Los protagonistas de Historia de un clan, en primera persona

La  familia Puccio, protagonista de la nueva gran apuesta de Sebastián Ortega
La familia Puccio, protagonista de la nueva gran apuesta de Sebastián Ortega Crédito: Prensa Telefé
La serie, que debuta esta noche por la pantalla de Telefe, se sumerge en el raid delictivo cometido por la familia Puccio durante los 80
Martín Artigas
(0)
9 de septiembre de 2015  • 00:22

Esta noche, Telefe tendrá con qué hacerle frente a El Trece: a una semana del estreno de Signos, el canal de San Cristóbal pondrá al aire el primero de los once episodios de Historia de un clan , la serie que se sumerge en el raid de secuestros y crímenes cometido por la familia Puccio durante los años 80.

¿Conseguirá la nueva producción de Underground ganarle en la planilla de ratings al unitario protagonizado por Julio Chávez? Habrá que esperar para saberlo, pero lo cierto es que la factoría de Sebastián Ortega puso músculo y corazón en este proyecto que promete... y mucho. Una de las claves, por cierto, está en la mirada de Luis Ortega, el poco ortodoxo hermano cineasta, que le imprime un fuerte sello desde el relato y desde lo visual. La otra, claro, está en la elección de los actores para ponerse en la piel de estos tan complejos como siniestros personajes.

¿Quién es quién?

Rita Pauls, Chino Darín, Cecilia Roth, Alejandro Awada, María Soldi y Nazareno Casero
Rita Pauls, Chino Darín, Cecilia Roth, Alejandro Awada, María Soldi y Nazareno Casero Crédito: Gerardo Viercovich

Alejandro Awada es Arquímedes Puccio

El patriarca y líder del clan necesitaba de un actor potente para interpretarlo. Y allí estuvo Awada, con su decir y sus miradas, en una labor que no tiene desperdicios. Para él, ponerse en la piel de Arquímides fue todo un desafío: "Lo atractivo era intentar comprender cómo funciona una persona tan oscura, tan compleja, tan siniestra y de qué modo construye un 'yo social' que se ofrecía como un ser amable y hasta respetable. Cómo funciona esa cabeza, cuáles son los resortes, los motores y los deseos. En principio, entendí, como pude, que se trataba de un ser de una gran perversión, un sádico que disfrutaba de adueñarse de las vidas de las personas y, al mismo tiempo, ofrecerse como un hombre noble".

¿Qué recordaba del caso? "Sé que me impactó en su momento, tenía 19 años… Me impactó mucho porque Alejandro era muy reconocido como deportista, como representante de la selección de rugby. Luego, muchos años después, pude comprender el devenir de Arquímedes, que tenía sobre sus espaldas dos o tres hechos criminales durante la Dictadura. Lo interesante también es indagar en cómo funcionaba esa sociedad argentina, donde el secuestro y la desaparición de personas era algo de todos los días", le contó a Personajes.tv.

Cecilia Roth es Epifanía Ángeles Calvo de Puccio

La esposa de Arquímedes es uno de los personajes más enigmáticos de la historia. Y eso porque, si bien nunca se pudo comprobar su participación en el accionar delictivo de parte de su familia, ella funcionó como una pieza clave puertas adentro.

Awada y Roth como Arquímedes y Epifanía Puccio
Awada y Roth como Arquímedes y Epifanía Puccio Crédito: Prensa Telefé

"La veo como una cómplice silenciosa y no tanto. Ella se ocupaba de la situación familiar, de llevar adelante una 'normalidad absoluta' sumada a toda la cuestión religiosa que los regía, porque los Puccio iban a misa todos los domingos y bendecían la mesa todas las noches mientras tenían un secuestrado en el baño del despacho. Creo que su complicidad no pasa por agarrar un arma y pegar un tiro, sino por disfrutar de los beneficios de los actos criminales de su marido", aseguró Roth.

