Mangeri: los fiscales piden una dura pena

Solicitan que condenen a prisión perpetua al portero
(0)
25 de junio de 2015  

Jorge Néstor Mangeri sumó el segundo pedido, en una semana, para que un tribunal oral lo condene a prisión perpetua por su presunta responsabilidad en el homicidio de la adolescente Ángeles Rawson. Ayer, durante un alegato de cuatro horas, los fiscales Fernando Fiszer y Sandro Abraldes solicitaron a los jueces del Tribunal Oral Criminal N° 9 que el portero del edificio de Ravignani 2360 sea encerrado de por vida en la cárcel.

Hace siete días, Pablo Lanusse, el abogado que representa a la familia de la víctima, de 16 años, pidió que el acusado se castigado con la misma condena por el homicidio ocurrido el 10 de junio de 2013, en Palermo.

Para los fiscales Fiszer y Abraldes, Mangeri habría engañado a Ángeles, la llevó al sótano del edificio de Ravignani 2360 y la habría asesinado durante un intento de abuso sexual. Luego, según la descripción del hecho expuesta por los representantes del Ministerio Público, el imputado ocultó el cadáver hasta que lo arrojó a la basura.

Ambos fiscales acusaron a Mangeri de ser el presunto autor material de un "abuso sexual agravado seguido de muerte en concurso ideal con femicidio".

"El autor no fue otro que el señor Jorge Néstor Mangeri", expresó el fiscal Fiszer al comenzar el alegato ante los jueces Ana Dieta de Herrero, Fernando Ramírez y Jorge Gettas.

Por segunda vez en una semana, Mangeri escuchó la descripción de cómo, según la querella y los fiscales, habría matado a Ángeles. Con la mirada fija en el piso, el acusado presenció la exposición detallada de todas las pruebas que lo vincularon con el homicidio y que se ventilaron durante las 22 audiencias del juicio oral.

Sentados detrás del imputado estaban la fiscal que investigó el homicidio de Ángeles y que solicitó hace dos años la detención de Mangeri, Paula Asaro, junto al secretario de la fiscalía de Instrucción, Diego Pegolo.

"Ángeles se defendió hasta que Mangeri la mató. ¿Qué hacía Mangeri sin ropas cerca de Ángeles? La víctima fue la primera persona en este mundo en conocer realmente quién era Jorge Mangeri, ahora lo estamos conociendo todos", fueron algunas de las consideraciones de Abraldes.

Fiszer atacó la coartada de Mangeri y derrumbó los argumentos del imputado, quien había intentado explicar que las lesiones que tenía en el cuerpo no fueron por arañazos sino por apremios, que nunca existieron. A dos años del asesinato, y a pesar de que en la etapa de instrucción no se pudo probar en qué lugar del edificio fue asesinada Ángeles, ayer por primera vez la fiscalía se inclinó por la hipótesis de que todo ocurrió en el sótano.

Según Fiszer, Mangeri engañó a Ángeles para llevarla hasta allí: "Tengo las expensas, tengo correspondencia para tu madre, tengo uno de tus pines que se te cayó del bolso. Usó cualquier excusa para llevarla allí y llevar a cabo el ataque", planteó.

Para apoyar esa hipótesis, Fiszer recordó que un médico forense sostuvo que las fracturas vitales que Ángeles presentaba pudieron haber sido provocadas contra una escalera como las que conducen al subsuelo.

En tanto que su colega Abraldes aseguró que hace dos años el portero "estaba más zarpado" en sus acosos a mujeres y que tenía "una tensión sexual no resuelta".

Tal afirmación se fundó en las declaraciones de distintos testigos que en el juicio describieron los acosos sexuales protagonizados por Mangeri hacia mujeres del edificio o de la cuadra.

Según el fiscal Abraldes, "Mangeri tenía una escasa tolerancia a la frustración. No aceptaba un no. Está claro que no aceptó el no de Ángeles".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.