A tres meses de la marcha "Ni Una Menos", no hubo ningún cambio significativo

Organizadores de la multitudinaria convocatoria aseguraron a LA NACION que sigue sin haber estadísticas oficiales y hay irregularidades en la ley de Protección Integral contra las mujeres; destacan el cambio cultural "reflejado en el aumento de las denuncias"
Florencia Barragán
(0)
3 de septiembre de 2015  • 23:05

El 3 de junio de este año, cerca de 300 mil personas en la Plaza Congreso se manifestaron para pedir políticas contra los femicidios. Sin embargo, a tres meses de la marcha "Ni Una Menos", en la Argentina se sigue asesinando a una mujer cada 30 horas. Continúa sin implementarse la ley de protección integral contra las mujeres, no hay un registro de cifras oficiales y el porcentaje del presupuesto asignado a esta temática es insignificante, según denuncian organizaciones sociales.

"Todo es responsabilidad del Estado. Tienen que proteger a las mujeres, no puede dejar que las maten", aseguró a LA NACION Ingrid Beck, una de las organizadoras de la convocatoria.

"El cambio más fuerte fue cultural, que es lo que suponíamos que iba a tardar más tiempo. El problema tiene mayor visibilización. Ya no se habla de violencia doméstica, sino machista. El tema está en la agenda pública", resaltó la periodista de la revista Barcelona.

Por su parte, Ana Correa, otra de las organizadoras de la movilización, resaltó que "hay más concientización y esto se ve reflejado en el aumento de las denuncias por violencia de género".

Falta de cifras oficiales

Argentina carece de un registro oficial que de cuenta de la cantidad y características de los femicidios. Los datos disponibles son los que produce anualmente, desde el 2009, la Asociación Civil "La Casa del Encuentro". De estos registros surge que 1.808 mujeres fueron asesinadas en la Argentina, desde el año 2008 al 2014, como consecuencia de la violencia machista.

Después de la marcha, se estableció que habrá un registro de femicidios oficial, pero todavía no se llevó a cabo. "Se anunció la creación, pero un sistema de registro va a depender de la Corte Suprema y otro del Ministerio de Derechos Humanos. Deberían unificarse", destacó Ingrid Beck.

Irregularidades en la implementación de la ley

En abril del 2009 se sancionó en Argentina la ley 26.485 "de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales".

Sin bien existe una ley, aún no se ha presentado el Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las mujeres, tal como lo dispone la legislación.

Ana Correa, organizadora de la marcha, dijo a LA NACION que la falta de presentación del Plan Nacional de Acción es la "deuda más grande" tras la multitudinaria marcha.

Por su parte, Ingrid Beck resaltó: "El plan no fue presentado y la solución está lejos. No sabemos ni qué está haciendo Mariana Gras, la presidente del Consejo Nacional de las Mujeres".

Presupuesto escaso

Según el Movimiento Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá), el artículo 43 de la ley dispone que "las partidas que resulten necesarias para el cumplimiento de la presente ley serán previstas anualmente en la Ley de Presupuesto General de la Administración Nacional".

Sin embargo, desde los años 2008 al 2014, el porcentaje del presupuesto asignado al Consejo Nacional de la Mujer representa "una parte insignificante" del presupuesto total nacional, con porcentajes que oscilan entre el 0,0018% y el 0,0040%.

Inclusive con posterioridad a la sanción de la ley, en el año 2009, no se observan incrementos presupuestarios acordes a las nuevas funciones que adquirió el CNM como órgano de aplicación de la ley.

"Estas cifran dan cuenta de la escasa importancia que la problemática de la violencia contra las mujeres tiene en la agenda política y gubernamental actual", aseguró Raquel Vivanco, Coordinadora Nacional de MuMaLá, a través de un comunicado.

30 femicidios en los últimos 3 meses

Según la periodista Ingrid Beck, después de la marcha hubo otros 30 femicidios en la Argentina. El caso más mediático en los últimos días fue el asesinato de Claudia Schaeffer en su casa del country de Pilar por parte del empresario Fernando Farré.

Sin embargo, hubo muchos otros. Horacelia Génesis tenía 16 años y una hija de 7 meses. Su novio, 18 años mayor, la descuartizó y dejó sus restos en distintos barrios de Posadas. Josefina López, de 17 años, fue encontrada decapitada en Concordia. El novio de su tía la descuartizó y la enterró en un descampado.

Estos fueron algunos de los tantos casos de mujeres que fueron quemadas, baleadas, apuñaladas, o asesinadas, la mayoría en manos de sus parejas.

Compromiso político

Tres meses después de la marcha, no fue implementada la ley, ni está el registro de cifras oficiales, ni aumentó el presupuesto asignado. Sin embargo, fuentes consultadas por LA NACION coinciden que además de la concientización social que generó la manifestación, otro de los cambios destacados es el compromiso político.

A través de las redes sociales, los candidatos a presidente los candidatos se comprometieron a tener presente el tema. "No se sabe bien qué van a hacer y cómo, pero al menos se comprometieron", destacaron desde el colectivo #NiUnaMenos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios