Jenny Williams. "Estoy siempre bajo la sombrilla"

Algo para declarar
(0)
26 de julio de 2015  

-¿Cuál fue el mejor viaje de tu vida?

-Hace siete años fui a conocer Pipa, al norte de Brasil. Un lugar increíble. Me nadaban los delfines por al lado...

-¿Tres requisitos que debe reunir un compañero de viaje ideal?

-Buena disposición, organización y sentido de aventura.

-¿Viajaste sola alguna vez?

-Viajé sola varias veces, por trabajo. Me parece que hay que cuidarse y estar muy atento, pero es una muy buena experiencia. Por un lado podés elegir todo lo que quieras hacer, cómo organizar tus tiempos, adónde ir. Eso está buenísimo. Por otro, como mujer, creo que viajar sola tiene un riesgo grande y hay lugares donde no iría porque me sentiría insegura, preocupada.

-¿Un lugar adonde nunca volverías?

-Volvería a cualquier lugar de los que estuve. Quizá mi experiencia más rara fue en El Salvador, donde viajé por trabajo y no me dejaban salir a la calle: tenía un hombre de seguridad con una ametralladora en la puerta de mi cuarto porque es un lugar con un altísimo índice de asesinatos en la calle. Pero igual volvería.

-¿Aquello que nunca dejás de llevar a un viaje?

-Tengo como un botiquín que cargo todos los días en la cartera, pero cuando viajo se agranda un poquito. Creo que si cayera en una isla desierta podría sobrevivir con ese bolsito. Desde un cepillo y una pasta de dientes, pasando por algunos medicamentos básicos, unas toallitas higiénicas antibacterias, un pequeño set de maquillaje, un hilo y una aguja, una gomita de pelo, un encendedor, una birome, dinero. Llevo de todo.

-¿Qué es lo que más extrañás de Buenos Aires cuando estás afuera?

-La rutina alimentaria. Si bien cuando viajás está muy bueno probar cosas nuevas, extraño los tomates que compro donde a mí me gusta, el arroz chamaní que como. Mi rutina alimentaria me gusta tenerla acá y cuando viajo me desordeno bastante con la comida.

-¿Alguna vez te valiste de tus dotes de actriz para sortear alguna situación difícil en un viaje?

-Sí, claro. Una vuelta me perdieron unas valijas a la ida y a la vuelta del mismo viaje. En realidad, a la vuelta, la valija apareció abierta y me desaparecieron un montón de cosas. Hice un escándalo, lloré, todo un acting hasta lograr que la compañía me diera una compensación en millas enorme. Por supuesto, tenía mucha bronca, pero exageré un poquito.

-¿Tu playa favorita?

-Tulum, en México.

-¿Tres actividades preferidas para pasar un día ahí?

-La lectura es fundamental en la playa, porque no tomo sol y estoy siempre debajo de la sombrilla. Después, obviamente, meterme en el mar está buenísimo, y la siesta de la tarde, reparadora.

-¿Te gusta visitar ruinas de antiguas civilizaciones?

-Mis hermanos viven en México y al año pasado fui a visitarlos. Conocí algunas de las ruinas en los alrededores del D.F., como Teotihuacán, donde están las pirámides del sol y de la luna. Fue increíble. Parece mentira que a tan pocos kilómetros de la capital sigan en pie los vestigios de esa cultura espectacular de la que tan poco conocía. Me sorprendió enormemente tanta inmensidad y tantas construcciones majestuosas, imponentes, que me hicieron sentir muy chiquita.

-¿Un día de vacaciones perfecto?

-Me levantaría en París, en otoño, y desayunaría en un barcito un croissant con un rico café, mientras veo la gente pasar al lado de la ventana. Al mediodía me iría a Florencia a almorzar una pizza y un gelato. Y por la tarde me iría a alguna playa de Tailandia, donde me quedaría hasta la noche para una moon party.

MáS DATOS

Actriz, Jenny Williams por estos días protagoniza el infantil La niña, el diablo y el molino, dirigido por Oliver Py, en el Centro Cultural Recoleta. Sábado y domingo, a las 15 y 17; miércoles a viernes, a las 17. Entrada gratis. Además acaba de grabar Cartoneros, con Luis Luque y Silvia Kutika, y Mal menor, unitarios que saldrán al aire próximamente, por la TV pública.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.