Suscriptor digital

¿Qué comen? Los particulares hábitos de alimentación de los famosos

Agustina Cherri cuenta desde su cuenta de Instagram los beneficios de algunos alimentos
Agustina Cherri cuenta desde su cuenta de Instagram los beneficios de algunos alimentos Crédito: Twitter
La dieta de las celebrities están regidas por distintas convicciones, hábitos y tendencias; hacemos un repaso por sus costumbres alimenticias, que incluye los tips más sorprendentes
Malen Lesser
(0)
6 de agosto de 2015  • 09:56

Leche de alpiste, un vaso de agua tibia con limón, brotes, algas, polvo de algarroba cruda, granos germinados, pan hecho de semillas. Manjares y delicias, según los famosos, que le ponen onda a todo. Ellos que son cool, fashion y armónicos hasta para la hora de comer. Cada uno tiene sus trucos, recetas, mercados predilectos, gustos y hábitos en el momento de decir con qué alimentarse. La gran mayoría va por el lado del veganismo, que a esta altura no es novedad. Sí, tendencia en alza. Así, nuestras celebrities prometen miles de beneficios si seguimos sus preceptos. Un repaso por sus posiciones, motivos y los mejores secretos sobre los alimentos que eligen.

Crédito: Twitter

Liz Solari . "Elegí ser vegetariana hace tres años para no aportar dinero a una industria que abusa y maltrata a los animales para darle de comer a la gente", detalló la bellísima modelo a Personajes.tv, pero aclaró: "De lácteos sólo consumo huevo y queso orgánico. Obvio, intento adaptarme si salgo porque es difícil aún conseguir lácteos orgánicos". Y agregó: "El concepto de comida orgánica es totalmente diferente, los animales crecen y se desarrollan en forma natural, sin ser abusados ni intoxicados con hormonas. Recomiendo a la gente que elige comer carne acercarse a casas donde vendan productos de campo, hay que volver a lo natural. Para hacer mi cambio fui dejando de lado primero carnes rojas, después pollo y, por último, pescado. También consulté un nutricionista para que mi dieta sea balanceada y para aprender a comer todo lo que mi cuerpo necesita. Me siento más fuerte, enérgica y limpia internamente que nunca. Y mis hábitos de cocina siguen siendo los mismos, ¡tengo delivery orgánico en casa!".

Agustina Cherri
Agustina Cherri Crédito: Twitter

Agustina Cherri . La morocha es conocida en el ambiente por ser de las más fervorosas vegetarianas, al igual que su amiga Marcela Kloosterboer. Ambas se reconocen activistas o, al menos, gustan de socializar la información relacionada para expandir los buenos hábitos alimenticios. Por eso, -y como sabe que tiene muchos seguidores en las redes sociales, comparte allí momentos cotidianos preparando sus alimentos favoritos. La actriz hace gala de su conocimiento nutricional de una manera más que original. Por ejemplo, retrata una hormiga hecha de pasas de uva para dejar en claro que este alimento previene la artritis, calma la acidez y elimina toxinas. O un corazón con higos para explicar que son antireumáticos y poseen propiedades expectorantes. Otras "puestas" elegidas por la ingeniosa joven incluyeron almendras, por ser antioxidantes y hojas de tilo, por tener propiedades sedantes y facilitar la digestión. Excelentes tips y buena manera de llamar la atención sobre la temática.

Crédito: Instagram

Araceli González . "En casa no comemos nada envasado, somos bastante naturistas con Fabián. Tenemos nuestra huerta orgánica y nos gusta armar nuestros propios licuados mezclando papaya, naranjas, almendras, dátiles, semillas, espinacas y bananas, por ejemplo. Nutrición y super sabor. Mi gran tip es alimentarme sano, muchas vitaminas, proteínas y nutrientes, cero grasa. Amamos las legumbres, los brotes, las semillas y tomar grandes cantidades de vitamina C, que es antioxidante", nos contó la modelo y actriz sobre su dieta diaria.

