Michael Cheika: “Soy un gran admirador del jugador argentino”

Cheika afirma que los Pumas son un equipo competitivo
Cheika afirma que los Pumas son un equipo competitivo Crédito: Adam Freier
El entrenador de Australia conoce bien a los Pumas de haberlos dirigido en Europa y tiene a Mario Ledesma como asistente
Alejo Miranda
(0)
24 de julio de 2015  • 23:59

MENDOZA.– En los últimos dos años y medio, el rugby argentino ha aprendido mucho del rugby australiano, y mucho de eso se lo debe a Michael Cheika . Su nombre sonó para suceder a Santiago Phelan en los Pumas , y él mismo admitió haber sido sondeado, pero finalmente el elegido fue Daniel Hourcade y él se quedó en Sydney con los Waratahs y a fines de 2014 asumió en el seleccionado de Australia. Ya desde esa posición, entabló una buena relación con el entrenador argentino, confeso admirador del estilo australiano, y en las previas a las Pacific Cup de 2014 y 2015 compartieron entrenamientos e intercambiaron saberes. Pero la relación de Cheika con el rugby argentino es más profunda. Como entrenador de Leinster tuvo en sus filas a Felipe Contepomi, con quien fue campeón de Europa en 2009. Luego, en Stade Français dirigió al propio Contepomi , a Rodrigo Roncero y a Juan Manuel Leguizamón . Y Mario Ledesma , hoy entrenador de scrum de los Wallabies , era uno de sus asistentes.

"No es ningún secreto que yo soy un gran admirador del jugador argentino y del rugby aquí en general", confieza en diálogo con LA NACION. "Daniel Hourcade ha hecho un gran trabajo con el equipo y Agustín Pichot está llevando al rugby argentino a una muy buena posición. Creo que, con un equipo en el Super Rugby y también por la forma en que han mejorado en nivel internacional, han demostrado que están haciendo lo correcto. Tengo una estrecha relación con muchos de los argentinos y los respeto mucho."

Australia durante la práctica en Mendoza
Australia durante la práctica en Mendoza Crédito: Adam Freier

–Tuvieron un buen scrum en el segundo tiempo contra Sudáfrica. ¿Qué les aporta Ledesma?

–Creo que su trabajo nos trajo una filosofía, una idea de que así es como vamos a jugar el scrum. Nos va a tomar algún tiempo para construir una tradición, pero su presencia es muy buena para los jugadores y disfrutan de la forma en que está preparando los forwards. Creo que será un día de orgullo para la Argentina, cuando tengan a su propio equipo y enfrente a uno de sus jugadores favoritos, que está entrenando a otro país. Creo que es un gran honor, también.

–¿Te costó convencerlo de ir de Francia a Australia?

–Sucedió por accidente. Yo había entrenado con Mario en Stade Français. Me gustó mucho el ser humano, me gustó la persona. Es un buen hombre, tiene una gran familia y me gusta cómo habla con la gente. Y él es bueno en la enseñanza scrum, el line-out y el maul, cosas que tenemos que mejorar. Todavía no somos perfectos, pero Mario nos está ayudando.

–¿Pensás que va a tener sensaciones encontradas en el partido?

–Realmente no lo creo. Ahora son así las cosas. Hay un entrenador neozelandés en Gales, había un entrenador neozelandés en Australia… no tiene que ser a todo o nada. Es un argentino muy orgulloso. Lo amo por eso, pero sé que va a querer los Wallabies ganen.

–¿Por qué tantos cambios en su equipo?

–Tenemos que aumentar la profundidad del plantel. En un seleccionado es necesario tener cuarenta y pico de jugadores de dónde elegir, porque hay lesiones, hay una gran demanda de jugadores, a veces es necesario hacer descansar a algunos; están el Super Rugby, el rugby internacional… Y en vísperas de un Mundial es importante que todo el mundo tenga una oportunidad. Así que hay que equilibrar estos objetivos y, al mismo tiempo, presentar un equipo que pueda competir fuertemente por la victoria contra la Argentina.

–¿Cómo ve el nivel de los Pumas?

–El equipo argentino es competitivo en el Rugby Championship . Están el N° 1 y 2 del mundo, con Nueva Zelanda y Sudáfrica, y está compitiendo con regularidad. Deberían haber vencido a Sudáfrica el año pasado, tal vez dos veces; vencieron a Australia y están compitiendo ahora con los más grandes jugadores. Creo que no es más un equipo en desarrollo, creo que ya están ahí, y en eso hay que darles crédito a Pichot y a los entrenadores. Y, por supuesto, los jugadores tienen toda esa experiencia de haber jugado en Europa y ahora van a empezar a experimentar jugando en el Super Rugby, por lo que todo va hacia adelante y eso es muy bueno para el rugby en general.

–El año pasado los Pumas vencieron a Australia aquí. ¿Es algo que tienen en cuenta?

–No es una cuestión que tengamos en cuenta, eso fue el año pasado. Cada partido de rugby es día tras día, cómo se dan las cosas en esa jornada. Y cómo nos vaya va depender de cómo lleguemos al estadio y la forma en qué juguemos.

"No se trata de una crisis mundial, esto es rugby"

Michael Cheika asumió en Australia en sucesión de Ewen McEnzie, quien tuvo una salida controvertida luego de malos resultados y polémicas con algunos jugadores. La llegada del entrenador de Waratahs le cambió la cara al equipo al punto que vencieron a Sudáfrica en el debut, pero él niega que su influencia haya sido decisiva. "Yo sólo quería que los jugadores disfrutaran de su rugby. No se trata de la crisis mundial. Esto es rugby, un juego para ser disfrutado. Queremos que la gente se deleite cuando viene al estadio. Queremos jugar duro y queremos jugar bien, también. Y disfrutar del partido. Salir a la cancha y hacer lo mejor para nuestro país".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.