0

Comenzó el Ramadán, el mes sagrado de los musulmanes

Durante este período los creyentes se abstienen de comer, beber, fumar y mantener relaciones sexuales desde el alba hasta la puesta del sol
0
20 de junio de 2015  • 14:12

El mes sagrado de los musulmanes, conocido como Ramadán, comenzó el jueves en la mayoría de los países árabes, en tanto que en la Argentina unos 700.000 seguidores del Islam iniciaron el período de ayuno, uno de los pilares de la religión nacida en Oriente Medio.

El Ramadán es un mes de gran importancia y simbolismo para los musulmanes, en el que los creyentes se abstienen de comer, beber, fumar y mantener relaciones sexuales desde el alba hasta la puesta del sol.

Según la tradición islámica, este fue el mes en el que el profeta Mahoma empezó a recibir la revelación del libro sagrado, el Corán.

El cumplimiento del ayuno es uno de los cinco pilares del islam y sólo quedan exentos las mujeres embarazadas o con la menstruación, los enfermos, los niños y los viajeros, tal y como establecen las normas religiosas.

El Islam en la Argentina

En Argentina, la inmigración árabe es la tercera no americana más numerosa y de ella, la comunidad siria es la más fuerte, seguida de la libanesa, la egipcia, la marroquí y la palestina.

Se estima que de los 3,5 millones de personas que son árabes o descendientes de ellos, cerca de 700.000 son musulmanes y el resto católicos, según coinciden en señalar distintas fuentes de la comunidad.

El Centro Islámico de la República Argentina (CIRA) y el Centro Cultural Islámico Rey Fahd, son los principales puntos de convergencia y encuentro de los musulmanes argentinos.

Ricardo Elía, secretario de Cultura del CIRA, dijo a Télam que "el Ramadán, junto a la Fiesta del Sacrificio, son las dos celebraciones más importantes de la colectividad musulmana y la característica principal es el ayuno, que tiene como simbología la purificación espiritual y física".

"El ayuno, durante el cual no se puede comer, beber ni fumar y tampoco tener malos pensamientos, tiene muchas connotaciones como ser la solidaridad con los pobres y los carenciados ya que al no ingerir alimentos se toma conciencia del sufrimiento de los que menos tienen", dijo Elía.

Indicó además que durante el mes de Ramadán, que dura 29 días de acuerdo al calendario lunar que adoptó la colectividad musulmana, "se busca ser cada día mejores cuidándonos nosotros y a los otros, tanto musulmanes o no, ya que todos somos criaturas de Dios".

Elía precisó que "una vez que termina el ayuno lo que se hace es la fiesta de ruptura del ayuno, en donde se realizan oraciones y la gente bebe y come".

"Es importante destacar que la religión musulmana, al igual que la judía y la cristiana son monoteístas, tenemos el mismo Díos y los mismos profetas, solo cambiamos algunos rituales. Las tres religiones son muy parecidas e inclusive los musulmanes si bien tienen el Corán aceptan a la Biblia como palabra".

Agencia Télam

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.