Sexo Karezza: revival del juego previo

Crédito: Corbis
Acariciarse con maestría es una de las claves para llegar a grados de placer insospechados. Técnicas para llegar al éxtasis a través de la piel.
Carla Lioi
(0)
24 de agosto de 2015  • 10:58

Una nueva técnica sexológica apunta a logras mayor sensibilidad, sensaciones intensas e incluso propone alcanzar el placer sin llegar al orgasmo.

Se trata del sexo Karezza y sí, tal como te suena, proviene de la palabra italiana "carezza" que significa caricia.

La Dra. Alice Bunker Stockham en 1896, una obstetra oriunda de Chicago que defendía la satisfacción sexual tanto para hombres como mujeres, fue la que ideó bautizar con el vocablo italiano -tal vez porque lo italiano se asocia con la sensualidad- a esta técnica destinada a promover mejores encuentros entre las parejas.

Se trata de algo que, en general, se recomienda desde la sexología hace ya varios años y es, por sobre todo, bajar un poco ese estrés y ansiedad de querer todo ya en la vida cotidiana pero también en la cama. De esta manera, este método propone retrasar la eyaculación y apostar a un juego previo más largo.

En otras palabras, emplea el coitus reservatus (coitus significa "relación sexual, unión" y reservatus, "reservado") en donde es posible mantenernos en la fase de meseta (excitación previa al orgasmo) durante el mayor tiempo posible.

Según la psicóloga y sexóloga Julia Santecchia de www.sexologiaactual.com.ar hay múltiples formas de conectarnos sexualmente. Y una de estas es el sexo Karezza. Es una invitación a descentrarnos de la genitalidad y la penetración exclusiva, que es el modo clásico que muchas veces nos han enseñado a mantener relaciones sexuales y volver a conectarnos con las caricias, los besos, los sonidos de nuestra respiración y la exploración de todo nuestro cuerpo redescubriendo zonas erógenas.

Cuando alcanzamos nuestro momento de máximo placer en es te tipo de práctica podemos llegar a sostenerlo cada segundo, por ejemplo, regalándonos tiempo, paciencia, sin apresurarnos. La idea es evitar que el tiempo nos apure también en nuestra cama, en nuestro encuentro íntimo.

¿ En qué se diferencia del sexo tántrico?

Uno de los tips recomendados: explorá distintas zonas de placer.
Uno de los tips recomendados: explorá distintas zonas de placer. Crédito: Corbis

Paola Velavi, Licenciada en Psicología aconseja: "Hay que dejar de lado el prejuicio y darle espacio al sexo sin orgasmo donde es posible disfrutar todo el recorrido. Hay parejas que prefieren intentar una y otra vez con la penetración sin orgasmo y fracasan porque no se entregan al placer y al deseo de este nuevo método" Y agrega: " Por este camino he tenido casos en los que luego concretan el orgasmo, primero tan solo con caricias y luego a través de la penetración".

La propuesta es bastante parecida a la del sexo tántrico, esa técnica antigua que aconseja evitar la eyaculación y posponer al máximo los orgasmos para fomentar el encuentro íntimo de la alma de los amantes y, así, experimentar el éxtasis.

Pero el sexo Karezza no es igual al Tantra. Si bien tienen algunas características similares en cuanto a la forma de ponerlo en práctca. Mientras que el sexo tántrico tiene un enfoque más espiritual y guiado, el sexo Karezza permite improvisar, apuesta también al contacto físico y a la imaginación.

Aunque, a fin de cuentas, ambas técnicas lo que persiguen es aumentar la conexión emocional en la pareja.

¿ A quiénes puede ayudar?

Una caricia en el cabello puede electrizarte al máximo.
Una caricia en el cabello puede electrizarte al máximo. Crédito: Corbis

-A aquellos que tienen dificultades en alcanzar el orgasmo

-A los hombres que no en todos los encuentros sexuales tienen una erección

-Parejas que están juntas hace mucho tiempo y en donde hay una confianza íntima extrema. En relaciones en donde apenas se conoce uno con el otro no funciona.

-A quienes quieran sumar mayor estímulo a la hora de tener sexo.

Tips para practicarlo

Masajealo como a un gatito mimoso para relajar tensiones y predisponerse al placer sensorial.
Masajealo como a un gatito mimoso para relajar tensiones y predisponerse al placer sensorial. Crédito: Corbis

- Besos intensos.

- Dar y recibir masajes en todo el cuerpo.

- Explorar mutuamente las zonas erógenas

- Si la excitación es alta, intentar enfriar la situación y hacer desear al otro para que mantenga el deseo por más tiempo.

- Concentrarse en el deseo y la respiración del otro.

- Retener las miradas a los ojos del otro.

Más info en video: https://www.youtube.com/watch?v=zqMel6Vrjzw

¿Qué te parece esta propuesta? ¿Sentís que tus encuentros necesitan más caricias? También conocé otras alternativas para enriquecer tu sexualidad: Qué es y qué no es el triorgasmo y Sexo: ¿para qué el autoerotismo?

Por: Carla Lioi

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.