¿Cómo debería ser la escuela del futuro?

Pablo Aristizabal ideó aula 365, una red social para estudiantes primarios, con cinco millones de usuarios en américa latina, que también llegó a la tele. Como docente, propone un nuevo paradigma de educación, en el que los alumnos se conviertan en creadores de contenido. Videojuegos, cómics online y realidad aumentada para cambiar el modo de aprender dentro del aula.
(0)
14 de julio de 2015  • 15:18

Pablo Aristizabal toma su celular y entra a aula365. "Mirá, mirá", dice y muestra: "¿En qué año se fundó la ciudad de Lima?", pregunta un chico. "Fue el 18 de enero de 1535", contesta otro, de Perú. "La fundó Francisco Pizarro J", completa un mexicano. Debajo hay una tira larga con más respuestas que Pablo pasa rápido arrastrando el dedo por la pantalla. Hace más de una hora que está explicando qué es Aula 365, por qué la fundó y qué filosofía de la educación hay detrás de la red social educativa para chicos más grande de Iberoamérica: ahora, con el celular en la mano, muestra cómo chicos de lugares y culturas diferentes comparten conocimiento entre ellos. "Eso es impresionante, impresionante", repite, con el entusiasmo de quien acaba de descubrir algo maravilloso.

Pero Aula 365 ya lleva diez años conectando chicos para que intercambien contenidos educativos. "Participar, aprender, innovar y crear" son sus ideas rectoras, que se resumen o decantan en un fenómeno muy extendido en el mundo 2.0 y muy claro en Aula 365: la inteligencia colaborativa. Un ejemplo es el cómic social "Aventuras en el mundo del futuro", que en 2011 ganó el récord Guinness por ser el cómic con la mayor cantidad de autores en el mundo. "Participaron 3.800 chicos, de los cuales seleccionamos ochenta. Les tiramos una idea y ellos la guionaron, crearon los personajes y construyeron veintiún capítulos", cuenta Pablo. Con esta misma lógica, Aula 365 le suma a los contenidos escolares, creados por especialistas de acuerdo con la currícula oficial de cada país, un periódico para chicos con imágenes en 3D y juegos creados por los propios usuarios. Todas estas herramientas tienen un mismo objetivo: impulsar a los chicos a crear y compartir, más que a consumir. Pablo no lo dice con estas palabras, pero casi: su sueño es que de Aula 365 surjan los miles de emprendedores del futuro.

"Los chicos tienen que sentir que no están repitiendo y acumulando información, tienen que sentir que están adquiriendo habilidades útiles y competitivas para la sociedad del conocimiento en la que les toca vivir. Tienen que aprender a utilizar tecnología, y esto solo se aprende utilizando tecnología; tienen que aprender a innovar, y esto solo se aprende innovando; tienen que aprender a colaborar, a coconstruir, y esto solo se aprende colaborando y coconstruyendo; tienen que aprender a negociar, y esto solo se aprende negociando; tienen que aprender a liderar procesos, y esto solo se aprende liderando procesos; tienen que aprender a enseñar, y esto solo se aprende enseñando. Esa es la propuesta", dice a modo de manifiesto fundacional. Además, refuerza, adquirir estas habilidades es de relativa urgencia: el 65% de los estudiantes de hoy terminarán en trabajos que aún no han sido inventados.

Dixit

Escuela pública: "Es un espacio democratizador y un medio para formar y forjar espíritus que permitan desarrollar el potencial de ser. En ella está el futuro de nuestra Nación".

Inteligencia: "Es la capacidad de hacer que las cosas sucedan, de pasar de las ideas a lo manifiesto. Estamos inteligentes, no somos inteligentes".

Aula: "Es donde se generan conversaciones curriculares, donde se coconstruye y celebra el conocimiento. El aula no solo está en la escuela, sino también en internet, el hogar, los amigos, el club, entre muchos otros espacios. Es ubicua".

Maestro: "De fuente del saber a un rol de provocador, guía, facilita y hace una puesta en común de lo aprendido. Ellos tienen que estimular el creer y el crear en los chicos".

¿A qué vas a la escuela?

