Alejandro Burzaco, el verdadero dueño del fútbol por TV

Burzaco, de gorra, a la derecha
Burzaco, de gorra, a la derecha Fuente: Archivo
Es accionista y CEO de Torneos, productora de transmisiones y comercializadora de derechos que entre sus principales clientes tiene al gobierno nacional; anoche, la justicia de Estados Unidos pidió su extradición
José Crettaz
(0)
28 de mayo de 2015  • 08:34

Si es fútbol y se mira por TV, lo más probable es que el dueño de la pelota sea Alejandro Burzaco, accionista y CEO de Torneos y Competencias SA, la mayor productora y comercializadora de eventos deportivos de América latina. Todos los contenidos de las señales de Fox Sports, el paquete de canales deportivos de DirecTV (incluido DirecTV Sports y The Golf Channel) y la mitad de TyC Sports (la otra mitad es del Grupo Clarín) son producidos en la empresa de Burzaco, involucrado junto con otros dos argentinos, Hugo y Mariano Jinkis, en el escándalo de sobornos de la FIFA. Por esa imputación, la cancillería argentina dio curso anoche al pedido de extradición para los tres remitido por la justicia de Estados Unidos.

Pero es poco sabido que tal vez el principal cliente de Torneos sea el gobierno de Cristina Kirchner, que contrata sus servicios de producción para las emisiones del Nacional B y para algunos partidos de la Primera A que se emiten en HD. Por eso, según la Auditoría General de la Nación (AGN), el Estado le pagó a la firma $ 44.237.991 entre 2010 y 2012. El gobierno nacional también le compró a Torneos los derechos de televisación del Mundial de Brasil 2014 (que incluyó la producción), la Copa América, el Sudamericano Sub 20 y el Mundial Sub 20, por el que habría recibido unos US$ 20 millones, para ser emitidos por los gubernamentales Canal 7 y DeporTV (este último, canal del Ministerio de Educación). En esa intensa relación, Torneos también es cliente del Gobierno, al que le compró los derechos para la transmisión del fútbol argentino que comercializa en el exterior (por los que, según la AGN, le pagó al Estado $ 54.049.386 en 2011 y 2012).

En orden de relevancia, los clientes de Torneos son el gobierno nacional, DirecTV, Fox Sports (empresa del conglomerado global que lidera Rupert Murdoch) y TyC Sports. Fuera del control de Burzaco, están las seis señales de TV y una FM que ESPN (Disney) emite desde San Isidro y cuyas instalaciones son propiedad de una sociedad integrada por el grupo MediaPro (dueño de los derechos de la Liga Española) y de los también imputados Hugo y Mariano Jinkis (propietarios de Full Play, dueña de los derechos de TV de la mayoría de las selecciones de América).

Fundada por Carlos Ávila y Luis Nofal en 1982, Torneos tuvo a lo largo del tiempo distintas composiciones societarias y hoy tiene cuatro accionistas: DirecTV Latin America, el 40%, los herederos del fallecido Luis Nofal, 20%; el fondo suizo DLJ Offshore Partners, 20%, y el propio Burzaco, 20%.

Cultor de un bajísimo perfil, Burzaco es una persona de decisión y convicciones fuertes ("es difícil", según fuentes que lo sufrieron). "A diferencia de Ávila, que era más un productor al que le gustaba el show, Burzaco es más un contador, que construyó una empresa de estilo corporate", dijo una fuente que lo conoce desde hace años.

Hombre de extrema confianza de Julio Grondona, de quien "heredó" al chofer (sí, quien llevaba al presidente de la AFA ahora lleva al empresario), fue quien garantizó con equipos y know-how en transmisiones el salto al vacío que Grondona dio cuando rompió el contrato con Televisión Satelital Codificada (TSC) –la sociedad de Torneos y Grupo Clarín que tenía hasta entonces los derechos exclusivos– para cerrar el acuerdo con el gobierno nacional. A pesar de esa estrecha relación, Burzaco siempre avaló el juicio que TSC inició contra la AFA por la rescisión de ese contrato.

En el Estado, Burzaco trataba hasta ahora los temas menores con el director del programa Fútbol para Todos, Pablo Paladino (también dirigente del club Los Andes, de Lomas de Zamora), pero las definiciones clave las charlaba directamente con Carlos Zannini, secretario de Legal y Técnica de la Presidencia. Por ejemplo, ahí se conversó la venta a Canal 7 de los derechos de los dos superclásicos de la Copa Libertadores (que al igual que los de la Sudamericana son propiedad de Torneos). La violencia impidió que aquello se concretara, incluso a pesar de las gestiones del empresario, que bajó hasta el mismísimo césped de la Bombonera para hablar con el ya famoso veedor de la Conmebol.

Aquella vez la pelota se manchó, pero ayer quedó completamente embadurnada. Entre la sorpresa y el estupor por la magnitud de la operación judicial (que incluyó arrestos en Zurich, allanamientos en Miami y órdenes de detención que llegaron a varios países), todas las empresas tomaron distancia. Ante una información errónea difundida por la agencia gubernamental Télam, el Grupo Clarín aclaró que "no posee ningún tipo de participación accionaria en la empresa Torneos" y que "no explota ningún derecho de fútbol en asociación con esa empresa" aunque reconoció que comparte la propiedad del canal de cable TyC Sports. En tanto, evitando toda referencia pública al caso, la sucursal argentina de DirecTV se limitó a aclarar que el accionista en Torneos es DirecTV Latin America, aunque ambas filiales reportan a la misma casa matriz. Hasta la propia Torneos desmintió "cualquier participación de la compañía y de su presidente en los hechos denunciados".

Alejandro es uno de los cinco hijos de Raúl Burzaco, recordado periodista que fue secretario de Medios de Carlos Menem entre 1991 y 1994, y asesor de la propia Torneos hasta su muerte en 2004. Dos hermanos del empresario son también figuras públicas: Eugenio, ex jefe de la Policía Metropolitana, y Walter, presidente de la Asociación de TV por Cable (ATVC).

Ayer, pasado el sofocón, en el maltrecho fútbol sudamericano ya había especulaciones acerca de cómo podría seguir rodando la pelota. Unos señalaban la creciente influencia del "soccer" estadounidense –país que impulsó la causa judicial– y otros esperaban que Michel Platini presionara con el retiro de la UEFA de la FIFA para lograr una "purificación total"."purificación total".

El negocio de los Jinkis, de América a organizar partidos

Un día, Hugo Jinkis dejó su rol de gerente de Deportes de América TV, y se dedicó al fútbol. Fundó Full Play Group, una empresa que incursionó en las transferencias de futbolistas (suyo fue el pase de Rodrigo Rojas, un paraguayo que llegó a River, entre otros jugadores), y que encontró su nicho en la organización de partidos amistosos. En 17 años, Jinkis, ahora acompañado por su hijo Mariano, armó una empresa que lo llevó a codearse con los hombres más poderosos del continente. Buena parte del dinero que ganó está invertido en un megaedificio de medios en San Isidro: Full Play y la española Mediapro son socios en la planta que le alquilan a ESPN.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.