Desde Rusia, Edward Snowden celebra algunas victorias

Edward Snowden en una pantalla gigante en las calles de Hong Kong, en su escala previa antes de llegar a Rusia
Edward Snowden en una pantalla gigante en las calles de Hong Kong, en su escala previa antes de llegar a Rusia Fuente: AP
Lejos de Estados Unidos, donde enfrenta cargos por espionaje, el ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional mantiene una activa participación en videoconferencias mientras siguen las repercusiones por las filtraciones de los documentos secretos
Scott Shane
(0)
7 de junio de 2015  • 00:58

WASHINGTON — Para ser un fugitivo internacional que se esconde en Rusia por cargos de espionaje en Estados Unidos, Edward Snowden tiene una agenda muy ocupada.

Mayo ha sido otro mes de presentaciones virtuales para Snowden, el ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (National Security Agency, o NSA, por su sigla en idioma inglés), con apariciones en video hasta en Princeton y en una serie de "ponentes distinguidos" en Stanford y en conferencias en Noruega y Australia. Antes de que termine el mes, tiene programado hablar por video para el público en Italia y también en Ecuador, donde habrá una proyección de Citizenfour, el documental sobre su vida, que ganó el premio Oscar.

Pero ha habido victorias mucho más importantes para la causa de Snowden dos años después de que voló desde Hawái hasta Hong Kong llevando computadoras portátiles cargadas con los secretos de la NSA.

En abril último, Cristina Kirchner se reunió con Snowden en Rusia,

Hace dos semanas, un tribunal federal de apelaciones dictaminó que el primer programa de la NSA que él reveló, el cual recoge los registros de llamadas de millones de estadounidenses, es ilegal. La semana última, la Cámara de Representantes votó de manera contundente para transformar el programa, manteniendo la mayoría de los registros telefónicos alejados de las manos del gobierno, un cambio que el presidente Obama ha respaldado y que el Senado está debatiendo ahora.

Y Apple y Google han provocado la ira del FBI (Agencia Federal de Investigaciones) al aumentar sus esfuerzos de encriptación, incluyendo a los smartphones, para codificar las comunicaciones y proteger a los clientes de la clase de vigilancia por parte del gobierno que fue expuesta por Snowden.

Las repercusiones han sido profundamente satisfactorias para Snowden, quien en primer lugar temía que sus revelaciones pudieran ser ignoradas, dijo Ben Wizner, el abogado de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (American Civil Liberties Union, en idioma inglés) que lo representa. Pero el debate sobre Snowden está lejos de terminar.

Se ha convertido en un notable ciudadano público. Qué apropiado que haya podido utilizar la tecnología para derrotar al exilio y participar en el debate que comenzó, afirmó Ben Wizner, el abogado de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles

"Su vida es muy, muy rica e intensa", afirmó Wizner, deseoso de refutar las predicciones formuladas en el año 2013 por los críticos de Snowden que establecían que terminaría en un amargo olvido en Rusia. "Se ha convertido en un notable ciudadano público. Qué apropiado que haya podido utilizar la tecnología para derrotar al exilio y participar en el debate que comenzó".

Los funcionarios de inteligencia estadounidenses cuentan una historia diferente sobre la saga que comenzó el 20 de mayo de 2013, el día que Snowden voló a Hong Kong. La decisión de Snowden de entregar cientos de miles de documentos altamente confidenciales de la NSA a periodistas seleccionados todavía provoca la furia de muchos en el gobierno de Obama, quienes dicen que sus revelaciones enseñaron a los terroristas y otros adversarios cómo esquivar el espionaje por parte de la Agencia. Plantean que sus revelaciones, algunas de las cuales fueron impresas en The New York Times, fueron más allá de la colección de registros telefónicos, y mencionaron muchos programas que apuntan a países extranjeros y no involucran la privacidad de los estadounidenses.

Lejos de haber quedado en el olvido, el rostro de Snowden se transformó en la imagen de los reclamos en contra de la vigilancia electrónica en todo el mundo
Lejos de haber quedado en el olvido, el rostro de Snowden se transformó en la imagen de los reclamos en contra de la vigilancia electrónica en todo el mundo Fuente: AFP

"El único debate que realmente estamos teniendo en Estados Unidos es el primer documento que produjo Snowden", señaló Stewart A. Baker, ex consejero general de la NSA y feroz crítico de las fugas de datos, refiriéndose a la orden secreta de la corte que autorizó el programa de registros telefónicos. "El resto de los documentos se ha utilizado como una especie de material de inteligencia pornográfico para el resto del mundo: 'Mira lo que está haciendo la NSA'".

En su reciente libro de memorias, Michael J. Morell, ex subdirector y director interino de la CIA (Agencia Central de Inteligencia), expresa la visión oscura de muchos de los veteranos del área de inteligencia, e incluso culpa a las fugas de Snowden de potenciar al estado islámico extremista, también conocido como ISIS o ISIL.

"ISIS fue uno de los grupos terroristas que aprendió de Snowden, y está claro que sus acciones desempeñaron un papel en el surgimiento de ISIS", escribe Morell en su libro "The Great War of Our Time" ("La Gran Guerra de Nuestro Tiempo", en idioma español), sin ofrecer ninguna elaboración. "En resumen, Snowden ha hecho que Estados Unidos y nuestros aliados estén considerablemente menos seguros. No digo esto a la ligera: Los estadounidenses bien pueden morir en manos de los terroristas por culpa de las acciones de Edward Snowden".

