Suscriptor digital

Más de la mitad de la zona productiva está afectada

Prevén pérdidas en trigo y mortandad para la ganadería en los próximos días
Fernando Bertello
(0)
11 de agosto de 2015  

Más de la mitad de la pampa húmeda, la principal zona productora del país, quedó con campos anegados o directamente inundados por las intensas lluvias, en muchos lugares con 150 a 200 milímetros, que se registraron desde el jueves pasado.

Por esta situación, productores y técnicos ya descuentan fuertes pérdidas en el trigo sembrado en el nordeste bonaerense (con eje en Pergamino, Junín y Rojas), el centro provincial (Bragado, Chivilcoy, 25 de Mayo y Azul) y en el sur de Santa Fe (Rosario, Bombal y Chabás), si bien cayó el área sembrada respecto de 2014. Además, los campos de la cuenca del Salado, en territorio bonaerense, de Las Flores a Ayacucho, se están llenando de agua que podría provocar una importante mortandad en los próximos días.

Por si fuera poco, se prevén nuevas lluvias mañana y precipitaciones abundantes en los próximos tres meses, lo que podría demorar el inicio de la siembra de maíz y soja por los anegamientos.

Según Germán Heinzenknecht, licenciado en Ciencias Meteorológicas de Consultora de Climatología Aplicada (CCA), en el trimestre junio-agosto (contando hasta ayer) ya llovió más del doble que lo normal. "En el trimestre suele haber de 120 a 130 milímetros, pero como mínimo en esas regiones ya se duplicaron los registros", expresó.

Desde la Guía Estratégica para el Agro (GEA), de la Bolsa de Comercio de Rosario, alertaron que "hay riesgos de fuertes pérdidas". Sofía Corina, técnica de la entidad, aportó un dato ilustrativo. En Pergamino, cayeron 0,4 milímetros en los primeros diez días de agosto de 2014. Ahora, en cambio, en igual período se registraron 198,8 mm.

"En Pergamino, Rojas y Junín la situación es grave; la mayoría de los campos que vi está con 20 centímetros de agua; se están perdiendo cultivos", graficó Adrián Poletti, asesor. En todo el norte bonaerense hay unas 320.000 hectáreas con trigo sembradas, el 8,6% a nivel país. En la zona de Pergamino hubo caída de granizo el sábado, según contó Poletti.

De acuerdo con un relevamiento de Nodo Sur de Aapresid, hay "lotes complicados" en la zona de Necochea, hasta "20% de pérdida de superficie" en lugares como Ayacucho y podrían comenzar a registrarse ataques tempranos de enfermedades.

En ganadería también están encendidas las alarmas. Marcelo Gianoli, productor de Ayacucho, señaló que allí y en Las Flores "la situación es muy compleja". Y explicó: "La gente está tratando de sacar la hacienda que quedó atrapada. Además, las vacas van a parir en el agua y podría haber mortandad de animales". En Ayacucho el agua estaba ayer llegando a la ciudad.

Para Heinzenknecht, para mañana se prevé otra "bomba de agua" que agravaría la situación. Según este experto, "está instalado el fenómeno El Niño", que provoca lluvias por encima de lo normal. Según Eduardo Sierra, profesor de Agroclimatología de la Facultad de Agronomía de la UBA, se esperan "otras rachas de agua" como las del fin de semana.

"Va a ser muy complicado el inicio de la próxima siembra (maíz y soja)", anticipó Jorge Scoppa, productor y presidente de la Federación Argentina de Contratistas de Máquinas Agrícolas (Fama).

Situación complicada

198,8

milímetros

llovieron en Pergamino en los primeros diez días de este mes

20

por ciento

podría ser el porcentaje de pérdida en trigo en las zonas anegadas

150-200

milímetros

Se calcula que ya se acumularon desde el jueves pasado

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?