Top Five: las mejores películas de lo que va del año

Antoine-Olivier Pilon en Mommy de Xavier Dolan
Antoine-Olivier Pilon en Mommy de Xavier Dolan Fuente: Archivo
Recordamos los films más notables estrenados en los últimos meses y los invitamos a sumar sus elecciones en los comentarios
Milagros Amondaray
(0)
7 de agosto de 2015  • 14:59

*1. MOMMY (Xavier Dolan)

El talentoso y joven realizador franco-canadiense Xavier Dolan demostró con Mommy, su quinta película, que puede abarcarlo casi todo. Desde el ejercicio expresionista que fue Yo maté a mi madre, pasando por cierto regodeo en lo visual de Los amores imaginarios, hasta el disímil combo conformado por el thriller Tom en la granja y el melodrama Laurence Anyways, Dolan explota su evidente creatividad hasta dejar al espectador completamente agotado. Con Mommy - film que le valió el premio del jurado en Cannes, compartido nada menos que con Jean-Luc Godard -, el director vuelve a ahondar en ciertas temáticas que lo obsesionan (como el arbitrario concepto de maternidad) y lo hace a través de la aplastante historia de un joven con problemas psicológicos que mantiene una tortuosa relación con su madre. Como siempre, y para sellar secuencias bellas pero devastadoras, el director apela a su melomanía y musicaliza con un eclecticismo que pendula entre Counting Crows, Celine Dion, Oasis y Lana Del Rey. Asimismo, esta película tiene una de las mejores secuencias oníricas de los últimos años, que marca el principio de lo que será un declive indeleble.

*2. MAD MAX: FURY ROAD (George Miller)

El desenfreno de Mad Max de George Miller
El desenfreno de Mad Max de George Miller Fuente: Archivo

Sucedió hace dos años con Martin Scorsese y la sublime El lobo de Wall Street y sucede este con George Miller y Mad Max: Fury Road: los directores que ya tienen un largo camino recorrido también pueden mostrarse más punks que nunca. Si bien las tres décadas en las que Miller estuvo trabajando en el regreso de Max Rockatansky no parecían ser una buena señal, el realizador no solo le dio un energético giro a la saga previamente liderada por Mel Gibson sino que hizo el mejor film de la misma. Acá poco importa que Max cambie de rostro (ahora lo vemos a Tom Hardy ), a Miller le es indistinto el mantener una cierta "lógica" en ese plano, ya que lo que verdaderamente importa es cómo se puede aunar el cine de acción con planteos narrativos tales como la rebelión ante los sistemas opresivos. En este aspecto, la gran sorpresa del film es Charlize Theron como la emperatriz Furiosa, quien no solo mueve los hilos de la historia con ese extraordinario escape - tormenta de arena incluida - sino que además se convierte en el corazón de un film que no da tregua. Excepto por una secuencia donde al espectador se le permite tomar aire brevemente, Mad Max es vértigo puro desde la huida de Furiosa hasta su grandioso regreso.

*3. TODOS ESTÁN MUERTOS (Beatriz Sanchis)

Elena Anaya en la interesante ópera prima de la realizadora española Beatriz Sanchis
Elena Anaya en la interesante ópera prima de la realizadora española Beatriz Sanchis Fuente: Archivo

No es casual que tanto Mommy como Todos están muertos formen parte de este conteo. Ambas películas tienen el mismo eje argumental (cómo dos clases de madre bien antagónicas influyen en la vida de un adolescente) y ambas películas emplean la música como herramienta nostálgica y como una bienvenida vía de escape. La propia realizadora valenciana Beatriz Sanchis expresó que Xavier Dolan fue una de las influencias principales de su ópera prima, pero lo rescatable de su película es cómo se embebe de dichas influencias como trampolín para hacer una obra personal. Fue el fallecimiento súbito de un amigo lo que impulsó a Sanchis a contar la historia de un joven que vuelve de la muerte ( Nahuel Pérez Biscayart) para terminar revirtiendo la inestabilidad emocional de su hermana (Elena Anaya, en otra de sus brillantes interpretaciones). Pero esta breve descripción no le hace justicia a Todos están muertos, un film en el que conviven el realismo mágico, la melancolía por la música ochentosa y sus ídolos (el personaje de Pérez Biscayart es reminiscente a Federico Moura), la necesidad de una familia por permanecer unida ante la adversidad y el deseo de una madre por ser una mejor persona para su hijo.

*4. SPY (Paul Feig)

Melissa McCarthy en un brillante protagónico en Spy
Melissa McCarthy en un brillante protagónico en Spy Fuente: Archivo

Ya con su serie Freaks and Geeks podíamos intuir que al director Paul Feig le interesa particularmente revertir los estereotipos. En esa producción televisiva de culto, los límites entre alumnos y profesores (e incluso entre los freaks y los geeks) se desdibujaban para mostrarnos hasta qué punto nadie es una mera caricatura. Con Spy, la comedia más lograda del realizador junto con Damas en guerra, Melissa McCarthy se destaca como una empleada "de escritorio" de la CIA que debe salir al campo para demostrar que es efectivamente una buena agente. Lo que comienza siendo una parodia del género de espías muta en un renovado exponente del género, con la dosis justa de gags efectivos - Jason Statham como el anti-espía es uno de los grandes logros del film - y secuencias más íntimas en las que McCarthy demuestra que es más versátil de lo que muchos creen. En este aspecto, las duplas que conforma con Miranda Hart y Rose Byrne (en otra intervención cómica notable) se erigen como lo mejor de esta película sobre una mujer que se rehúsa a quedar encasillada en lo sedentario y se vale por sí misma para callar a los más escépticos.

*5. TOP FIVE (Chris Rock)

Chris Rock, Rosario Dawson y mucha química en Top Five
Chris Rock, Rosario Dawson y mucha química en Top Five Fuente: Archivo

Nunca pensé que iba a ubicar a una película de Chris Rock entre lo mejor del año, pero aquí me tienen. Top Five es, ante todo, la historia de un comediante que quiere ser tomado seriamente y, en consecuencia, realiza un film dramático para imponerse como actor de método (cualquier similitud con Una guerra de película es pura coincidencia). Sin embargo, cuando entra en escena una periodista del New York Times llamada Chelsea Brown (la encantadora Rosario Dawson) para entrevistarlo para un perfil, Top Five se convierte en otra cosa. Mitad oda a Nueva York (su película transcurre en una sola jornada de caminata por la ciudad) mitad homenaje a los míticas figuras del stand-up (muchas de ellas presentes en el film), el tercer largometraje de Rock también pone el foco en la relación entre entrevistadora-entrevistado, mostrando lo mucho que tienen en común y lo complejo que puede resultar modificar ciertos hábitos en vías de una vida mejor. Porque si bien las secuencias humorísticas a Rock le salen de taquito, los más atractivos momentos de Top Five son aquellos en los que sus protagonistas conectan por habitar mundos similares y por cómo se empujan mutuamente a erradicar vicios, debilidades e impedimentos.

*PARTICIPACIÓN. ¿Cuáles son sus películas favoritas del 2015 hasta el momento? Los invitamos a dejar sus aportes en los comentarios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.