecibles cruzadas neoyorquinas que ponen de relieve el fuerte lazo que las une y cómo la amistad siempre es la gran e ineludible prioridad. Con notorias influencias de Seinfeld y Louie, las creadoras de Broad City no sólo no le temen al ridículo sino que hacen de esa cualidad una brillante forma de arte.

*2. HANNIBAL LECTER Y WILL GRAHAM en HANNIBAL

Hannibal, Will y un bromance de antología
Hannibal, Will y un bromance de antología Fuente: Archivo

  • Bryan Fuller es un creador que sabe cómo complacer a su audiencia. Lejos de presentar un producto y aislarse luego, es un verdadero entusiasta de lo que hace y de la interacción con los fanáticos. Por esta razón, cuando sus tres series previas a Hannibal fueron canceladas (Dead Like Me, Wonderfalls y Pushing Daisies), recibió un enorme apoyo de su base de seguidores, apoyo que logró instalar a Hannibal en un merecido lugar de prestigio. Lúgubre, densa y extremadamente poética, la relectura que hizo Fuller de la obra de Thomas Harris se destaca fundamentalmente por dos factores: es estéticamente impecable y cuenta con una perfecta dinámica entre sus protagonistas, Mads Mikkelsen y Hugh Dancy. El primero se emancipa de lo que hizo Anthony Hopkins con una interpretación medida y fascinante, mientras que el segundo es pura vulnerabilidad y expresividad. Tanto se complementan que Fuller no dudó en incluir un subtexto romántico entre ellos, que se potenció en el superlativo final de la segunda temporada (uno lleno de simbolismos). En consecuencia, cómo se estudian, se analizan y se observan Hannibal y Will es el gran atractivo de la serie que estrenará tercera temporada el 4 de junio.

*3. SELINA MEYER Y GARY WALSH en VEEP

Selina y Gary, la presidente y su asistente en la hilarante Veep
Selina y Gary, la presidente y su asistente en la hilarante Veep Fuente: Archivo

  • Para hacerle justicia a una gran serie como lo es Veep - surgida de la mano maestra de Armando Iannucci -, hay que destacar la sinergia que se produce entre todos los integrantes del elenco. Se trata de una sátira política basada en el caos y, por lo tanto, en la mayoría de sus escenas todos los actores están presentes. En este sentido, es admirable el nivel de concentración de todos ellos y cómo funciona como un relojito esa dinámica actoral. Y si hablamos de dinámicas, tenemos que mencionar la relación más extraña de toda la serie, la de Selina, presidenta de los Estados Unidos, y Gary, su asistente. La química que hay entre Julia Louis-Dreyfus y Tony Hale es indiscutible y los mejores gags terminan casi siempre perteneciéndoles a ellos. Desde los gestos románticos de Gary que son ignorados por Selina, pasando por peleas en las que se espetan los peores exabruptos hasta situaciones cotidianas que se asemejan a una vida de pareja, Veep encontró en ese vínculo tan particular uno de sus mayores atractivos. Por su trabajos, ambos actores fueron reconocidos con el Emmy.

*4. DINESH CHUGTAI Y BERTRAM GILFOYLE en SILICON VALLEY

Dinesh y Gilfoyle, la mejor dupla de Silicon Valley
Dinesh y Gilfoyle, la mejor dupla de Silicon Valley Fuente: Archivo

  • En una vereda antagónica a la fórmula (agotada) de The Big Bang Theory , Silicon Valley, la gran creación de Mike Judge para HBO, se superó ampliamente con su segunda temporada. Esta sitcom que evita los recursos obsoletos del género, pone el foco en un grupo de amigos circunstanciales que crean un programa de compresión de archivos llamado Pied Piper. Judge mete todo en el asador: ironías sobre el consumo masivo sacadas de su película La idiocracia, la burocracia del ámbito laboral de su film Enredos de oficina, y figuras inspiradas en emprendedores reales, desde Mark Zuckerberg hasta Sean Parker. Dentro de ese mundo, la serie tiene a dos personajes (Dinesh y Gilfoyle) que ofician de programadores y que mantienen una relación de amor-odio que fue uno de los puntos altos de la primera temporada. El humor seco de Martin Starr - casi un heredero de Bill Murray - y la encantadora manera en la que Kumail Nanjiani responde a los embates están puestos al servicio de subtramas que se amoldan perfectamente al gran tópico de la serie (¿podrá Pied Pier triunfar finalmente?). Como ejemplo de esto tenemos el sexto capítulo de la segunda temporada, en el que Dinesh y Gilfoyle se ven inmersos en un dilema moral ("Let Blaine Die") inicialmente oscuro y eventualmente brillante.

*5. SARAH Y HELENA MANNING en ORPHAN BLACK:

Dos hermanas de vínculo un tanto especial: Helena y Sarah en Orphan Black
Dos hermanas de vínculo un tanto especial: Helena y Sarah en Orphan Black Fuente: Archivo

  • En más de una oportunidad hemos aludido al enorme trabajo que hace Tatiana Maslany en Orphan Black, trabajo que fue solo reconocido en los Critics Choice Awards (quienes la premiaron dos veces consecutivas) y en los Globos de Oro (donde fue nominada), pero no así en los galardones máximos de la televisión: los Emmy . Maslany es la protagonista indiscutida de Orphan Black, serie de ciencia ficción en la que interpreta a una amplia gama de clones, razón por la cual todo el peso de la historia recae en su capacidad para adaptarse a cada uno de estos personajes. Dos de ellos, Sarah y Helena Manning (clones/hermanas), son completamente opuestos. Por un lado tenemos a la buscavidas rebelde y temeraria y, por el otro, a una asesina que fue criada por fanáticos religiosos. Uno pensaría que entre ellas nunca podría surgir una relación que fuese el corazón de la serie y, sin embargo, Maslany logra que eso mismo suceda. Cada encuentro y desencuentro de estas hermanas está mostrado con la perfecta combinación de vértigo, humor y luminosidad, incluso cuando las circunstancias les son adversas. Y si bien la serie por momentos pierde cohesión entre tanta cantidad de personajes cuando se concentra en el vínculo entre las hermanas Manning es cuando obtiene los mejores resultados.

PARTICIPACIÓN. ¿Cuáles son sus duplas favoritas de la televisión actual? ¡Súmenlas en los comentarios!

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.