Anita Pauls. "Puedo desayunar una empanada de verdura, tostadas untadas con palta y granola con fruta. Suelo hacerlo bien abundante. Siempre había querido ser vegetariana, pero era muy chica y en casa mamá no me dejaba. Era otra época, se creía que los lácteos eran imprescindibles, que la carne era irremplazable, hoy se sabe que no, que los aportes nutricionales se pueden conseguir incorporando otros alimentos y sabiéndolos combinar", explicó la actriz. "De chica, me causaba dolor el tema de los animales, después a eso se sumó que me fui informando y resulta que es mejor no comer carne, que los lácteos no son tan geniales como dice el marketing, así que ahora es también por los beneficios que trae. No como pescado porque lo llenan de antibióticos en el criadero y al crecer en cautiverio no llegan a desarrollar el omega que se publicita que tienen. Vivimos en un mundo lleno de información que apunta al consumismo. La gente ahorra en la comida, compra las galletitas más baratas o conocidas sin fijarse lo que eso implica. Hay una idea errada de lo natural. En el supermercado, todo lo verde no es inofensivo empezando por los edulcorantes o las barritas de cereales que tienen cualquier cosa, es una golosina disfrazada de comida sana llena de azúcar. Acá hace falta un market vegano, si tuviera mentalidad empresaria lo haría yo misma. Yo compro en ferias, ´Sabe la tierra´ es mi favorita".

Un colorido almuerzo para Sofía Zámolo
Un colorido almuerzo para Sofía Zámolo Crédito: Instagram

Sofía Zámolo . Alimentación sana y variada, es su premisa, pero, por supuesto, también tiene sus secretitos. "Les recomiendo algo que estoy haciendo todas las mañanas: en ayunas, tomar agua mineral tibia con limón exprimido natural", publicó la rubia en su cuenta de Instagram hace poco. "Tiene un fuerte poder antibacterial, antiviral y ayuda a perder peso, es digestivo, depurativo del hígado, desintoxicante, equilibra el ph, limpia la piel, da energía, mejora el estado de ánimo, mejora el aliento e hidrata el sistema linfático", detalló. Que el agua no esté fría es para que el cuerpo la procese mejor. Un dato tan útil como original.

Natalia Oreiro . La hermosa actriz de Entre Caníbales se declaró seguidora de los lineamientos de la raw food, o alimentación viva. Es un modo de alimentarse manteniendo la naturaleza de los compuestos bioquímicos de los alimentos. En realidad, es más que una dieta, es un modo de vida y su idea central es la armonía con la naturaleza, por supuesto, sin sufrimiento animal. Por preparar los alimentos sin fuego, conservan al máximo la calidad de los nutrientes. "Como comida deshidratada a 45 grados, eso me da energía, puedo comer verduras, pan hecho con semillas, de todo y consumo a diario un suplemento dietario de polen y también equinácea. Soy vegetariana desde hace 15 años más o menos", explicó Nati.

Agustina Córdova . Es vegetariana y naturista (cuidado por la naturaleza que implica no utilizar ropa ni productos derivados o testeados en animales) hace más de 10 años, casi por herencia. Su abuela y su mamá lo eran. "Aunque no soy una militante de nada, no me siento bien comiendo carnes y no lo hago. Además, endulzo con stevia en hebras y le sumo a mis comidas los preparados ayurvédicos de medicina china. Se llaman Churnas y son una especie de mezcla de hierbas y condimentos diseñadas según el dosha o grupo al que pertenezcas, según los médicos de este saber milenario, poco conocido aquí en la Argentina. Consumo mucho té indio llamado chai y si salgo, trato de comer en lugares krishna, que ofrecen comida hindú pero vegetariana", contó la actriz.

La receta de Julieta Díaz: fideos de arroz con coliflor, tomates cherry, cibullete y ajo con pimienta, limón, oliva y sal
La receta de Julieta Díaz: fideos de arroz con coliflor, tomates cherry, cibullete y ajo con pimienta, limón, oliva y sal Crédito: Twitter

Julieta Díaz . Vegetariana por herencia y luego por elección, se declara también ovoláctea. "Me gusta cocinarlos con vegetales, no puedo dejarlos, ya bastante trabajo me cuesta hacer a un lado harinas blancas, e intento también reducir lácteos". Su plato preferido es el arroz yamaní y es amante de las legumbres, las nueces, almendras y pasas de uva. "Hay que desconfiar de lo que se publicita como sano, por ejemplo la mayoría de las milanesas de soja que uno compra en el super son transgénicas, por eso voy a dietéticas serias". Por supuesto, el plan es que su hijita Elena siga sus pasos.

