El día que River inauguró el Mineirao, un estadio en el que jugó antes que Cruzeiro

Crédito: http://www.mg.superesportes.com.br/
El 5 de septiembre de 1965, los millonarios fueron invitados al primer partido en este gran escenario, en el que esta noche deberán ganar para pasar a semifinales de la Libertadores
Pablo Hacker
(0)
27 de mayo de 2015  • 12:30

BELO HORIZONTE (De un enviado especial).- Tiene otra cara, distinta a aquella de mediados de los ’60. Hoy, el Mineirao, escenario del partido de esta noche entre Cruzeiro y River , por la vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores, parece un estadio europeo, tras la remodelación y el efecto FIFA que al menos por un mes transformó todo aquí para el Mundial. Este año este gran escenario cumplirá medio siglo y su partido más trascendente es reciente: sucedió hace menos de 365 días, cuando Alemania goleó 7-1 a Brasil, por las semifinales de la Copa del Mundo, el 8 de julio último. Incluso, hay alemanes que acuden a las visitas guiadas del estadio, cuando en otro tiempo ni sabían de su existencia. Una camiseta, firmada por todos los campeones del mundo, luce en las entrañas del mismísimo Mineirao.

Pero, antes de ese partido épico, el primer club en jugar en el Gigante de Pampulha fue nada menos que River. Ni Cruzeiro, ni Atlético Mineiro, los dos grande de Belo Horizonte. El 5 de septiembre de 1965, los millonarios fueron invitados para inaugurar el estadio, en lo que fue una gran fiesta para 73 mil personas. Esa tarde se enfrentaron a una selección mineira, que se impuso por 1 a 0.

RIver tuvo la gran chance de convertir el primer gol de la historia de este estadio. En el primer tiempo, con el partido 0-0, Sarnari ejecutó un penal y el arquero Fábio Medeiros se lució para atajarlo. A los 2 minutos del segundo tiempo, Buglé anotó el único tanto del partido. El arquero millonario era Hugo Orlando Gatti, antes de que se convirtiera en gloria de Boca. Sarnari no sólo se perdió el penal. Junto a Tião, de la selección mineira, se convirtieron en los primeros expulsados del Mineirao.

Aquel River era dirigido por José Curti y formó con Gatti; Sainz, Ramos Delgado, Grispo, Matosas; Capp ,Sarnari; Cubilla, Artime, Delém y Más.

Pasaron los años y el Mineirao se hizo un estadio imposible para River. Volvió a jugar allí en la final de la Libertadores 1976 y se fue derrotado por 4-1. Aunque, aquella vez, Pinino Más marcó, de penal, el único gol de los millonarios en este estadio.

Luego, cayó 3-0 ante Cruzeiro en la final de la Supercopa 1991, tras haber ganado 2-0 en el Monumental. Aquella noche, cuentan las crónicas, hubo 100 mil personas en las tribunas y muchos invadieron el campo para celebrar, por los cual los millonarios se fueron al vestuario sin recibir las medallas por el segundo puesto. Las siguientes derrotas fueron: 2-0 en cuartos de la Supercopa 1992, 2-0 en los cuartos de la Mercosur 1998 y 2-0 en la primera rueda de la Mercosur 1999, partido que se utilizó para definir la Recopa 1997, ganada por los brasileños. Además, River cayó en el Mineirao por 1-0 ante Atlético Mineiro en la Libertadores 1978.

Esta noche, desde las 22, River buscará torcer la historia para meterse en semifinales de la Libertadores y levantar la derrota 1-0 de la ida. Tendrá el aliento de los 1750 hinchas millonario que viajaron a Belo Horizonte en un escenario en el que el club de Núñez curiosamente jugó antes que Cruzeiro.

Crédito: http://www.mg.superesportes.com.br/

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.