Murió el ex ministro Jorge de la Rúa

Fue funcionario en el gobierno de su hermano Fernando
(0)
16 de agosto de 2015  

A los 73 años falleció ayer el doctor Jorge de la Rúa, abogado penalista de reconocida trayectoria y hermano del ex presidente Fernando de la Rúa. En octubre de 2000 asumió como ministro de Justicia en la gestión de su hermano, hasta la crisis que marcó la caída del gobierno de la Alianza, en 2001.

Nacido en Córdoba, se graduó de abogado a los 21 años, con medalla de oro en la Universidad Nacional de Córdoba y obtuvo el doctorado. Se destacó como profesor de derecho penal y defendió a presos políticos y sociales en los años 70. Instalada la dictadura, en 1977 se exilió en Caracas, donde permaneció hasta 1981. Identificado con la UCR, había comenzado su militancia en la Unión Reformista Revolucionaria Principista.

En 1974 había sido presidente del club Belgrano, que ayer expresó su "profundo dolor" por el fallecimiento y lo recordó como "ejemplo de honestidad y decencia".

Con el retorno de la democracia se sumó al gobierno provincial de Eduardo Angeloz como fiscal de Estado, secretario general de Gobierno y finalmente como ministro de la Función Pública, cargo que dejó en 1991. Se dedicó entonces a su profesión de abogado penalista y formó uno de los principales estudios jurídicos de Córdoba, a la vez que asesoró a Raúl Alfonsín en la reforma de la Constitución de 1994.

Al asumir en diciembre de 1999, su hermano Fernando lo nombró secretario general de la Presidencia y al año siguiente, en medio de la crisis por la renuncia del vicepresidente Carlos "Chacho" Álvarez, a raíz de la denuncia de sobornos en el Senado, lo designó ministro de Justicia, en reemplazo de Ricardo Gil Lavedra.

Casado con Angelina Ferreira, profesora de derecho procesal civil, tuvo dos hijas: María Antonia, abogada, y Mercedes, psicóloga. En el último tiempo enfrentó con entereza un cáncer de pulmón.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?