Suscriptor digital

Respaldos de cama para vestir tu dormitorio

Crédito: Archivo LIVING
La especialista Felicitas Diamante, de Diamante Sillones, te da algunas ideas para que tengas en cuenta a la hora de decorar tu cuarto
(0)
29 de julio de 2015  • 14:37

Los respaldos de cama permiten vestir una habitación de una forma rápida y accesible. Cumplen dos funciones principales: por un lado, decoran el dormitorio y, por otro, brindan comodidad a la hora de leer un libro o mirar la tele.

Hay varias propuestas y modelos que puedan adaptarse al estilo de decoración de cada dormitorio: con capitoné o botoné; con tachas, con orejas o con madera a la vista y también lisos.

Los respaldos que tienen capitoné - botoné o madera a la vista le dan un toque clásico o romántico al espacio. Los que se realizan tachas y tachones -tachas de mayor tamaño y separados- son una opción para quienes buscan algo vanguardista y moderno.

Y para quienes son más excéntricos o buscan una propuesta original tienen la opción de los que poseen "orejas" en cada extremo, logrando un efecto más envolvente.

Tanto para un modelo como para otros, hay quienes buscan practicidad. Para ellos hay fundas que se hacen a medida. Suelen ser bien net y son muy fáciles de limpiar, ya que se confeccionan en géneros aptos para lavarropas.

En cuanto a la tapicería, las telas que más se utilizan son los linos y panas, principalmente para los modelos con capitoné o botoné. Si es un respaldo liso o para cuartos de chicos es interesante aprovechar para jugarse por un estampado divertido; o también si es en madera, se puede armar una especie de respaldo tapizado y hacerle una continuación como si fuese un mueble. ¡Quedan muy bien y dan mucha presencia!

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?