Los nueve dolores de cabeza para la campaña de Daniel Scioli

Scioli, entre Julián Domínguez y Aníbal Fernández, en la campaña
Scioli, entre Julián Domínguez y Aníbal Fernández, en la campaña Fuente: Archivo
Del no de Randazzo, al viaje a Italia; de Tevez a Lanata; del dólar a la quema de urnas en Tucumán
(0)
26 de agosto de 2015  • 11:18

Desde que fue ungido como el candidato presidencial del Frente para la Victoria (FPV), el camino hacia la Casa Rosada se trazó sinuoso para Daniel Scioli. Varios fueron los escollos que el ex motonauta transitó e intentó esquivar en los últimos dos meses, aunque la mayoría de ellos se precipitaron luego de las PASO del 9 de agosto. Aquí, un reconto de los "dolores de cabeza" que sufrió el actual gobernador bonaerense en esta campaña electoral:

1. El "no" de Randazzo y la interna bonaerense

Cuando la Presidenta designó a Carlos Zannini como compañero de fórmula de Scioli, la pretensión oficialista era que Florencio Randazzo baje a la provincia de Buenos Aires como el único candidato a gobernador del FPV. Pero el ministro se negó, y se lo dijo incluso a Cristina Kirchner en una reunión que tuvieron en Olivos.

Scioli a la Presidencia y Randazzo a la Provincia parecía una combinación imbatible contra cualquiera que propusiera Mauricio Macri, pero el portazo del funcionario -que reveló en una carta que fue Cristina la que le impidió competir en las PASO- no le dejó más opción a la jefa de Estado que habilitar una interna entre Aníbal Fernández-Martín Sabbatella, por un lado, y Julián Domínguez-Fernando Espinoza, por otro.

Aníbal y Domínguez tuvieron feroces cruces y acusaciones, que indirectamente erosionaron la candidatura de Scioli. Tuvo que hacer equilibro entre los dos durante la campaña, aunque su broche fue el faltazo que pegó a los últimos actos de los dos candidatos.

2. La denuncia contra Aníbal y el 38% en las PASO

El último domingo antes de las primarias pareció convertirse en el principio de una cuesta pronunciada para la campaña kirchnerista. La vinculación de Aníbal Fernández con el triple crimen de General Rodríguez, el 2 de agosto en el programa de Jorge Lanata, obligó a Scioli tomar posición.

El martes, el gobernador dijo que la denuncia fue "una embestida para distraer" y tomó cierta distancia de Domínguez. Allí decidió no asistir al cierre de campaña del titular de la Cámara de Diputados. Tampoco se sumó después al acto de Aníbal, quien finalmente ganó al interna bonaerense. Se trata del candidato más "incómodo" para las aspiraciones del sciolismo, debido a que el jefe de Gabinete es uno de los políticos con más alta imagen negativa.

Primero en todas las encuestas, el domingo de elecciones Scioli esperaba dar un discurso victorioso, respaldado por un 40 por ciento de los votos, a tan sólo cinco puntos de la marca que le permitiría ganar en primera vuelta y evitar el ballottage. Finalmente obtuvo 38,4%, a ocho de Cambiemos, el frente que lideró Mauricio Macri, quien sacó 24,3%. En el Luna Park festejó, mientras se esperaba a Cristina Kirchner, que nunca llegó. El lunes, sí, en cambio, la mandataria recibió a Aníbal y Sabbatella en Olivos.

3. El asesinato del militante radical Ariel Velásquez

Ariel Velásquez, el militante radical asesinado en Jujuy
Ariel Velásquez, el militante radical asesinado en Jujuy Fuente: Archivo

El día anterior a las PASO, el militante radical Ariel Velásquez, de 20 años, fue baleado en por la espalda en Jujuy. El hecho impactó en la campaña electoral el miércoles 19, cuando el joven falleció luego de estar casi dos semanas internado.

Toda la oposición repudió el suceso y denunció a miembros de la organización ultrakirchnerista Tupac Amaru, que dirige Milagro Sala, quien acompaña como candidata al Parlasur en la boleta del gobernador bonaerense. Scioli no se pronunció al respecto hasta cuatro días después, incluso luego de que la Presidenta dijera por cadena nacional que Velásquez no era militante de la UCR, algo que luego fue desmentido por la propia familia de la víctima.

"Espero que no haya utilización política de situaciones desgraciadas", atinó a decir Scioli, en línea con el discurso presidencial. La preocupación del candidato radica en cómo puede afectar el hecho en su campaña en la provincia, donde el gobernador Eduardo Fellner, titular del PJ, buscará su reelección ante el radical Gerardo Morales.

4. El viaje a Italia en medio de las inundaciones

Las inundaciones afectaron a 10.000 personas
Las inundaciones afectaron a 10.000 personas Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

Dos días después de las primarias, Scioli viajó a Italia para, según informó, realizar un chequeo médico por su brazo ortopédico. Pero su periplo en Roma apenas duró horas: el candidato tuvo que volver de urgencia, obligado a la crisis que se desató en la provincias por las graves inundaciones.

