Suscriptor digital

Los barones padecieron la mayor competencia y el deseo de renovación

Las caídas de intendentes históricos en las PASO mostraron que perdieron el monopolio de los aparatos, según especialistas
Javier Fuego Simondet
(0)
15 de agosto de 2015  

A las seis de la tarde del domingo pasado, en Merlo se rumoreaba una noticia explosiva que más tarde se confirmaría. Gustavo Menéndez le estaba ganando la interna del Frente para la Victoria al histórico intendente local, Raúl "Vasco" Othacehé. Apenas cerrados los comicios, el entorno de Menéndez manejaba un en boca de urna que le daba nueve puntos de ventaja sobre el jefe comunal. Una de las internas más calientes del conurbano tenía un desenlace, para muchos, inesperado.

Pero la tarde de las PASO traería más sorpresas. Darío Giustozzi perdía la interna kirchnerista en Almirante Brown contra Mariano Cascallares; Mariano West caía ante Walter Festa en el FPV de Moreno; Jesús Cariglino (UNA) terminaba segundo, detrás del kirchnerista Leonardo Nardini, en Malvinas Argentinas, y en Quilmes, Martiniano Molina, de Cambiemos, era el candidato más votado, por sobre el intendente Francisco "Barba" Gutiérrez. Ésos son sólo algunos de los casos de jefes comunales que quedaron eliminados o gravemente heridos tras la prueba electoral del 9 de agosto.

Esas derrotas generaron interrogantes, y uno de ellos es si los tradicionales aparatos electorales del peronismo tuvieron menos peso y no sirvieron para garantizar los triunfos oficialistas como era habitual. Varios de los candidatos que salieron victoriosos en sus distritos consideran que hay un cambio rotundo instalado en los votantes de sus municipios. Sin embargo, ese análisis tiene una contracara que no ve modificaciones profundas, y es la explicación de que sólo se ha dado un cambio de manos en la propiedad de la maquinaria electoral peronista, ya que muchos de los triunfadores son de líneas internas del PJ bonaerense.

"24 años de gestión desastrosa hicieron que la gente estuviera predispuesta a cambiar. Othacehé sostenía su infalibilidad electoral con un aparato para perseguir a opositores. Tenía de rehén al pueblo", consideró Menéndez, en diálogo con LA NACION.

Othacehé perdió y no podrá pelear por la intendencia, pero no se va del todo. Por los votos que logró tiene derecho a incluir candidatos de su lista en la nómina de concejales que acompañará a Menéndez. Allí estarán, entre otros, la esposa y uno de los hijos del intendente.

"El paradigma del conurbano ha cambiado en varios lugares. La gente ha votado desde el cansancio de ver siempre a los mismos. Los aparatos ya no son invencibles", señaló Leonardo Nardini (FPV), quien venció a Jesús Cariglino (UNA) en las PASO de Malvinas Argentinas. Cariglino coqueteó con Pro y con el massismo, espacio por el que finalmente compitió y desde el que intentará dar vuelta la historia en octubre para seguir como intendente.

También Martiniano Molina (Cambiemos) se ilusionó con una modificación en la naturaleza del voto, por lo menos, en su distrito, Quilmes, donde superó al intendente Gutiérrez. "Hay un objetivo en Quilmes y es que cambie el gobierno. Nosotros somos la opción para ese cambio. Mucha gente me dijo que votó a Gurzi [Daniel, que competía con Gutiérrez en la interna del FPV] para ganarle al «Barba» y que ahora me va a votar a mí", dijo a LA NACION.

La estantería se movió en muchos bastiones bonaerenses. Además de Quilmes, Cambiemos tuvo a los candidatos municipales más votados en distritos como Pilar (Nicolás Ducoté), Morón (Ramiro Tagliaferro), San Martín (Ricardo Ivoskus) y Campana (Sebastián Abella), entre otros. Y le pisó los talones a Hugo Curto, quien en Tres de Febrero le ganó por cuatro mil votos a Diego Valenzuela.

"La interpretación de que se termina una manera de hacer política es exagerada. En 20 municipios del conurbano ganó el actual intendente y en otros cinco, los candidatos apoyados por ellos. Incluso esta elección marca el retorno de un típico barón del conurbano con poder territorial como lo es Mario Ishii", explicó a LA NACION Rodrigo Zarazaga, sacerdote jesuita, doctor en Ciencias Políticas y director del Centro de Investigación y Acción Social (CIAS).

"Los intendentes derrotados fueron superados por adversarios del FPV y, la mitad de ellos, con filiación a La Cámpora. Significa, en muchos casos, más el quiebre del monopolio sobre los aparatos que su desaparición. Así les sucedió a [Luis] Acuña, Cariglino y Othacehé. Kolina y La Cámpora han desplegado a sus propios militantes y punteros desafiándolos en su territorio y arrebatándoles el monopolio", agregó Zarazaga.

El politólogo reconoció que tienen impacto derrotas como la de Othacehé, pero calificó a la de West, en Moreno, como la más sorprendente. "Ya en 2013 a Othacehé le estaban, para usar la jerga del conurbano, comiendo el territorio", advirtió.

"Creer que la política territorial ha desaparecido por un par de derrotas es desmedido. Los punteros siguen siendo importantes, desde el reparto y robo de boletas hasta la fiscalización de las elecciones y la movilización de votantes. La existencia de planes de tipo más universal como la AUH ha disminuido el peso relativo de las dádivas clientelares más básicas, como el típico bolsón de comida o las chapas de zinc", aclaró.

"Sin embargo, estamos lejos del fin de la política territorial en el conurbano o de la desaparición del rol del puntero. Simplemente, es más difícil comprar el voto de la gente con un paquete de arroz y eso no es malo", concluyó Zarazaga.

El mal paso de los dueños del territorio

Derrotas y victorias ajustadas de jefes comunales clave

Raúl Othacehé

Merlo

Su derrota en la interna ante el sciolista Gustavo Menéndez marcó el final de un imperio de 24 años

Mariano West

Moreno

Cayó derrotado por más de diez puntos ante el camporista Walter Festa y no competirá en octubre

Jesús Cariglino

Malvinas Argentinas

Gobierna desde 1995. En las PASO, quedó debajo del kirchnerista Nardini, con el que se medirá en octubre

Darío Giustozzi

Almirante Brown

Emblema de los massistas que retornaron al FPV, cayó ante Cascallares y quedó fuera de carrera

Luis Acuña

Hurlingham

Competirá en octubre por el massismo. El domingo, Zabaleta (FPV) le sacó 15 puntos de ventaja

Francisco Gutiérrez

Quilmes

Se impuso en la interna del FPV, pero Martiniano Molina (Cambiemos) fue el candidato más votado

Joaquín de la Torre

San Miguel

Con el sciolista La Porta al frente, la suma del FPV aventajó por diez puntos al intendente massista

Humberto Zúccaro

Pilar

Deberá esperar el escrutinio definitivo para saber si ganó o perdió la interna del FPV ante José Molina

Hugo Curto

Tres de febrero

En el poder hace 24 años, sacó un magro 32,3%, apenas un punto más que la suma de Cambiemos

Lucas Ghi

Morón

El FPV superó a Cambiemos y Hernán Sabbatella ganó la interna. El macrista Tagliaferro, el más votado

Stella Maris Giroldi

Campana

Ganó las PASO del FPV, pero quedó 8 puntos debajo de la interna de Cambiemos, que consagró a Abella

Daniel Bolinaga

Arrecifes

Perdió la interna del FPV ante Cayetana Picoy (la "Tana" Di Palma) y dejará su cargo en diciembre

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?