Mercedes Funes. Sin definirse ni tomar posturas militantes, la actriz busca alimentarse sano. El modo en que se abusa de los animales para consumo humano es criminal para ella y siente que, además, pone un granito de arena para que esta cruda realidad cambie. "Compro en dietéticas y lugares especiales lo que consumo porque intento que sea lo menos industrializado y procesado posible. No tomo leche prácticamente ni otros lácteos, fabrico mi propia leche vegetal procesando en casa alpiste con agua mineral. No como carne roja ni pollo, a veces algo de pescado. Tomo un limón por día, como una medicina, porque lo es. Tiene un millón de propiedades: anticancerígenas, antibacterianas, entre otras muchas vitaminas y aportes. Siempre mi día termina con un vaso de leche vegetal, que al ser de alpiste tiene propiedades desintoxicantes y adelgazantes. La receta para hacerla está en internet y es super fácil. Trato de acercarme, sin fanatismos, a incorporar mejores hábitos alimenticios". Es fan de Machaca, cocina despierta. Cocina vegana y raw catering.

Bifecitos de seitan con ensalada parte de la dieta de Nicole
Bifecitos de seitan con ensalada parte de la dieta de Nicole Crédito: Instagram

Nicole Neumann . Conocida por su amor por los animales, promete beneficios infinitos para los que se animen a seguirla. "No consumir carne reduce los riesgos de cardiopatías, cáncer e infartos, entre otras dolencias, e influye positivamente en el estado de ánimo", dice la modelo y empresaria. No por nada, concluye la bella blonda, en India, en donde por respeto a los animales se consume poca carne, las personas llegan a los cien años. Esta alimentación, asegura, mejora el rendimiento sexual. "El menú de casa es totalmente verde", nos asegura ella, al frente de una familia con tres niñas que se crian en el vegetarianismo y un marido que si quiere carne vacuna deberá buscarla afuera.

Viviana Saccone . Hace cuatro meses dejó la carne roja: "Sólo consumo pescados y mariscos. No hubo una situación especial que me llevara a eso, sino que fue el correlato de una conducta alimenticia bastante cuidada desde hace muchos años. Siempre intenté comer de una manera saludable porque entiendo que somos eso de lo que nos alimentamos. Me pasó que no tuve ganas de consumir más carnes, el cuerpo me lo pidió así y sé escucharlo y respetarlo, pero esto no implica que no comería si tuviera deseo alguna vez. Me gustan los mercados orgánicos y naturales, pero todavía son muy caros, así que los visito de vez en cuando. Lo que más trato de reemplazar son las harinas blancas por las integrales porque tienen un alto contenido en fibras. No me tientan las cosas con demasiada grasa, o demasiado dulces y en cambio me encanta lo salado. No me molesta lo que algunos llaman contaminación de alimentos. Yo puedo cocinarles a mis hijas arroz con albóndigas, por ejemplo, y comer solo el arroz aunque la carne se haya mezclado con él. Elijo lentejas, quinoa, granos, muchas frutas y verduras, sobre todo de hojas verdes. Pero nada de esto implica un sacrificio porque es lo que me gusta comer. Y, en invierno, unos buenos guisos, que pueden ser vegetarianos y riquísimos".

Nicolás Pauls . Hace 25 años que es vegano como su hermano Gastón. Todo un pionero es más que un experto en el tema y sabe como pasarla bien sin resignar su estilo alimenticio. "Si hay que ir a comer afuera, Vita es una excelente alternativa de restaurante vegano y los hay muy buenos, por suerte cada vez son más", asegura. Todo empezó de muy chico, cuando aún vivía con sus padres. "Dejé de alimentarme de animales por respeto a ellos y los beneficios son muchos, hay que experimentarlo para saberlo", sintentiza. "Mis hijos llevan la misma alimentación que yo y saben que lo hacemos por respeto a las entidades vivientes. Procuramos alimentos orgánicos, poco industrializados y refinados. Me gusta buscar pequeños productores que traigan lo que ellos cosecharon. Una comida en casa puede tener cereales, verduras, frutas, leches de almendra, caju, avena, arroz y tofu. Tenemos la dicha de poder elegir como seres humanos. Solemos tomarnos mucho tiempo en elegir algo a comprar -teléfono, ropa, entretenimiento, distracción- , pero al momento de comer es común ingerir lo primero que aparece sin reparar en el contenido. Creo que en la vida todo es alimento y todo nos forma. Lo que leemos, lo que vemos, lo que ingerimos, lo que escuchamos hace a una persona y nutre el espíritu. En algún lugar todo eso va dejando huella y marca un camino". Todo un entendido.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?