Scioli no sólo tuvo que hacerle frente al reclamo de los 10.000 afectados en el norte bonaerense, también tuvo que resistir a los embates de la oposición, principalmente de Macri y Sergio Massa. "Pido espíritu de colaboración, no especulación", le dedicó el gobernador al líder de Pro.

Incluso en el frente interno tuvo Scioli que dar explicaciones: Aníbal Fernández dijo desconocer que el gobernador viajaba a Italia y Cristina Kirchner no lo recibió hasta una semana después.

5. El dólar y la crisis internacional

El dólar blue llegó ayer a cotizar $16,05, un precio histórico que marca el termómetro del apetito por la divisa norteamericana que se vive en el país en tiempos de elecciones y en medio de una crisis internacional por la devaluación de China.

Hay otras luces encendidas en el tablero económico del país, que obligan a Scioli a reformar sus discursos públicos y evitar hablar de una devaluación. El superávit comercial del país se desplomó 75% en julio, es decir, aun antes de que la depreciación del yuan melle la capacidad de compra de China. A su vez, el índice Merval, principal indicador de la Bolsa porteña, se derrumbó anteayer 6,3%, mientras que los bonos públicos sufrieron caídas de 0,9% promedio.

6. Macri y su "troupe" de tuiteros

"Macri y su troupe están detrás de todas estas cosas, los tenemos claramente identificados", se quejó Scioli al denunciar días atrás el uso de tuiteros en las redes para atacarlo. El sciolismo le dio mucha importancia a la acusación e incluso presentó una denuncia formal ante la Dirección Nacional Electoral.

Scioli le endilgó a dirigentes del frente opositor Cambiemos de ser quienes viralizaron en las redes sociales fotos de catástrofes de Centroamérica e imágenes falsas del gobernador y Karina Rabolini en lugares paradisíacos cuando viajaron a Italia.

7. La cadena de Cristina y "Zannini para la victoria"

Scioli tuvo su primer acto con Cristina, tras las PASO, recién el jueves pasado, cuando la Presidenta dio una nueva cadena nacional. El candidato a sucederla "debutó" ese día en uno de los balcones que dan a los patios internos de la Casa Rosada, que la Presidenta ya convirtió en ritual para hablar con la militancia juvenil.

Scioli no habló, pero si escuchó a la jefa de Estado, que recordó el día en que el candidato presidencial le consultó qué le parecía Zannini como su vice. Para sorpresa del ex motonauta, justo cuando Cristina hablaba se desplegó del balcón una bandera que decía "Zannini para la victoria", sin mención a él.

8. Tevez y la pobreza en Formosa

Carlos Tevez le causó un inesperado dolor de cabeza a Scioli cuando en una entrevista televisiva habló sobre la pobreza en Formosa, donde el jugador viajó con Boca. Amigo del delantero y, al mismo tiempo, cercano al gobernador kirchnerista Gildo Insfrán, el candidato presidencial eligió una salida rápida: criticó a Macri.

Las palabras de Tevez, ídolo de Boca y muy popular entre todos los futboleros del país, tuvieron como réplica insultos y descalificaciones. "Villerito europeizado, hijo de puta y podrido de mierda", fueron las palabras que recibió de peronistas formoseños.

Salomónico, Scioli defendió a su par formoseño y evitó hablar sobre Tevez. "He visto las obras y el progreso, los avances de Formosa. Obviamente, hay cosas para mejorar, como también las hay en la ciudad de Buenos Aires. ¿O en la ciudad no hay hoteles 5 estrellas y tenemos villas por todos lados? Hay, que yo sepa, como también hay en otros lugares, como en la provincia de Buenos Aires. Siempre hay cosas para mejorar", aseguró Scioli.

9. Tucumán: incendio de urnas y represión

Hubo urnas quemadas en San Pablo, cerca de la capital de Tucumán
Hubo urnas quemadas en San Pablo, cerca de la capital de Tucumán Fuente: Archivo

Scioli quedó en el medio de la tensión que se vive en Tucumán desde las elecciones. A la quema de urnas el mismo domingo, se sumó la represión por parte de la policía provincial a una manifestación popular, el lunes.

El candidato presidencial kirchnerista viajó especialmente a la provincia para levantar la mano de Juan Manzur, quien ganó los comicios, aunque el opositor José Cano denunció fraude y pidió rehacer la elección.

Ayer, Scioli salió a respaldar también al gobernador José Alperovich y lo desligó de su responsabilidad sobre el accionar de las fuerzas de seguridad: dijo que hubo una "actitud autoritaria de algunos miembros de la policía", pero cargó las tintas sobre la oposición al señalar que "cuando en democracia se pierde no se puede llevar adelante este tipo de acciones".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.