La tarde caliente en la que la Argentina le ganó a Chile una Copa América en Santiago hace 60 años

Angel Labruna en acción, en el partido que en 1955 consagró como campeón sudamericano a la Argentina ante Chile
Angel Labruna en acción, en el partido que en 1955 consagró como campeón sudamericano a la Argentina ante Chile Fuente: Archivo
El equipo albiceleste se coronó campeón del Sudamericano de 1955 después de derrotar a la Roja en el último partido por 1-0; el sábado estarán otra vez cara a cara
Pablo Lisotto
(0)
1 de julio de 2015  • 13:48

Paradojas del destino, Chile y la Argentina volverán a definir una Copa América entre sí después de 60 años. Y como si todo estuviera guionado, el sábado, desde las 17, el escenario será el mismo: el Nacional de Santiago.

Si bien en el Sudamericano de 1955 se jugó con el por entonces habitual sistema de liguilla (todos contra todos), chilenos y argentinos llegaron igualados en puntos y en diferencia de gol a la jornada decisiva, después de tres victorias y un empate de cada uno.

Aquella jornada comenzó con una tragedia, porque la organización decidió que la venta de entradas se hiciera el mismo día del partido y en las afueras del estadio. La ansiedad de los locales por ver en vivo y en directo la chance de que Chile levantara la Copa América por primera vez rebalsó cualquier previsión.

En el mismo momento que comenzó a entrar el público, una de las puertas del estadio del estadio cedió, y más de 20.000 personas ingresaron a los empujones, pisando involuntariamente a los que habían tropezado. Para colmo, poco después se cayó una tribuna provisoria que provocó más lastimados. Fue la peor tragedia del fútbol chileno. Las versiones oficiales contabilizaron siete muertos y más de 500 heridos, ocho de ellos de gravedad, aunque algunos medios locales afirman que hubo más fallecidos.

Pese a todo lo que había sucedido, igual hubo fútbol. En el primer turno, Perú venció 2 a 1 Uruguay y culminó tercero. Y, a continuación, en un encuentro muy parejo, la Argentina logró sacar una ventaja mínima cuando Rodolfo Micheli, entonces delantero de Independiente, marcó el 1 a 0 a los 14 minutos de la segunda etapa. El partido se jugó el 30 de marzo de 1955 y lo dirigió el uruguayo Washington Rodríguez.

La selección albiceleste formó con Julio Elías Musimessi; Pedro Dellacha, Federico Vairo, Juan Francisco Lombardo, Arnaldo Balay; Ernesto Gutiérrez Rodolfo Micheli (a los 81m lo reemplazó Santiago Vernazza) , Carlos Cecconato, José Borello; Ángel Labruna y Ernesto Cucchiaroni. El entrenador era Guillermo Stábile.

Chile, en tanto, alistó a Misael Escuti; Rodolfo Almeyda, Manuel Álvarez, Ramiro Cortés, Eduardo Robledo; Isaac Carrasco, Enrique Hormazábal, Jaime Ramírez Banda, Manuel Muñoz (Guillermo Díaz Carmona); Jorge Robledo y René Meléndez (Sergio Espinoza). El DT se llamaba Luis Tirado.

El conjunto albiceleste supo sostener el resultado ante la presión local y se coronó ante 65.000 espectadores, en una jornada caliente. Además, Micheli fue el goleador del torneo, con ocho conquistas.

Fue el décimo título continental para la Argentina y el primer subcampeonato para los chilenos, que volvieron a arañar la hazaña al año siguiente (fue segundo de Uruguay) y en la Copa América de 1987, en donde perdieron 1 a 0 la final ante los charrúas, y aún siguen soñando con una vuelta olímpica.

La Argentina, en tanto, se coronó campeón del Sudamericano Copa América en otras 13 ocasiones. A la de 1955, se le suman las de 1921, 1925, 1927, 1929, 1937, 1941, 1945, 1946, 1947, 1957, 1959, 1991 y 1993. Además, en otras 12 ediciones terminó segunda (1916, 1917, 1920, 1923, 1924, 1926, 1935, 1942, 1959-II, 1967, 2004, 2007), aunque sólo en los últimos dos subcampeonatos fue derrotada en una final, en ambas por Brasil.

pl/ph

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.