0

Con operativos y presión a bancos, el BCRA mantuvo el dólar a raya

Les pidió a algunas entidades que colaboraran vendiendo divisas, mientras que con la Prefectura buscó desalentar la operación de arbolitos y cuevas en la city porteña; no cede la demanda
Florencia Donovan
0
8 de agosto de 2015  

En la última rueda antes de las elecciones primarias, el Banco Central se ocupó de que no hubiera sorpresas por el lado del mercado cambiario. Volvió a sacar a inspectores y a prefectos a la city porteña para amedrentar a arbolitos y cuevas que venden dólares billete a turistas y pequeños ahorristas, y llamó a varias mesas de dinero de bancos y cerealeras para garantizarse que en el circuito mayorista contribuyeran a contener la demanda de divisas de grandes empresas.

"Llaman operadores de la mesa del Central y te dicen que te quedes vendido, que es un pedido por política. No hay argumento que valga para contrarrestar la orden", explicó el responsable de cambios de un banco nacional, que pidió no ser identificado. "Están llamando a todos, a algunos les dicen directamente que vendan posiciones en moneda extranjera; a otros, que se queden largos", confió. Pero desde la entidad que preside Alejandro Vanoli negaron que hubiera habido algún tipo de presión vendedora.

Gracias a la colaboración de los privados, sin embargo, el BCRA cerró la rueda habiendo vendido apenas US$ 30 millones, poco menos de la mitad de lo que venía sacrificando jornadas anteriores. El dólar oficial terminó a $ 9,23, 0,11% por encima de su precio de anteayer, mientras que en el mercado paralelo el billete bajó 0,40%, a 14,92 pesos.

Si bien las ventas en el mercado oficial descendieron el viernes a US$ 51,5 millones, contra los US$ 117,6 millones que se habían operado el lunes último, la demanda de divisas para ahorro se transformó en un dolor de cabeza para el BCRA. El economista Nadin Argañaraz, de Iaraf, estima que este año las compras de dólares habilitadas por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) podrían ascender a unos US$ 9500 millones.

"Es una cifra en términos relativos muy relevante: puede ser la mitad de las reservas propias, que estimo hoy en torno de los US$ 18.000 millones si les restamos el swap con China, y tres veces el saldo de la balanza comercial. No hay manera de desalentarlo, salvo cortarlo, porque mientras se mantengan las expectativas de devaluación la gente seguirá demandando", opinó Argañaraz.

Con un saldo comercial que este año los economistas estiman en torno de US$ 2000 millones, está claro que al Gobierno le faltarán en 2015 dólares para hacer frente a los pagos de la deuda y a las demás necesidades de la economía.

Según se desprende de los datos que publica la AFIP, este mes el Gobierno aumentó levemente el monto promedio que habilita a los ahorristas en el circuito oficial, de $ 6300 en julio a poco más de $ 7000 en los primeros días de la semana. Hasta hace apenas un mes, una gran proporción de los que compraban billetes en los bancos lo hacían para luego revenderlos en el paralelo y hacerse de una diferencia del 60 por ciento. Se transformaban así en garantes involuntarios de la estabilidad de precios del billete en el mercado paralelo.

Pero en estos días no estaría surgiendo efecto la estrategia oficial. Ya que ante las crecientes expectativas de devaluación, ya no serían tantos los ahorristas dispuestos a desprenderse de sus dólares adquiridos a 9,24 pesos.

"Las presiones devaluatorias están y se verán agravadas por un cóctel de política monetaria y fiscal cada vez más irresponsable", dice Federico Muñoz, titular de Federico Muñoz & Asociados. "El Central sigue monetizando déficit, con la base monetaria creciendo al 40%. Y ya no esteriliza esa emisión monetaria, sino que apenas absorbe vía la emisión de Lebac un peso de cada cuatro que emite para financiar al fisco. Con lo cual el excedente de pesos refuerza las presiones devaluatorias", explica.

Pero además de los factores locales, la devaluación de la moneda brasileña, el real, también está sumando presión en el mercado cambiario local. Ayer, el real cerró a 3,50 con respecto al dólar, uno de sus valores más bajos en 12 años.

La combinación de la desaceleración de la economía china, la caída en los precios de las commodities y la inminente suba de tasas de interés en los Estados Unidos está provocando fuertes devaluaciones en toda la región. Colombia, por caso, depreció su moneda en un 50% en un año, mientras que el peso argentino apenas avanzó en igual período 10%, según destaca Muñoz.

Los expertos coinciden, no obstante, que sobre la base de operativos, presiones y algunas restricciones adicionales a la demanda, el Gobierno intentará resistir hasta diciembre sin hacer grandes retoques cambiarios. "Lo único que va a cambiar de acá al 10 de diciembre es que restrinjan las importaciones. Pero van a seguir devaluando al 1 por ciento hasta el 10 de diciembre; no le van a regalar nada al gobierno que viene", anticipa el economista Nicolás Dujovne.

La visión de los economistas

Nadin Argañaraz

Director del Iaraf

"La compra de dólar ahorro este año podría llegar a US$ 9500 millones. Es una cifra relevante."

Federico Muñoz

Titular de Federico Muñoz & A.

"Hay presiones devaluatorias. Se verán agravadas por una política monetaria y fiscal irresponsable."

Del editor: qué significa. El Gobierno recurrió a la receta habitual para intentar mantener el dólar calmo. Los analistas creen que la estrategia seguirá hasta diciembre.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.