Suscriptor digital

Alice Ripley, de Broadway al Astral

Los Casi normales de la Argentina y Nueva York cantarán juntos
Julieta Rovaletti
(0)
11 de septiembre de 2015  

Es una de las intérpretes del mundo del teatro musical más reconocidas. Deslumbró a todos en Broadway con su interpretación de Diana Goodman en Next to Normal; sin embargo, es tan sencilla y amable que no parece una estrella. Es que la gran Alice Ripley es una visita muy especial que los fanáticos argentinos de Next to normal esperaban desde hace mucho tiempo.

En marzo de 2013 se hizo el primer encuentro de los elencos "casi normales" de Broadway y Buenos Aires, donde sólo cantaron " Light/Luz", la canción final de la obra, en el Lincoln Center de Nueva York. Dos años después, y en un espacio completamente diferente, la reunión "casi normal" vuelve y muy recargada, con un concierto en inglés/español de casi todas las canciones de esta memorable obra de Brian Yorkey y Tom Kitt. Con la marquesina lista en el teatro Astral, los programas con las canciones en ambos idiomas y un Meet & Greet para algunos fanáticos, la capital argentina le da la bienvenida a Ripley, que vino acompañada por Jennifer Damiano, Robert J. Spencer y Louis Hobson, algunos integrantes del elenco original, para hacer Next to Normal & Casi Normales, juntos en concierto. La dirección del show está a cargo de Luis Romero, y los representantes argentinos sobre el escenario son Alejandra Perlusky, Mariano Chiesa, Manuela Del Campo, Matías Mayer y Fernando Dente.

"El encuentro en Nueva York fue increíble, bello. Y hoy estamos de nuevo juntos, así que estoy muy emocionada. Muchas personas soñaron con esto y fue tanta la fuerza que hicimos para que se haga realidad este reencuentro, que lo logramos y estamos aquí", confiesa emocionada Ripley.

Debutó en Broadway en 1993 en Tommy y no bajó del escenario nunca más, siendo parte de grandes puestas como King David, Side Show, Los miserables, Rocky Horror Show, Dreamgirls y, por supuesto, Next to Normal, el protagónico que la consagró con un premio Tony como Mejor actriz de musical. "Probablemente Diana es el personaje más importante del género en los últimos 50 años... o de siempre. Personalmente, impactó positivamente en mí porque crecimos juntas, hicimos juntas esa transición. Estoy muy ansiosa de volver a interpretarla en un escenario diferente", cuenta la actriz.

Quienes tuvieron la oportunidad de disfrutar de Casi normales, sabrán que el personaje de Diana es muy pasional, fuerte y con una energía y emoción muy especiales. Es por esto que Ripley confiesa que para todos los papeles que interpretó siempre necesita descansar bien previamente, tomar mucho té y comer poco, concentrarse y meditar; sin embargo, Diana requiere de algo mucho más profundo. "Necesito estar sola unas horas previas y posteriores a la función. Me toma un tiempo reponerme, es como si me rompiese en mil pedazos y después tuviera que ir recogiéndolos uno a uno. Diana es muy demandante, me pide estar quieta, tranquila, antes de saltar al vacío en cada canción."

Considera que el universo toma la decisión de qué será cada uno en la vida y, para eso, le entrega un don que se puede aprovechar, o no. Sin dudas, Ripley le sacó el jugo a este talento. "Me siento muy cómoda en el escenario, necesito estar ahí porque es algo que impacta en mí y también en otras personas", finaliza la intérprete.

Next to Normal & Casi normales, juntos en concierto

De Brian Yorkey y Tom Kitt

Hoy, a las 20.30, y mañana, a las 22

Astral, Corrientes 1639

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?