La alegre melancolía de Julieta Venegas

La mexicana se mete con la pena y la política, y le sonríe a su pasado en un disco en el que se respira Buenos Aires
(0)
31 de agosto de 2015  • 15:06

Julieta Venegas - Algo sucede / Sony Music – 3 estrellas

Si con el indietrónico Los momentos, de 2013, Julieta Venegas se despegaba de la propuesta latinoamericanista de la hitmaker del acordeón, en su séptimo disco comienza a escribir un camino de vuelta, o de reconciliación con su propia historia y sonido. Algo sucede la reúne con su habitual productor Cachorro López y reflota su pasatiempo de marcar la línea que une los puntos de la música pop en español con varias de sus generaciones.

El disco abre con la canción "Esperaba" y el estribillo lleva un guiño a Argentina: "Las canciones de Charly sonando en tu casa, me hacían flotar sobre Buenos Aires". La reinterpretación del pasado sobrevuela como tema central. En el primer single, "Ese camino", vuelve a su instrumento predilecto y anuncia: "Aunque mi memoria mienta, traigo una historia en mí/La digo sin darme cuenta, la cuento sin decir". La línea funciona como metacomentario de sus modos compositivos: el manejo del balance entre lo confesional y lo universal, de la tradición y lo nuevo.

Hasta cuando parece aludir a una experiencia personal dolorosa, como en "Buenas noches, desolación" (co-escrita con Ale Sergi), o entra como nunca en el terreno de la denuncia política ("Explosión", un sentido llamado a la acción ante la situación de crisis de violencia y de derechos humanos en México), Julieta mantiene una melancolía optimista, la que se gana con la distancia que da el tiempo.

Por Gabriel Orqueda

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.