Renunció Sal Llargués, el otro juez que le bajó la pena a un violador de un chico de 6 años

Se trata de uno de los camaristas que firmaron el polémico fallo; Horacio Piombo ya había presentado su dimisión anteayer
(0)
3 de junio de 2015  • 12:21

El juez Benjamín Sal Llargués presentó hoy su renuncia a la Cámara de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires. El magistrado y su par Horacio Piombo firmaron el polémico fallo que le redujo la pena al violador de un chico de seis años por considerar que el hecho no había sido "gravemente ultrajante".

Al igual que Piombo, el juez Sal Llargués renunció a través de una carta dirigida al presidente de la Suprema Corte provincial, Juan Carlos Hitters, según confirmaron a LA NACION desde el tribunal.

Ahora, la Suprema Corte deberá prestar su conformidad y enviar la dimisión al Poder Ejecutivo para que el gobernador Daniel Scioli la acepte mediante un decreto, con el que Sal Llargués, al igual que Piombo, pueda acogerse a los beneficios jubilatorios.

Si el Ejecutivo acepta las dimisiones, los magistrados no podrían ser sometidos a un jury de enjuiciamiento para su eventual destitución, tras las denuncias presentadas por legisladores y por la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) y la Federación Argentina Lesbianas, Bisexuales, Gay y Trans (Falgbt).

Ayer, el ministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal , había deslizado que esperaba que Sal Llargués abandonara su cargo, al anunciar que el Ejecutivo provincial aceptaría la dimisión presentada por Piombo.

"Queremos cerrar rápidamente este mal trago, los bonaerenses merecemos mejores jueces", dijo el ministro.

El Consejo Superior de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) decidió ayer declarar "persona no grata" al juez Piombo y separarlo definitivamente de las aulas de esa casa de altos estudios. La semana pasada, el magistrado había presentado la renuncia a sus dos cátedras (Derecho Internacional Privado y Derecho Internacional Público) ante la posibilidad de un juicio académico que había sido planteado por el claustro estudiantil a las autoridades de la Facultad de Derecho.

"Al alejarme lo hago con el pleno convencimiento de que debo contribuir a defender, más que nunca, la estima colectiva de una función a la cual he servido durante tan largo lapso. La opinión pública hoy se encuentra conmovida por un fallo cuyo contenido pertenece al doctor Benjamín Sal Llargués, al cual adherí por su corrección jurídica", señaló Piombo en su carta de renuncia.

Sal Llargués, en tanto, fue apartado de la Universidad Nacional del Sur (UNS) de Bahía Blanca y del Consejo de la Magistratura bonaerense, donde desempeñaba una función administrativa.

La Universidad de Buenos Aires (UBA), por su parte, anunció que inició un proceso de juicio académico para separar del cargo a Sal Llargués, quien se desempeña como profesor regular en la Facultad de Derecho.

El polémico fallo

En un fallo de julio del año pasado, Sal Llargués y Piombo, que integraban la sala I de la Cámara de Casación Penal, le quitaron el carácter de "gravemente ultrajante" a la condena que pesaba sobre el vicepresidente del Club Florida, Mario Tolosa, por considerar que el niño abusado tenía "una orientación sexual homosexual".

Así, le redujeron la pena de los seis años de prisión originales a tres años y dos meses, y Tolosa quedó en libertad tras cumplir dos años de cárcel.

En el fallo, los camaristas argumentaron: "Me afecta al respecto una insondable duda que tiene por base esa familiaridad que el niño ya demostraba en lo que a la disposición de su sexualidad se refiriera. En todo caso y a esa corta edad, transitaba una precoz elección de esa sexualidad ante los complacientes ojos de quienes podían (y debían) auxiliarlo en ese proceso".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios