Suscriptor digital

Una ex modelo de Playboy salvó a un refugiado sirio de morir en el mar

Sandra Tsilligeridou contó en su perfil de Facebook que disfrutaba de un paseo turístico en su lancha cerca de la isla de Kos, cuando vio a una persona desesperada que le hacía señas para que la rescatara
(0)
2 de septiembre de 2015  • 19:36

ATENAS.- La foto del abrazo entre una turista griega que iba a bordo de una embarcación en el mar Egeo con algunos amigos, y un refugiado sirio agotado por 13 horas de batallas contra las olas, dio la vuelta al mundo y se convirtió en símbolo de los inmigrantes que arriesgan todo por llegar a un mundo mejor.

"Estaba casi inconsciente cuando lo avistamos", contó Sandra Tsilligeridou en su perfil de Facebook, donde publicó la imagen que la muestra en un gesto conmovedor. La mujer protagonista del salvataje, convertida en heroína de las redes sociales, es una ex modelo de Playboy casada con un médico, llamado Dimitri, y madre de tres hijos.

Iba a bordo de una embarcación con su marido y algunos amigos, de regreso de una excursión en la isla de Pserimos, cerca de Kos. La foto la muestra con sombrero de paja y anteojos de sol, mientras estrecha al hombre agotado, envuelto en ropa prestada.

Buscar un remo

El refugiado -llamado Mohamed- había partido de Turquía en una embarcación junto con otros 40 compatriotas, en dirección a Kos, cuando aún en alta mar los traficantes que conducían la nave perdieron un remo.

En ese momento el hombre se lanzó al agua para recuperar el remo, pero debido a las corrientes no logró regresar a bordo. El inmigrante sirio quedó en el agua durante 13 horas y está vivo sólo gracias a un chaleco salvavidas que le arrojaron sus compatriotas.

Luego sobrevivió por la ayuda providencial de los turistas que lo avistaron, al principio confundiéndolo con un buceador y luego haciéndolo subir a bordo de su embarcación de vacaciones para llevarlo a tierra firme.

La foto del abrazo fue compartida, sólo desde el perfil de Facebook de Sandra Tsilligeridou, casi 300 veces y recibió miles de "me gusta", hasta que fue retomada por los medios internacionales.

En una entrevista con la prensa, la mujer contó que cuando su hija de siete años se sumergió en las aguas cristalinas con su máscara, para bucear, "no vio los lindos caracoles habituales, sino ropa de bebé y billetes dispersos en el fondo marino", otro símbolo del drama de los refugiados en el Mediterráneo.

Agencias ANSA y EFE

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?