Suscriptor digital

Los Sedantes, el lado más oscuro de la música

Sergio Rotman habla del grupo que armó tras un show de Morrissey y que, cada tanto, vuelve a la actividad
Alejandro Lingenti
(0)
11 de septiembre de 2015  

Sergio Rotman no se queda quieto. Es parte fundamental de Mimi Maura y El Siempreterno, no desactiva del todo Cienfuegos, está a las órdenes para cualquier compromiso que se presente con Los Fabulosos Cadillacs... Y acaba de resucitar a Los Sedantes, un proyecto que nació hace unos diez años, después de un show de Morrissey. En aquel momento, luego de componer algunos temas de pura cepa dark, Rotman llamó al recordado Horacio "Gamexane" Villafañe para que se sume a una banda que tuvo una vida intermitente, pero llegó a grabar un disco, Post Mortem, en 2007. Además de Sergio y Mimi, hoy y el 25 de septiembre, a las 21, subirán al escenario de Boris Club (Gorriti 5568) Álvaro Sánchez y Dante Clementino, integrantes originales del grupo. "Y el espíritu de Gamexane -aclara Rotman-. En el show del año pasado estábamos tocando un tema y llegó la parte en la que él hacía un solo: ahí se rompió el pie del teclado donde estaba apoyada la caja de ritmos. Es creer o reventar. Llevo hechos unos tres mil shows en mi vida y nunca me pasó algo así. Tengo un gran recuerdo de lo que hizo Horacio en el disco: yo se lo entregué en blanco y negro, y él lo pintó con un montón de colores. Terminé sacando las guitarras que había grabado yo."

Hasta ahora, Los Sedantes han tocado esporádicamente. "La idea es ir armando shows en lugares donde no se puede tocar con batería -dice Rotman-. Es una música de clima muy ochentoso, pero no tipo Prince. Es un sonido netamente oscuro, con una caja rítmica sin cortes ni breaks, muy monocorde, hipnótica, en la cuerda de bandas como Cabaret Voltaire. Tengo un gran fanatismo por lo que pasó en la música entre el 77 y el 84, hasta que apareció la Lexicon en los estudios y los discos se llenaron de cámaras, reverbs y compresoras de tambores. Los que no tenían guita para grabar en esos estudios, como The Gun Club, R.E.M. o The Birthday Party, zafaron: ¡eran los que mejor sonaban!"

Después de vivir más de seis años en Puerto Rico, Rotman y Mimi están instalados en Buenos Aires, aunque el recuerdo de la vida en San Juan es inmejorable: "De Puerto Rico me gusta todo. Volvimos porque acá hay gente muy interesada en nuestra música. Pero siempre quise estar allá, no tanto por el mar, sino porque hay una cultura de bares y clubes de rock and roll increíble. Es la escena más brillante que conozco. Bandas como Cultura Profética y Calle 13 salieron de lugares pequeños con el CBGB: los músicos y el público son lo mismo, no hay groupies, aduladores ni estrellas. Sabés que no vas a ganar plata con tu grupo, entonces sólo te importa la música. Eso es lo mejor que hay".

Por otro lado y a su manera siguen activos Los Fabulosos Cadillacs. Este año harán un show en México, en noviembre próximo, y ya estuvieron en Chile, pero no hay ningún show anunciado en Buenos Aires. Según Rotman, las decisiones del rumbo que sigue la banda tienen un claro ideólogo: "Admiro la forma en la que Vicentico maneja los tiempos. Hago lo que él diga. Si un día viene y pide que hagamos un disco con ruidos, lo hago sin preguntar. Difícil que se equivoque".

En los últimos años, la banda se reunió para dar conciertos, pero no para trabajar en material nuevo para editar otro disco, un tema pendiente, según Rotman. "Creo que la idea de un disco nuevo es muy tentadora, así que es probable que suceda -se anima a pronosticar-. No siento decadencia ni incomodidad en la banda. Estamos súper bien y en un camino que elegimos nosotros."

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?