La actriz recuerda que se encontraba recién llegada al país cuando el caso salió a la luz, luego de vivir exiliada durante casi 10 años en España. "A mí me llamó muchísimo la atención, tenía verdadera ansiedad por conocer los hechos. En ese momento, desde mi perspectiva, había una vinculación directa con el final de la Dictadura, con sus desechos y su resaca, y me parece sumamente importante que estemos revisitando todo esto, que tanto la película de Pablo Trapero como la serie coincidan en mirar hacia nuestro pasado reciente", explicó.

¿Cómo fue ponerse en la piel de esta mujer dura y ambiciosa? "Creo que uno siempre parte, desde el personaje que sea, de la premisa de no juzgarlo. De eso se trata actuar: de ir juntando la mayor cantidad de datos posibles para poder crear y entender una línea de pensamiento. Estoy muy agradecida de haber sido elegida para hacer este rol; lo considero como un trabajo bisagra en mi carrera", concluyó.

Chino Darín es Alejandro Puccio

El hijo mayor del matrimonio era un reconocido deportista, que se destacaba en el CASI y tuvo su paso por la selección argentina de rugby. Nunca se declaró culpable, aunque su rol fue clave dentro del clan: funcionó como una perfecta pantalla social para los crímenes que se cometieron.

El Chino Darín interpreta a Alejandro, el hijo conflictuado
El Chino Darín interpreta a Alejandro, el hijo conflictuado Crédito: Prensa Telefé

"Este rol fue un desafío muy importante como actor, un proyecto muy lindo, y un rol para el que tuve que investigar en un aspecto interno desconocido para mí. Creo que eso lo pude hacer gracias a la gente con la que me tocó trabajar", explicó el Chino. "Lo más interesante es cómo Luis se metió de lleno a indagar en la dinámica de esa familia, en un aspecto que es turbio y polémico también, porque todo es discutible en ese terreno. Pero el punto de vista que él plantea es muy poético, casi romántico, y eso contribuye a una mirada desde el morbo, desde eso que nos motiva a querer saber qué pasaba puertas adentro de ese caserón de San Isidro".

En la serie -y, al parecer, en la vida real- Alejandro vivía atormentado por ese rol que lo tocó ocupar y al que no pudo negarse. Esa carga de "negatividad" que le dejaba el personaje no fue muy sencilla de contrarrestar para el actor. "No me suele costar salir de un rol, no soy de esos tipos que se llevan el trabajo a la casa, pero en este caso era muy complicado. Al principio no tanto, porque estábamos todos muy ansiosos y felices por haber sido convocados a este proyecto tan fuerte, pero a medida que nos fuimos metiendo en la historia me descubrí más afectado, sobre todo energéticamente; había como una especie de velo sombrío sobre mis días", confió, un poco en broma y un poco en serio.

Nazareno Casero es Daniel "Maguila" Puccio

Daniel se encontraba viajando por el mundo cuando fue invitado por su padre a regresar a su hogar. Y, aunque en un comienzo no sabe muy bien cuál fue el verdadero motivo del pedido, no demora demasiado en verse incluído en el siniestro proyecto familiar.

"En un principio, mi personaje se encuentra con un mundo que le genera cierta aversión pero después se va dando cuenta que le gusta, que le interesa y que le cabe el zapato de la maldad. Daniel es un poquito trastornado y, de alguna manera, es como el contrapunto de su hermano, Alejandro, que es el que siente culpa. El no, va transitando esta novedad sin cuestionarse, se entrega a los planes de su padre sin chistar", apuntó Casero.

El actor, que no había nacido cuando se descubrió el caso, le contó a Personajes.tv que conocía la historia "muy por encima" a partir de lo que sus padres le habían comentado alguna vez, y que fue Luis Ortega quien lo guió en la búsqueda del personaje.

"Hay muy poco material de 'Maguila', hay pocas fotos, él estuvo mucho tiempo prófugo… Confié mucho en Luis, porque él me transmitió muy certeramente lo que quería, y así fuimos construyendo esas piezas del rompecabezas que faltaban. Sacando la carga negativa de todo lo que pasó, disfruté muchísimo de hacer este papel. Para un actor, poder hacer algo tan lejano a la vida de uno es muy lindo", aseguró.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.