Pablo Aristizabal nació en un hogar marcado por la innovación, el emprendedorismo y la tecnología. Su padre, Víctor, tenía en los ochenta una de las pocas empresas de desarrollo tecnológico del país, Tevycom, dedicada a las telecomunicaciones. Allí, Pablo conoció los primeros fierros que le darían vida a internet y vio que vendría, más que un mundo virtual, un mundo real. Estudió Administración de Empresas en la Universidad de Buenos Aires y ya como docente, le propuso a un grupo de alumnos formar una empresa que desarrollara competencias, que educara –más simple– con herramientas de la nueva economía. Corría 1998 y así surgió competir.com, una de las primeras empresas de internet de origen argentino, contemporánea a MercadoLibre, DeRemate y Patagon, hoy referentes del ecosistema emprendedor de América latina. En competir.com arrancaron con modelos de e-learning para empresas (las primeras universidades corporativas, sobre todo para el segmento de telcos, que Pablo conocía bien) y luego se volcaron a la educación de chicos en edad escolar. " Cuando le preguntaba a mi hija a qué iba a la escuela, me contestaba a estudiar, en vez de decirme que iba a aprender. En ese momento, me conecté con el gran problema de la educación en los colegios", cuenta Pablo. Así nació, en 2005, Aula 365, que primero fue vendido a Telefónica como un servicio de apoyo escolar para sus usuarios y que luego se fue expandiendo a tal punto que Pablo no recuerda bien la cantidad de usuarios que tiene. "A mí no me importa si tengo un millón de visitas por día (N. de R.: son alrededor de cinco millones de usuarios entre chicos, padres y docentes), a mí me interesa esto", y vuelve a la pantalla de su celular a leer el intercambio de conocimiento entre los chicos de la plataforma.

De la larga lista de títulos universitarios y cargos ejecutivos que tiene (licenciado en Administración de Empresas, empresario, profesor, pensador y conferencista internacional, creador del Centro Emprendedor GEN XXI, Ph. D. en Filosofía de la Educación), Pablo sigue eligiendo el más simple de todos. "Yo me defino como docente", dice, y se proclama defensor de la educación pública. Por eso, porque aún hoy sigue enseñando y experimentando la interacción con sus alumnos de la Facultad de Ciencias Económicas (UBA) es que pone reparos sobre la idea bastante extendida de que el e-learning sea superador del modelo de enseñanza tradicional de la escuela, estudiante y aula. "La peor traducción de e-learning es educación a distancia, porque justamente las variables en las que impacta internet son tiempo y espacio: lo que está allá está acá y en el mismo momento. La condición bidireccional es la que permite la participación y con ello la dignificación del alumno y del maestro. Prefiero reemplazar la e de electrónico por la e de enable, es decir, facilitar el aprendizaje". Y para facilitar, dice, hay que entusiasmar a los chicos. "La supuesta apatía de los chicos es un falso problema. Porque, indudablemente, hay espacios y hay conversaciones que a estos mismos chicos los entusiasman, los hacen sentirse interpelados y los llevan a participar y a colaborar. El problema es que los chicos dejan todo eso atrás cuando entran a la escuela. Y esa plasticidad con la que las TIC les permiten, cotidianamente, transportarse de un tema que los aburre a otro que los conmueve o los emociona desaparece cuando se les asigna a todos una misma currícula". Ese círculo del aburrimiento, dice Pablo, no se resuelve cambiando el formato de los contenidos. " Si reducimos el e-learning a decirles a los chicos pongan el video en el minuto 153 en lugar de abran el libro en la página 153, habremos desperdiciado una oportunidad enorme. Estamos frente a un nuevo medio, el primer medio que conversa. Los contenidos también deben conversar".

En Aula 365 los contenidos lo hacen: luego de comprar un estudio de gaming, la plataforma creó su primer juego multiplayer masivo online en 3D, donde los chicos crean música, juegos, cómics y pinturas. Tiene más de 2.000 creaciones diarias. Es decir, 2.000 canciones, videojuegos, cómics y pinturas nuevos –nunca vistos– se crean todos los días en Aula 365. Pablo también compró Kid News, un diario de papel para chicos, y lo convirtió en un producto online, interactivo y 3D, con contenidos que pueden verse como realidad aumentada.

" Estamos ante un nuevo paradigma, una cultura transmediática y digital definida por la participación, la horizontalidad y la ubicuidad. En este escenario, la gamification revoluciona el aprendizaje. Los chicos invierten tiempo en videojuegos, que les enseñan nuevas maneras de aprender, y desde este lugar, surge la tendencia a incorporar elementos de los juegos en la educación, para generar un compromiso de los alumnos en el proceso de aprendizaje. Nos vamos acercando a un aprendizaje más colaborativo, significativo y creativo. Gamification no quiere decir transformar todo contenido en un videojuego, sino que tiene que ver con fomentar la participación de los chicos para captar su atención e involucrarlos, y así convertirlos en los protagonistas del aprendizaje", explica Pablo. En Aula 365 todo el contenido está entendido desde un costado lúdico: su ranking del saber hace que los chicos vayan sumando puntos y ascendiendo, logrando más accesos y destrabando contenido hasta convertirse en reyes del conocimiento.

¿Qué es formar emprendedores?

La otra gran creación de Aula 365 es Los creadores (Telefe, sábados 11.30), un programa de tele que, al revés de lo usual, saltó del mundo online a la pantalla.

