Suscriptor digital

Salerno relativizó sus denuncias en la Justicia

El ex policía dijo no tener datos sobre la responsabilidad de Aníbal Fernández
Hugo Alconada Mon
(0)
21 de agosto de 2015  

Ya no ante las cámaras de televisión, sino ante la Justicia, el ex policía José Luis Salerno habría relativizado sus comentarios sobre el presunto rol del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, en el tráfico de la efedrina, y sostuvo que lanzó esos comentarios con la esperanza de obtener "favores".

Salerno declaró ante el fiscal a cargo de la causa por el llamado "triple crimen", Juan Ignacio Bidone, quien de inmediato remitió copias de ese testimonio a los jueces federales María Romilda Servini de Cubría y Norberto Oyarbide, quienes instruyen otros expedientes vinculados a esa trama.

Bidone envió también otros extractos de la investigación sobre el "triple crimen", por la ejecución de Sebastián Forza, Damián Forza y Leopoldo Bina en agosto de 2008, tras permanecer desaparecidos durante varios días. Dedicado luego a la actividad farmacéutica y socio de Ferrón, Salerno había implicado al jefe de Gabinete y sostuvo que el financista Ibar Esteban Pérez Corradi, prófugo desde hace años de la Justicia, le dijo que Aníbal Fernández estaba al frente de la banda que conducía las operaciones.

Tal como hicieron Federico Elaskar y el valijero Leonardo Fariña, sin embargo, Salerno comenzó a desdecirse cuando lo citó la Justicia. Planteó que no podía afirmar que Fernández fuera "la Morsa", según indicaron fuentes tribunalicias a LA NACION. Tanto Servini de Cubría como Oyarbide definen ahora ordenar otras medidas de prueba para avanzar en sus respectivos expedientes. Para eso, no se descarta que sea citada a declarar la viuda de Forza, Solange Bellone.

Desde Tribunales también adelantaron que podrían convocar a declarar a Martín Lanatta, condenado por la Justicia como partícipe necesario del "triple crimen" para que confirme o rectifique sus dichos sobre Aníbal Fernández como el supuesto protector de la operatoria con la efedrina.

"Quien dio la orden [de ejecutar la matanza] es Aníbal Fernández", dijo Lanatta, que se desempeñaba como gestos o "facilitador" ante el Registro Nacional de Armas (Renar). "Forza fue un estorbo para el negocio vinculado con el precursor químico", añadió, al ser entrevistado en la cárcel bonaerense de General Alvear. Del mismo modo, desde la Justicia barajan citar al ex embajador en México, Jorge Yoma, quien en declaraciones públicas llegó a sostener que en la Argentina "no había voluntad política de hacer nada" ante los carteles mexicanos de la droga.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?