Domínguez aludió a Aníbal y la historia del escape en un baúl

Fue en respuesta a un ataque previo del jefe de Gabinete; la interna bonaerense se calienta
Gabriel Sued
(0)
25 de julio de 2015  

El duelo de chicanas y descalificaciones entre Aníbal Fernández y Julián Domínguez , los dos precandidatos a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el kirchnerismo, alcanzó ayer su nivel de más alta tensión.

Tras duras críticas del jefe de Gabinete a la propuesta planteada por el presidente de la Cámara de Diputados para crear un ministerio de lucha contra el narcotráfico, Domínguez lanzó un contragolpe feroz: "De todos los lugares me fui por la misma puerta que entré", dijo, por medio de un comunicado de prensa, que lleva esa frase como título.

De apariencia inocua, en el mundo de la política la frase tiene una única lectura posible. Alude a la versión que indica que en 1994, cuando era intendente de Quilmes, Aníbal se escapó de la sede municipal en el baúl de un auto para eludir una orden de captura librada en su contra. El jefe de Gabinete siempre negó esa versión.

Ante la consulta de LA NACION, voceros de Domínguez no quisieron confirmar si la frase hacía referencia al episodio que se le adjudica al jefe de Gabinete, pero dejaron crecer la polémica: "Julián dijo eso porque no tiene nada que esconder de su pasado político". Aníbal Fernández no respondió la consulta de LA NACION sobre este tema.

La polémica se había recalentado desde temprano ante las duras críticas del jefe de Gabinete a la propuesta de Domínguez, lanzada anteayer, para crear un ministerio de lucha contra el narcotráfico.

"Quieren hacerse cosas grandilocuentes y no se sabe ni siquiera cómo se administra la administración pública. Esto no lo hago para pelearme con nadie, sino para análisis de laboratorio de la cosa pública", dijo Aníbal Fernández, al ingresar en la Casa Rosada.

Horas más tarde, Domínguez defendió su propuesta. "Voy a llevar adelante una política comprometida a fondo en la prevención de adicciones", dijo, durante un encuentro con 1200 clubes de barrio.

Después vino el contragolpe. "Respeto a Aníbal como miembro del Gabinete, pero su agresión y descalificación es innecesaria", sostuvo, y agregó: "Fui intendente de mi pueblo, ministro de Obras Públicas de la provincia, secretario de Asuntos Militares de la Nación, ministro de Agricultura de la Nación, y en cada lugar cumplí los objetivos y me fui por la misma puerta que entré".

El presidente de la Cámara de Diputados lanzó su propuesta sobre el nuevo ministerio, luego de que se instalara en la campaña un debate que varios adversarios del jefe de Gabinete usaron para incomodarlo, al advertir que si Aníbal Fernández asumía como gobernador iba a crecer la circulación de drogas en la provincia.

Primero lo hizo Elisa Carrió, quien deslizó sus acusaciones habituales sobre el nexo entre el jefe de Gabinete y el narcotráfico.

Después, Felipe Solá, precandidato a gobernador por el massismo, y el intendente de Quilmes, Francisco "Barba" Gutiérrez, uno de los jefes comunales encolumnados detrás de Domínguez, sostuvieron que el peligro radicaba en el proyecto de ley presentado por Fernández para legalizar la tenencia de droga para consumo personal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?