"Soy inocente; no tuve ni tengo nada que ver con la muerte de Mumi", dijo Mangeri antes de conocer el fallo

El encargado del edificio donde vivía Ángeles Rawson y único acusado por el crimen de la adolescente brindó sus últimas palabras previas al veredicto, que se conocerá hoy; la fiscalía y la querella pedidieron prisión perpetua
Sol Amaya
(0)
15 de julio de 2015  • 13:31

A casi cinco meses del comienzo del juicio por el crimen de Angeles Rawson, hoy se desarrolla en Tribunales la audiencia final, en la que se dará conocer la sentencia que recaerá sobre Jorge Mangeri, único imputado en la causa.

El portero, que está preso en Ezeiza desde pocos días después del homicidio, ocurrido en junio de 2013, llegó a los Tribunales a la madrugada.

En los pasillos había representantes de las Madres del Dolor y vecinos del edificio de Ravignani, donde vivía Ángeles, que vinieron a acompañar a la familia de la víctima.

Minutos después de las 9, Mangeri ingresó a la sala vestido con jeans, un buzo polar azul y zapatillas. Mientras aguardaba el comienzo de la audiencia, el portero conversaba con una de sus abogadas defensoras.

A los fotógrafos se les permitió ingresar durante unos minutos para tomar imágenes. Mientras las cámaras lo apuntaban, Mangeri mantenía la cabeza en alto, sin bajar la vista, como sí lo había hecho en otras oportunidades.

La audiencia final

La audiencia comenzó a las 9.58 cuando Fernando Ramírez, presidente del Tribunal Oral en lo Criminal 9 le dio la palabra a Adrián Tenca, abogado de Mangeri. El defensor reiteró la inocencia de Mangeri y le pidió al Tribunal que dicte sentencia "sin prejuicios".

Durante las palabras finales de Tenca, que duraron unos minutos, Mangeri agachaba la cabeza y se le entrecerraban los ojos.

A las 10.10, el juez Ramírez le dio a Mangeri la oportunidad de decir las últimas palabras antes de la sentencia.

Mangeri aceptó el ofrecimiento. "Simplemente volver a declarar mi inocencia. Soy inocente. No tuve ni tengo nada que ver con la muerte de Mumi. Que se haga justicia, nada más", dijo. Cuando se refirió a Ángeles por su apodo, las miradas de Franklin Rawson y Jimena Arduriz, padres de la víctima, se clavaron en Mangeri. Segundos después, el juez anunció que la sentencia se daría a conocer a las 15.30.

Afuera aguardaban familiares de Mangeri, aunque no se la vio a su mujer, Diana Saetone, en los pasillos.

Por: Sol Amaya

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.