Iniciación en clave negra

Sobre New Pompey, de Horacio Convertini
Graciela Melgarejo
(0)
13 de septiembre de 2015  

La obra del periodista y escritor Horacio Convertini oscila entre la literatura infantil –de hecho, ganó el premio Sigmar por su novela Terror en Diablo Perdido– y el policial negro, género en el que también cosechó honores: por La soledad del mal, el I Premio Internacional de Novela Negra y Policial Azabache, y por El último milagro, el premio Extremo Negro en BAN! 2013.

Esta "doble personalidad" como autor ha dado ahora a luz New Pompey. La escritora Gabriela Cabezón Cámara, en el texto de contratapa, la describe como "la nueva novela-tango del siglo XXI" y su frase resulta una buena aproximación a esta narración que tiene tanto elementos tradicionales como nuevos para un policial argentino: la infancia en una Pompeya oscura y muy arltiana (Convertini nació en Nueva Pompeya en 1961), el primer amor, la amistad varonil, la condición homosexual del protagonista, el barrio y sus historias de eternos perdedores.

Cali, narrador-protagonista, vuelve a ese barrio, a la casa paterna, y todo le es ajeno y lejano y asfixiante como puede ser un lugar en el que acaba de morir la madre. El renacimiento, si es que hay un renacimiento para Cali, no parece el más prometedor. Menos, porque en ese mismo momento vuelve el pasado bajo la figura de su más íntimo amigo, el Chino Reilly, y todos los fantasmas de una niñez vivida entre secretos y la necesidad de demostrar una "hombría" fingida, a la manera de su padre, boxeador frustrado.

Planteado el sórdido escenario de New Pompey, Convertini va desarrollando una historia muy porteña, hecha de silencios y de rechazos, de hipocresía y de tristezas, que al mismo tiempo es una novela de iniciación y, además, también es una historia policial, con personajes secundarios y marginales, con policías y con una muerte, como corresponde. Tanto Cali como el Chino, ese amigo que irrumpe una y otra vez en su vida para cambiarle el rumbo, son personajes muy bien trabajados, desplegados en todos sus matices y contradicciones, y en la aceptación final del uno por el otro, querido pero distinto.

New Pompey exige un lector atento a una prosa despojada y a una trama que se va desarrollando con idas y venidas al pasado y al presente, sin concesiones fáciles a la ternura de los recuerdos de infancia. Ni la relación con los padres, ni la relación con los amigos, ni siquiera la relación con el amor serán fáciles para Cali, que emerge hacia el final como un héroe extraño que ha pasado las mil pruebas que se le pedían para ser él mismo.

NEW POMPEY

Por Horacio Convertini

Del Nuevo Extremo

160 páginas

$ 170

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.