El Mercosur aprobará hoy la incorporación de Bolivia al bloque

Los presidentes discutirán el futuro de la región, golpeada por crisis políticas; afirman que hay consenso para evitar acuerdos bilaterales con la Unión Europea
Mariano Obarrio
(0)
17 de julio de 2015  

BRASILIA.- En un paréntesis de la crisis judicial que la preocupa, la presidenta Cristina Kirchner llegó anoche a esta capital, que en invierno luce primaveral, para celebrar hoy, durante la 48a Cumbre del Mercosur -la última como jefa de Estado-, el ingreso de Bolivia como sexto miembro pleno del bloque. Se discutirá sobre el futuro de la región, golpeada por crisis políticas, económicas y comerciales.

En la reunión de cancilleres de ayer, en el Palacio Itamaraty, se confirmó que la novedad sobresaliente será hoy el agasajo al presidente boliviano, Evo Morales, que viene de firmar acuerdos económicos en Buenos Aires. Bolivia se sumará, así, a la Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Venezuela.

También se acordó que los presidentes de Brasil y de Uruguay no plantearán en el plenario de hoy, como habían amagado en declaraciones recientes, la posibilidad de avanzar en acuerdos bilaterales entre sus países y la Unión Europea.

La Casa Rosada lo tomó como un triunfo diplomático. "Eso sería una herida de muerte para el Mercosur. No está en la agenda: Brasil se bajó de todo. Uruguay no puede sin autorización del bloque", dijo a LA NACION un alto funcionario.

Podría haber, en cambio, alguna mención a denuncias de "procesos de desestabilización" en la región.

Por otra parte, el acuerdo entre bloques Mercosur-Unión Europea se encuentra demorado y bajo análisis en el Viejo Continente por las exigencias del Mercosur de remover barreras arancelarias y subsidios agrícolas. "Eso va para largo y por ahora está muerto", agregó otro funcionario de Cristina Kirchner.

De la reunión de cancilleres de ayer no participó el ministro argentino, Héctor Timerman, que se recupera de una operación en Buenos Aires. Lo reemplazaron el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Carlos Bianco, y el subsecretario de Política Latinoamericana, Diego Tettamanti. El vicecanciller Eduardo Zuaín llegó casi a medianoche, con la Presidenta; el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el secretario de Comunicación, Alfredo Scoccimarro.

Negociaciones conjuntas

En forma oficial, Bianco aseguró que Brasil y Uruguay no piensan en acuerdos bilaterales con el bloque europeo. "Nadie en ningún momento planteó flexibilizar el Mercosur ni ir a dos velocidades, absolutamente nada de eso", dijo Bianco.

"Todos los países del Mercosur quieren ir en forma conjunta a hacer las negociaciones con la Unión Europea, con una oferta única", agregó a la prensa.

Las penurias del Mercosur no se pueden disimular. Las exportaciones globales del bloque cayeron a pique en 2014. Según un informe de Marcelo Elizondo, de Desarrollo de Negocios Internacionales, descendieron un 9,6% a todos los destinos y 13,1% el comercio intrarregión.

Poco para festejar. Pese a ello y a las quejas de Brasil y Uruguay por las trabas comerciales argentinas, los presidentes se reunirán desde las 9.30 en Itamaraty para escenificar el festejo y los aplausos por el ingreso pleno de Bolivia. Este país solo tendrá voz, pero no voto, por ahora, en las sesiones. Para que sea definitiva su incorporación, deben aprobarla los parlamentos de Brasil y Paraguay, y las discusiones podrían prolongarse.

"La ruptura en el oficialismo brasileño hace que el Parlamento no le vote nada a Dilma Rousseff", señaló una fuente oficial. Y Paraguay tampoco tiene un congreso fácil.

El escándalo de corrupción en Petrobrás colocó a Rousseff en su peor momento de popularidad, pese a que fue reelegida en octubre último: la oposición le pidió juicio político; la fiscalía de Brasilia acusó ayer al ex presidente Lula, mentor de Rousseff, de tráfico de influencias. Además, la justicia allanó la casa del senador y ex presidente Fernando Collor de Mello y el PT y el PMDB están a punto de una ruptura formal.

También Rousseff, que hoy le entregará la presidencia pro témpore del Mercosur a Paraguay, suele hablar aquí de "golpismo". En rigor, está golpeada por la recesión, la devaluación y el anunció un severo ajuste fiscal, con un gabinete conservador resistido en el PT.

Además de Dilma y Cristina, hoy estarán los presidentes de Paraguay, Horacio Cartés; de Uruguay, Tabaré Vázquez; de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Bolivia, Evo Morales. Cristina, Dilma, Maduro y Morales podrían hacer mención a intentos "desestabilizadores" en sus países.

También está prevista la participación de delegados de estados asociados al bloque, como Chile, Colombia, Perú, Guyana, Surinam y Ecuador, que podría ser el próximo en incorporarse al Mercosur en forma plena.

"El principal logro que va a tener esta presidencia pro témpore brasileña es la adhesión definitiva como miembro pleno de Bolivia", resumió Bianco para dejar en claro cuál será el único tema habilitado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?