"La tragedia griega está próxima a llegar a su fin"

Luis Palma Cané
(0)
12 de julio de 2015  

-¿Cómo se llegó a la actual situación?

-Las causas básicas del dramático escenario vigente a la fecha deben encontrarse en los siguientes puntos: desequilibrios macroeconómicos (abultado déficit fiscal primario -8% PBI-; elevada deuda pública -170% PBI- y déficit crónico de cuenta corriente -10% PBI-), grave error en el timing de los ajustes exigidos por sus acreedores ("austeridad a ultranza") y, finalmente, falta de estadistas de fuste en la eurozona. Esta combinación de factores ha llevado a que, luego de cinco años de iniciada la crisis e implementados dos "planes de recate" por 250.000 millones de euros (135% PBI), la economía helena haya caído en una situación crítica: baja del 25% de su PBI, 26% de desempleo, 40% de pobreza, deflación y una creciente tensión social.

-¿Cómo sigue el proceso?

-Luego de un interminable ciclo de negociaciones, en donde la cadena de errores cometidos por ambas partes reflejan con claridad la mediocridad de las máximas autoridades participantes, recién el martes pasado los "socios" de la eurozona pusieron como última fecha para llegar a un acuerdo definitivo este mismo domingo, día en que está convocada la enésima cumbre.

Como respuesta, finalmente, Grecia cumplió con los dos requisitos exigidos por Bruselas: pedido al Mecanismo de Estabilidad de la Eurozona (MEDE) de un tercer programa de rescate de tres años por un monto del orden de los 55.000 millones de euros y elevación a la cumbre de un compromiso en firme de implementar, en tiempo y forma, los ajustes reiteradamente solicitados; en especial: aumento de impuestos, recorte de gastos, aumento de la edad de jubilación y nuevas privatizaciones.

-¿Cuál es el futuro de Grecia?

-Si la cumbre aprobara el acuerdo, Grecia recibiría el tercer programa de rescate, saldría de su ahogo financiero de corto plazo y permanecería en la eurozona. Caso contrario, habrá llegado el final de esta tragedia griega: Grecia saldría del euro, debería crear una nueva moneda y rápidamente colapsaría. Obviamente, este último escenario no sería gratis para la estabilidad de los mercados financieros.

Sin embargo, en caso de que se diera el primer escenario de "acuerdo", éste sólo serviría para que Grecia pudiera cumplir con sus vencimientos de mediano plazo, pero no sería una solución definitiva. En efecto, la única alternativa viable consistiría en refinanciar la deuda a muy largo plazo (con intereses preferenciales, período de gracia y algún tipo de quita), sumado a un plan de inversiones externas que permitieran a Grecia emprender un sostenido sendero de crecimiento. Caso contrario, la economía griega llegará a un final infortunado.

El autor es economista y directorde la consultora Fimades

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.