En Los creadores, un grupo de amigos resuelven, con imaginación y de la manera más original e innovadora, los problemas de su ciudad, Creápolis, habitada también por los malos, el profesor Testa y su ayudante Rocka, quienes intentan destruir todo aquello que los creadores innovan. Mientras los creadores, ayudados por el profesor Ricky Flex y su amiga la abeja Cecé, buscan e incentivan la creación, Rocka y Mecka repiten y copian. "En Aula 365 los chicos son los protagonistas, y esto es un poco lo que ocurre con otros medios", cuenta Pablo sobre la incursión en una plataforma audiovisual como la tele. "Los videojuegos, la radio, y los programas donde la audiencia define los contenidos son el bottom up del conocimiento. Son los chicos, los padres y los docentes los que deben tener la palabra". En Los creadores aparece otra vez, como a lo largo de todo Aula 365, la obsesión de Pablo: educar emprendedores.

¿Qué es un emprendedor? Desde la óptica de Pablo, un emprendedor excede la visión más o menos extendida que lo compara con el cuentapropista o el trabajador autónomo, o lo presenta como un geek con una buena idea para internet. "Encontramos emprendedores que trabajan dentro del hogar, en una corporación, en una ONG, en el Gobierno, en un hospital, en una escuela, en forma individual", dice. La idea que subyace a la de emprendedor es la de innovador, sea cual fuere el entorno que le toque transformar. Al emprendedor de Pablo lo acompaña un halo de desconfianza y de insatisfacción. "Un emprendedor tiene como particularidad la convicción; él mismo es una mezcla de la voluntad de mirar las anomalías, de un estado de sospecha continua en busca de oportunidades", dice. Así, el emprendedor de Pablo es mucho más que un eslabón de la cadena productiva. "La única salida para la creación genuina del desarrollo laboral del siglo XXI parece estar fundada en el andamiaje de miles de emprendedores que actúen como agentes de cambio, sustenten la competitividad de nuestra sociedad, se procuren trabajo a sí mismos y sean multiplicadores de empleo", afirma.

Dixit

Redes sociales: "Es la nueva tierra media, donde habita el hombre. Lo humano se trata de conversaciones y es tan real lo que ocurre en lo virtual como en el mundo físico. Como todo medio hay que encararlo con pensamiento crítico-constructivo, para no quedar atrapado en su telaraña. Si antes el medio era el mensaje, ahora la relación con el medio es el mensaje".

Memoria: "es importante, pero contrabandea la simulación de que si tengo mucha de ella, puedo creer y también los demás, que soy o estoy inteligente. Para chicos que se enfrentan a un mundo donde la generación de la riqueza está basada en el conocimiento, es más importante desarrollar sus habilidades creadoras y sus competencias digitales, que no es saber usar facebook, sino tener un pensamiento crítico-constructivo con la información y transformarla en conocimiento".

Mientras todo este ecosistema va conectando y armando –solo el futuro más o menos inmediato nos dirá el impacto de las nuevas tecnologías en la formación de las nuevas generaciones– otra realidad, por momentos casi totalmente opuesta, se puede ver en las aulas argentinas en particular y de América latina en general, donde, salvo excepciones, las diferencias con las economías desarrolladas se hacen cada vez más grandes. A este escenario de desaliento y retroceso, Pablo le contrapone la idea del entusiasmo: volver a entusiasmar a los chicos y a los docentes. ¿Cómo hacerlo? Hay algo de lo que está seguro: no será sacando a los alumnos de las aulas y proponiendo modelos de educación a distancia, con contenidos interactivos y evaluaciones online, lo que devolverá el sentido de la educación primaria. Al contrario. En su tira Los creadores hay un personaje que es el que más representa el espíritu de la filosofía de la educación de Pablo y de todos sus proyectos dirigidos a los chicos: Ricky Flex. Ese es el modelo de maestro que Pablo sueña para las aulas argentinas. " Con Ricky buscamos contar el nuevo rol del docente como un facilitador, que acompaña a sus alumnos en el aprendizaje y los estimula a superarse, a creer, a crecer. Pero, además, Ricky es un adulto que no ha perdido la imaginación, la capacidad de asombrarse, ese modo de maravillarnos por el mundo que nos rodea, como cuando éramos chicos". Este perfil de educador que propone Aula 365 termina, en el recorrido que impulsa Pablo, en el espacio educativo insuperable (así lo define él) como el aula, pero totalmente vitalizada: "Yo veo en el futuro un aula global, donde los maestros son felices y transmiten esta alegría a sus alumnos. Donde la emoción de llegar al aula y aprender es tan emocionante como jugar con un amigo. Un aula que trasciende fronteras tanto geográficas como educativas".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.