Dos pueblos permanecen aislados por la inundación

Los habitantes de Carlos Beguerie y de Villanueva son asistidos por bomberos y policías con vehículos Unimog y lanchas; piden pilas y velas porque sólo pueden comunicarse con las autoridades por radio
Rosario Marina
(0)
20 de agosto de 2015  

LA PLATA.- Pese a que la tormenta pasó, aún hay dos pueblos de la provincia aislados: Carlos Beguerie, en Roque Pérez, y Villanueva, en General Paz. Ambos están en la cuenca del desbordado río Salado, que mantiene su crecida.

Desde la municipalidad de Roque Pérez calculan 400 personas autoevacuadas y casi 1700 aisladas en pueblos y parajes.

"Nos está llegando el agua, vengan a buscarnos", llaman los habitantes de Carlos Beguerie. Están aislados y su única forma de comunicarse con las autoridades es a través de la radio. Por eso, piden pilas y velas.

Hace siete días que el pueblo, de 399 habitantes, está aislado. Los caminos están cortados. Los bomberos usan vehículos Unimog y lanchas para acercarse los vecinos. "El domingo a la noche se quebró una abuela y tardamos cuatro horas para traerla", contó a LA NACION Graciana Uruslepo, secretaria de Coordinación y Gestión Municipal.

Otros parajes también están aislados. Hay familias evacuadas y aparecen animales peligrosos. "La Paz Chica y La Gloria son zonas endémicas de hantavirus, y en Beguerie han aparecido muchísimas víboras", dijo Uruslepo. "Muchas parecen culebras, que son inofensivas, pero una persona me mostró una foto que parece ser una yarará", contó la directora de Salud de Roque Pérez, Eleonora Testa, y agregó que no han tenido casos de picaduras graves.

Villanueva, un pueblo de casi mil habitantes por el que pasa el Salado, está aislado. El río sigue en crecida y está llegando mucha agua porque los canales no llegan a desagotar. El lugar se divide en Villanueva pueblo y el Barrio Río Salado. Según fuentes municipales, el 80% de ese barrio está evacuado. "Hay 27 manzanas y unas 20 manzanas afectadas. Un club de pato funciona como centro de evacuados y disponemos de dos lanchas, una de bomberos y otra de policía", dijo Gastón Guattini, concejal por el FPV de General Paz.

"Está incomunicado con la ruta 29. Un arroyo tapa el camino. Trabajamos con vialidad y la policía para pasar a médicos y maestros. Tenemos combis que llevan a la gente hasta donde está cortado y de ahí los suben a camiones de vialidad y del Ejército", explicó Luciano Lorenzin, secretario de Obras Públicas y Privadas de General Paz.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.