Suscriptor digital

Massa anota hoy su frente para pelear la Presidencia

Tras recibir el apoyo de sus aliados, el líder del FR prometió que seguirá en carrera, por ahora; definirá el 20 de junio
Marcelo Veneranda
(0)
10 de junio de 2015  

Se lo plantearon anteanoche, en una reunión que se estiró por más de seis horas, hasta las tres de la madrugada, en un hotel de Bella Vista, San Miguel. Y lo repitieron ayer, en diálogo con LA NACION: intendentes, legisladores y hasta familiares de Sergio Massa dicen que el líder del Frente Renovador confirmará esta noche, en conferencia de prensa, su decisión de pelear la Presidencia y enfrentar al gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, en las internas del frente UNA.

Con todo, quienes mejor conocen a Massa y el placer que le genera mantener en vilo a propios y extraños admitieron que el anuncio de esta tarde no será, en definitiva, más que otro artificio del tigrense para mantenerse en el centro de la escena política. "La realidad recién se conocerá el 20 de junio", coincidieron tres allegados a Massa, en alusión al día en que se presentan las candidaturas ante la justicia electoral.

Dieron a entender que, más allá de que Massa ordenó apurar los trámites para presentar hoy la alianza nacional de los partidos que integran el FR con la Democracia Cristiana de De la Sota, el lugar real que ocupará finalmente en la grilla electoral recién se conocerá el 20 de junio: como precandidato a presidente de UNA, candidato a gobernador bonaerense de ese espacio o de cualquier otro. Es una lectura demasiado enrevesada, pero habilitada por la ley y los antecedentes del tigrense.

Massa iba a comunicar su decisión ayer al mediodía, pero pospuso para hoy, a las 19, la conferencia en el Museo de Arte de Tigre. Oficialmente, se explicó que el cambio de fecha buscó evitar que el anuncio fuera opacado por la repercusión del paro gremial de ayer. Extraoficialmente, las razones se multiplicaron.

Desde Tigre indicaron que, como ya sucedió en 2013, cada día de misterio en torno a su candidatura le permite a Massa mantenerse en el centro del escenario político, desde donde sus aliados pueden seguir culpando al líder de Pro, Mauricio Macri, de rechazar un acuerdo opositor que evitaría una victoria kirchnerista en primera vuelta.

Otras dos fuentes del FR señalaron que el problema para Massa, ayer, era cerrar acuerdos en las provincias donde perdió candidatos en manos de Pro o el kirchnerismo.

Un tercer grupo indicó que el anuncio fue aplazado hasta saber si el FR cuenta con recursos para una campaña presidencial. Desde Tigre desmintieron la versión: indicaron que los empresarios que almorzaron en la casa del diputado, el domingo, le prometieron esos fondos.

Anteanoche, en el hotel La Tour en Brique, de Bella Vista, el grueso de los 40 dirigentes que pidieron la palabra plantearon que Massa debía mantener la candidatura presidencial. Pero también hubo tres ausencias de peso: los intendentes Gabriel Katopodis (San Martín) y Daniel Bolinaga (Arrecifes), que ayer confirmaron su regreso al kirchnerismo (ver aparte), y el diputado Francisco de Narváez, que la semana pasada declinó su candidatura provincial como gesto para forzar un acuerdo con Macri.

En un primer momento, desde Tigre indicaron que De Narváez volvería a ser proclamado como candidato el 19 de junio, producto de una "aclamación" por su gesto de entrega. Ayer, sin embargo, el "Colorado" aparecía fuera del panorama y en el FR se empezó a especular con otra variante: volver a postular al diputado Felipe Solá, acompañado por la esposa de Massa, Malena Galmarini.

Quien también aspira a ese cargo es la legisladora Mónica López. Pero en Bella Vista propuso que Massa sea candidato a gobernador con una boleta corta. La opción no prendió en el resto de los comensales.

El chisme de la noche lo aportó el intendente anfitrión, Joaquín de la Torre. No tanto porque reconoció que se había reunido con Macri hace una semana, sino porque dijo que el jefe de gobierno porteño le había mostrado un mensaje del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, en el que le pedía a Macri no "aflojar" con Massa, que "ya estaba knock out".

Quien también se enterará hoy de la determinación del tigrense es De la Sota, que ayer apeló a Twitter para desearle a su socio de UNA que tome la "mejor decisión". El uso de la red social no fue casual: desde el domingo, cuando hablaron por teléfono, De la Sota no consigue que Massa le responda los mensajes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?