Los estadounidenses bien pueden morir en manos de los terroristas por culpa de las acciones de Edward Snowden, dijo Michael J. Morell, ex subdirector y director interino de la CIA

Teniendo en cuenta evaluaciones como esta, los fiscales no han indicado ninguna intención de ofrecer a Snowden un acuerdo que podría aceptar. El gobierno ruso le concedió una residencia de tres años el verano último y no tiene ninguna perspectiva evidente de irse pronto del país. Aun si Snowden adquiriese algún tipo de documento para viajar (Estados Unidos ha revocado su pasaporte y no es ciudadano de Rusia, así que no tiene pasaporte) se enfrentaría a un alto riesgo de detención en cualquier otro país y al regreso a Estados Unidos para ser juzgado.

Algunos comentaristas rusos han notado la paradoja del llamado a la libertad y a la privacidad por parte de Snowden desde el país cada vez más autoritario del Presidente Vladimir Putin.

"Todos estos meses ha estado fingiendo con éxito que no estaba en Rusia, sino simplemente en algún lugar, en un limbo", dijo en un correo electrónico Andrei Soldatov, un periodista que dirige un sitio web de investigación que cubre noticias sobre la inteligencia rusa. Snowden ha encontrado asilo, añadió, "en un país que libra una cruzada contra las libertades de Internet".

La principal fuente de ingresos de Snowden, dijo su abogado, son sus honorarios por presentaciones, los que a veces exceden la cifra de 10.000 dólares por una presentación. Su novia estadounidense, Lindsay Mills, quien lo representó en la ceremonia de los premios Oscar en febrero, ahora está con él en Moscú.

Pero la situación de Snowden, de por si complicada, aún dista mucho de lo que fue después de que se hizo público por primera vez en Hong Kong, en junio de 2013, que él era el responsable de la fuga de datos de la NSA. En el Congreso y en la televisión por cable, en aquel momento, se hablaba mucho de traición, y había sugerencias de que Snowden era un agente de Rusia o de China e incluso de que había que matarlo con un ataque con un drone.

Hasta la fecha, no ha habido evidencia de que Snowden tomó los datos de la NSA en nombre de cualquier otro país o que los ha compartido con otras personas que no sean periodistas. (Morell, el ex funcionario de la CIA, dice que él cree que Snowden habría rechazado las ofertas de Rusia o de China "dada su mentalidad y su clara aversión por los servicios de inteligencia de cualquier tipo".)

Snowden ha encontrado asilo en un país que libra una cruzada contra las libertades de Internet, dijo Andrei Soldatov, un periodista especializado en las actividades de la inteligencia rusa

Y ha demostrado tener un atractivo mucho más duradero del que muchos predecían. Su rostro demacrado, con corte de pelo melenudo, anteojos elegantes y fina barba, ha aparecido en remeras y carteles en todo el mundo.

Él superó por muy poco al Papa Francisco como el personaje del año 2013 de la revista Time, y una campaña en Facebook y otra que realizaron políticos noruegos para nominarlo para el Premio Nobel de la paz se quedaron cortas. Pero Snowden le ha dado un rostro moderno y joven a la ansiedad abstracta que comparten muchas personas en Estados Unidos y otros países sobre la amenaza planteada por un gobierno que espía cuando está plenamente facultado por la tecnología.

Desde Rusia, Snowden mantuvo la vigencia de las repercusiones del espionaje masivo de la NSA con diversas videoconferencias y participaciones en congresos y universidades
Desde Rusia, Snowden mantuvo la vigencia de las repercusiones del espionaje masivo de la NSA con diversas videoconferencias y participaciones en congresos y universidades Fuente: AFP

En Princeton, este mes, la directora del programa de derecho y asuntos públicos de la Universidad, Kim Lane Scheppele, presentó a Snowden ante una multitud que llenó un gran auditorio y dos salas adicionales. Ella reconoció que era inusual que un programa sobre derecho presentara como orador alguien que enfrenta graves cargos delictivos.

"Pero el tamaño de esta audiencia hoy", señaló, "indica que Edward Snowden ha hecho algo muy importante al revelar información que alertó al público sobre lo que se hacía en nuestro nombre".

Entonces, la enorme imagen proyectada de Snowden se asomó sobre el escenario. Él se rió tímidamente, comentando que se sentía como Gran Hermano.

No soy un héroe. No soy un traidor. Yo soy un estadounidense común y corriente como cualquier otra persona, dijo Snowden durante una videoconferencia en la Universidad de Stanford

La siguiente semana, habló en el Nordic Media Festival, en Bergen, Noruega, un día después de que el tribunal falló en contra del programa de datos telefónicos de la NSA. "Este fallo es realmente un cambio radical en el nivel de resistencia que el gobierno de Estados Unidos ha enfrentado hasta el momento", dijo Snowden, claramente emocionado. Él predijo un efecto dominó que va mucho más allá de ese programa, diciendo que: "Afectará a todos los otros programas de vigilancia masiva en Estados Unidos en el futuro".

En Stanford, Snowden enfrentó a la pregunta inevitable: ¿Es un héroe o un traidor?

"No se trata de mí", insistió. "Se trata de todos nosotros. No soy un héroe. No soy un traidor. Yo soy un estadounidense común y corriente como cualquier otra persona en esta sala".

Pero él no se encontraba en esa sala en California, y habló sobre eso con un poco de nostalgia.

"Si tuviera la oportunidad, por supuesto que volvería a casa", afirmó. "Porque es allí donde vivo. Es donde está mi familia".

TRADUCCIÓN DE ÁNGELA ATADÍA DE BORGHETTI

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.