Suscriptor digital

"Yo no ayudo a mi mujer con los niños ni con las tareas de la casa", afirma un psicólogo español

A pesar del polémico título, el artículo profundiza sobre el rol del padre y la madre en la familia, y apunta contra el modelo patriarcal
(0)
16 de junio de 2015  • 16:56

Un artículo que lleva el título "Yo no ayudo a mi mujer con los niños ni con las tareas de la casa" se viralizó en España y reavivó la polémica sobre el rol del padre y la madre en la familia, según publicó la revista S Moda de El País.

El artículo fue publicado el lunes pasado en la web personal del psicólogo Alberto Soler Sarrió y, aunque por el título parece bastante machista, el sentido es el opuesto. El impacto de la nota fue tan fuerte que se compartió más de 10.000 veces en Facebook en solo 24 horas.

Soler Sarrió empezó el artículo explicando que él "jamás ha sido de esas parejas o maridos que ayudan a su mujer" con los quehaceres diarios. Pero enseguida aclaró: "No, yo no ayudo a mi mujer con los niños porque no puedo ayudar a alguien con algo que es mi entera responsabilidad".

La reflexión surgió de una conversación que Soler Sarrió presenció en el supermercado. Mientras hacía la cola para pagar, escuchó a dos señoras que se quejaban: "Hay que ver lo que ayudan ahora los hombres a sus mujeres con los hijos".

En el momento el psicólogo prefirió no decir nada, pero se quedó reflexionando y decidió publicar su opinión.

"¿Que qué le habría dicho a estas señoras? Probablemente, como en otras ocasiones, les habría respondido con un "disculpe señora, pero no, ni ayudo ni pienso ayudar a mi mujer con los hijos". Y pasaría a explicarle cuál es mi punto de vista al respecto. Antes de tener hijos yo nunca he sido de esas parejas o maridos que ayudan a su mujer con las tareas de casa. Pero es que mi mujer tampoco me ha ayudado nunca. Y cuando llegaron los hijos las cosas siguieron más o menos igual: ni le he ayudado con la casa ni ahora con los hijos [.] Los hijos, al igual que las tareas domésticas, no son el patrimonio de nadie: ni pertenecen a la mujer ni pertenecen al hombre. Son responsabilidad de ambos", escribió Soler Sarrió.

En el resto del artículo el psicólogo analizó los motivos por los que se piensa en la división de responsabilidades. En su opinión, eso sucede porque aún se toma como referente el modelo de familia patriarcal en el que el hombre es el proveedor de los recursos y la mujer gestiona el hogar y los hijos. Al mismo tiempo, agregó que es un error dar por hecho que los hijos son responsabilidad de la madre y es necesario repartir las tareas de modo equilibrado, que no tiene por qué implicar que sea igualitario.

"Pensemos por ejemplo, qué injusto sería un reparto de tareas 50-50 en un caso en el que la mujer llegara a casa a las 20.00 después de 12 horas de trabajo, y su pareja llevara desde mediodía en casa. Un reparto 'mitad tú, mitad yo' sería tremendamente injusto. E igual a la inversa", argumenta.

Por último, el psicólogo aclaró que él cambia los pañales de sus hijos y los lleva al parque porque son su responsabilidad y que quiere transmitirles unos valores distintos a los que recibió su generación. "Quiero que mis hijos crezcan sin saber si planchar es cosa de hombres o de mujeres. Que no sepan si los baños son cosa de su padre o de su madre [.] Que no haya un 'jefe' de la casa sino que todos convivimos del modo más feliz posible", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?