0

Un cuarto infantil con mucha personalidad

Conectado con el de su hermano mayor, en el cuarto de Vicente hay muebles heredados que se reciclaron para adaptarse a un mundo visto con los ojos de juego de los 4 años
Ana Markarian
Bárbara Orlando
0
23 de mayo de 2015  • 15:37

  • Para la ropa de cama, la mamá le escapó a los clásicos tonos pastel y eligió un azul muy oscuro, que además de ser varonil, perdona más las manchas. Los almohadones rayados son una apuesta acertada a la geometría, que dialoga con los cuadros.
  • Los tiradores de colores en el ropero se repitieron también en los cajones debajo de la cuna. Un recurso facilísimo para renovar un mueble reciclado y darle un denominador común a objetos de distinto origen.
  • Si bien la paleta que rige es la del azul, no se limita a repetir un mismo tono, sino a jugar con las variantes de la gama para dar agilidad.
  • El piso es idéntico en los cuartos de ambos hermanos: placas de fenólico de fácil limpieza y bajo mantenimiento, en un tono claro para dar sensación de mayor amplitud.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.