Suscriptor digital

La verdadera historia de la toma del banco de Santa Cruz

Los protagonistas de los hechos y el archivo de los diarios refutaron la versión que dio la Presidenta sobre la privatización
Mariela Arias
(0)
7 de agosto de 2015  

RÍO GALLEGOS.- En noviembre de 1996, cinco diputados de la oposición santacruceña pasaron cinco días dentro del Banco Provincia de Santa Cruz requiriendo información oficial. El banco estaba en proceso de privatización y atravesaba un estado de iliquidez por créditos otorgados por más de US$ 252 millones.

Durante la primera noche, el gobierno de Néstor Kirchner les cortó la luz, no les permitió ingresar alimentos y les mandó a la policía. El hecho, con algunas imprecisiones, lo recordó anteayer la presidenta Cristina Kirchner durante su última cadena nacional: mencionó que ocurrió antes de las elecciones de 1995, que fue una toma y un allanamiento por orden de la justicia provincial y que estaba impulsado por el principal candidato a gobernador de la oposición.

Los hechos ocurrieron de otra manera, según pudo reconstruir LA NACION a partir de los protagonistas, los diarios de la época y la información oficial sobre el desfinanciamiento del entonces banco estatal.

"No hubo allanamiento, no tomamos el banco, no fue en 1995, y éramos los diputados provinciales con nombre y apellido los que exigíamos información del banco que luego los Kirchner privatizarían. Cristina Kirchner es una atrevida al pretender desaparecernos y hacer desaparecer los hechos", dijo a LA NACION Javier Bielle, diputado provincial de la UCR (1995-1999) y uno de los protagonistas de esos días.

En 1995 Kirchner inició el proceso de privatización del Banco de Santa Cruz, que se encontraba intervenido desde su asunción y lo tenía como "adscripto a la intervención" al luego devenido constructor, Lázaro Báez. Ese año, Kirchner fue reelegido gobernador y le ganó a la fórmula integrada por Rafael Flores y Ricardo Patterson.

"Lo cierto es que quienes pedían información eran los diputados provinciales y los hechos referidos fueron en el año 96", precisó a LA NACION Patterson, ex diputado nacional por la UCR.

En 1996, según un informe del Banco Central, el banco provincial había otorgado créditos por US$ 252 millones, de los cuales US$ 180 millones están en la categoría de incobrables. "Se negaban a darnos información. Se agravó cuando supimos que el banco no enviaba la información obligatoria al Banco Central. Pedimos a la Justicia que se investigue si se estaban cometiendo delitos", recordó Bielle.

"A Kirchner, Báez le pasaba la información confidencial del banco la lista de deudores", agregó el ex diputado provincial. Y aclaró: "La Justicia nos respondió que era la intervención la que debía darnos la información, no fue una orden de allanamiento. Fuimos al banco y pedimos la información, eso nunca llegó. Allí nos quedamos junto a cuatro diputados más".

Pidieron hablar con el interventor Roberto López (hoy presidente de Lotería Nacional), pero no los atendieron. Pasaron las horas y se quedaron a dormir. Les cortaron la luz y cuando la diputada Esther Riera les quiso acercar la comida, no la dejaron pasar. A la madrugada, la policía les ordenó sin éxito retirarse. Los diputados pasaron cinco días en el banco. "Nunca lo tomamos", se defendieron. Así también lo recuerdan las crónicas de la época.

"Aunque Cristina lo malrecuerde, este episodio trajo a colación la voluntad privatizadora de los Kirchner", afirmó Bielle. En 1998, el Banco Santa Cruz fue finalmente privatizado al Grupo Petersen y la deuda incobrable fue estatizada.

Máximo, contra los medios y los candidatos

El candidato a diputado por Santa Cruz Máximo Kirchner habló ayer por Radio Nacional y embistió contra los medios de comunicación. "Hay que tener mucho cuidado con las promesas electorales y las construcciones mediáticas, porque luego suelen generar grandes frustraciones en los sectores populares". También criticó al Grupo Clarín. Dijo que el conglomerado "se fortalece cuando la participación popular se debilita". A la vez, cuestionó que los candidatos presidenciales no le dieron importancia a Santa Cruz. "Daniel Scioli y Alejandro Bodart [MST] fueron los únicos dos candidatos que vinieron", recriminó el hijo de la Presidenta.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?